Mafe Lovatón Espinel

A menos de una semana del inicio de los que se llevarán a cabo del 1 al 15 de octubre, una denuncia de la nadadora nacional Jessica Cattaneo prende las alarmas y nos hace chocar con la dura realidad: nuestros atletas no cuentan con lo mínimo indispensable en el día a día para competir.

La nadadora dio a conocer a través de sus redes sociales que la solo les incluía en su pasaje para ir a Asunción un carry on de 10kg, pero si necesitaban llevar una maleta en bodega, cada deportista tenía que asumir el gasto de 110 dólares. “Vengo a contarles una situación para que sepan los altibajos que pasamos los deportistas y cómo hacer deporte en nuestro país es realmente por amor al arte”, comentaba a través de sus historias de Instagram.

Cattaneo además comentó que la Federación no les cubre los gastos mensuales y/o anuales que implican viajes, fisioterapias, hidratación, suplementación, trajes de competencias, entre muchas otras cosas que deben asumir personalmente cada uno. Ahora para los Juegos Odesur se les pide que hagan un pago extra para una maleta que deben llevar con materiales deportivos para representar al país. “Lo que están haciendo es ir en contra de un principio básico y no es nada justo”.

Asimismo, cuenta que ella y sus compañeros de selección le han traído muchas medallas al Perú en los últimos años y a pesar de eso no reciben el apoyo necesario, ni por parte del ni del . “No pedimos mucho, pedimos respeto”, finaliza la atleta.

Sus palabras generaron revuelo e indignación por parte de los fanáticos del deporte y de los atletas de diversas selecciones que se solidarizaron por lo contado por Jessica Cattaneo, alegando que ellos han pasado por lo mismo: la falta de apoyo al deportista.

Una de las primeras en pronunciarse al respecto fue María José Ccoyllo, atleta de natación artística. La joven nacional comentó que en su disciplina la falta de apoyo por parte de la Federación Peruana de Natación es recurrente y no es la primera vez que pasa. “Para los Juegos Bolivarianos vivimos una situación similar donde no nos compraron maleta en bodega y entre las 14 chicas que viajábamos compramos una para llevar nuestros implementos de entrenamientos y competencias”. Tras el reclamo, la federación finalmente les reembolsó ese dinero, pero ellas tuvieron que pagarlo sin saber si iban a recibir esa devolución.

Asimismo, comentó que tanto para ese evento deportivo como ahora para los Odesur deberá recurrir a pedirle a atletas de otros deportes que las ayuden a llevar sus cosas porque el espacio no es suficiente. “Tuve pedirle a mi enamorado que es parte de la selección de gimnasia que me lleve mis cosas porque no me alcanzaba el espacio y otras compañeras hicieron lo mismo pidiendo a amigos de otros deportes que lleven sus cosas”, cuenta bastante apenada.

“Como deportistas estamos tristes e indignados, nos sentimos impotentes porque no hay nada que podamos hacer al respecto. Siento que nos quejamos sin parar y la federación hace de oídos sordos”, dice Ccoyllo. Pese a sus intentos de establecer una buena comunicación con la Federación la atleta nos dice que reciben respuestas cortantes y les dan más problemas que soluciones. La situación es realmente agotadora.

¿Por qué la selección masculina de waterpolo no participará en Asunción 2022?

La selección masculina peruana de waterpolo consiguió la medalla de bronce en los hace unos meses, ahora este equipo no viajará a los Juegos Odesur Asunción 2022 ya que la Federación Peruana de Natación les indicó que cada deportista debía costearse el viaje.

A través de un comunicado enviado a los clubes afiliados de se les hizo saber que los atletas que quisieran participar en el evento deportivo deberían pagar su pasaje y su seguro, por ende, la estadía, alimentación y todo lo que implicaba. Este hecho causó indignación entre los seleccionados nacionales que se negaron a aceptar estas condiciones por lo que ninguno viajará para participar de los Juegos.

“Estamos muy molestos y tristes. Dinero había, pero no para el waterpolo”, nos comenta Jefferson Pinedo, seleccionado nacional que forma parte del Club Deportivo Campo de Marte y uno de los veteranos del equipo. Una vez más, no es la primera vez que una situación así sucede.

Pinedo nos cuenta que la selección de waterpolo no cuenta con una piscina para entrenar como equipo que la Federación les dé. “Para los Juegos Bolivarianos nosotros tuvimos que entrenar en la piscina del Regatas gracias a que los papás pidieron y solicitaron poder entrenar ahí”.

Jefferson, junto a Eduardo Grández, es de los que más años llevan en la selección. Acepta que ahora el equipo cuenta con muchos jóvenes que ante este poco apoyo se ven más interesados en jugar por sus clubes que por la selección. Así de grave es el asunto.

“Nosotros podríamos costearnos el viaje a los Juegos Odesur pero no lo merece por una Federación que nos está dejando de lado por completo”, cuenta bastante indignado. Pinedo y sus compañeros están en plena lucha para sentar un precedente y que en el futuro esto no vuelva a suceder.

Nos comunicamos con el área de prensa de la Federación de Natación y ante la consulta sobre las denuncias y reclamos de sus deportistas y nos comentaron que todo estaba solucionado. Jessica Cattaneo pudo corroborar esta información, asegurando que había conversado con los encargados del tema. Esperamos que, así como esta situación ha sido solucionada para la selección de natación, también lo sea para nuestros representantes de natación artística y waterpolo.

¡PARTICIPA EN LOS #PREMIOSDT!

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más