La deportista repitió la medalla ganada en Río 2016. (Foto: AFP)
La deportista repitió la medalla ganada en Río 2016. (Foto: AFP)
Redacción EC

Luego de superar sus problemas de salud, la gimnasta de nacionalidad estadounidense Simone Biles retornó a la competencia en los Juegos Olímpicos Tokio 2020, ganando la medalla de bronce.

Con sus problemas psicológicos que anunció ella y su federación, la deportista logró sobreponerse a esos problemas y pudo participar en la última final de la gimnasia femenina. La también china Tan Xijing logró la plata.

La estadounidense, que ya se había llevado el bronce en Rio-2016 en este mismo aparato, repite podio cinco años después tras lograr una puntuación de 14,000, lejos de la joven Chenchen, que recibió 14,633 puntos, y de Xijing (14,233).

El bronce endulza la dura semana de Biles, desde que la estrella más esperada de estos Juegos se retirara en la final del concurso general por equipos para sorpresa de todos.

Biles ha lidiado desde entonces con una pérdida de confianza y un fenómeno de pérdida de referencias en el aire, que la llevaron a retirarse de cuatro finales para las que también estaba clasificada.

Ese fenómeno de “pérdida de figura” que hace que el gimnasta pierda sus referencias en el aire es especialmente problemático para las acrobacias hacia atrás que impliquen giros, según los especialistas.


SUSCRÍBETE A NUESTRO CANAL DE YOUTUBE