La selección peruana jugará con Brasil este domingo a las 3:00 p.m. en el Maracaná. (Foto: FPF).
La selección peruana jugará con Brasil este domingo a las 3:00 p.m. en el Maracaná. (Foto: FPF).
Pedro Canelo

Esta emoción ya la conoces. Noviembre 2017 y ahora julio del 2019. Era el mismo color de la camiseta, los mismos jugadores. El mismo grito. Tres goles para perder la voz, tres gritos unidos al abrazo sincero. Veinte meses después, en el Arena do Gremio de Porto Alegre, nuestra selección nos hizo recuperar la memoria.

► 
► 

Porque extrañábamos esa solidaridad colectiva, esa concentración, ese desgaste y compromiso. Extrañábamos que esas once camisetas blanquirrojas nos hagan tocar la gloria. Perú le ganó 3-0 a Chile y clasificó a la final de la Copa América después de 44 años. Hoy, como el 2017, recordamos que siempre vale la pena esperar. Así sean 36 años para un Mundial, así sea casi medio siglo para una final continental.

Fue un partido inteligente y con doble esfuerzo de Perú. Ricardo Gareca ya conoce mucho a Chile, lo ha enfrentado cuatro veces durante su proceso. Era clave marcar a presión adelante y esperar el error para hacer daño. Con paciencia pero sin descuidos, la Blanquirroja comenzó a buscar espacios. Y primero tuvo que reaparecer esa sociedad por las bandas: para el ataque y para defender.

Christian Cueva recuperó las ganas de encarar, recuperó la confianza y a los 21 minutos sacó un centro peligroso que rebotó en el centro del área chilena. Edison Flores, con ferocidad y cálculo, acomodó la pelota en el fondo. Era el momento, Perú, los primeros treinta minutos fueron suficiente para imaginar una gran noche.

Como para hacer más simbólico este triunfo inolvidable, fueron tres íconos de este proceso con Gareca los que aparecieron con gol. Yotún, el volante pensante; Flores, un señalado por el gol y Paolo Guerrero, el capitán presente.

Pedro Gallese ha sido titular en casi todo el proceso de Ricardo Gareca. (Foto: FPF).
Pedro Gallese ha sido titular en casi todo el proceso de Ricardo Gareca. (Foto: FPF).

André Carrillo, que empezó la Copa América siendo suplente, volvió a su versión mundialista y también apareció para el segundo tanto. El extremo del Al Hilal sacó de su sitio al golero Arias y le cedió la opción de gol a Yoshi Yotún. El volante exhibió técnica y frialdad para sellar el 3-0. Perú trataba con elegancia la pelota hasta para definir sus goles.

Solo los primeros diez minutos del segundo tiempo fueron asfixiantes con un Chile insistente. Allí también apareció Pedro Gallese como hombre invulnerable y sin margen de error. El '1' nacional cerró el arco y exhibió todas sus fortalezas en la hora más urgente. Atajar de esa manera es otra manera de cantar un gol. Incluso se apareció para adivinarle el tiro penal a Vargas. Hizo todo bien.

La hinchada peruana ha salido a festejar a las calles por esta clasificación a la final de la Copa América. (Foto: Hugo Pérez).
La hinchada peruana ha salido a festejar a las calles por esta clasificación a la final de la Copa América. (Foto: Hugo Pérez).

Ante Chile apareció otra vez el equipo. Perú le demostró al rival del sur que importa siempre el colectiva. Que las estrellas no son solitarias. Los últimos minutos en Porto Alegre fueron a ritmo de vals peruano. Sutileza y estética en el toque, en el cuidado de la pelota y en ese pase lleno de elegancia a Paolo Guerrero.

El 'Depredador' tenía que protagonizar el último acto de esta película que vamos a reproducir en la mente hasta que nos vayamos de este mundo. Hay que ponerle un nombre ficticio. Que sea "La noche perfecta". Así la recordaremos siempre, como una cinta apta para todos y con final feliz.

No te pierdas

No te pierdas