Los balcones o terrazas, como ofrece el proyecto El Olivar de Desarrolladora, serán uno de los atributos que más demandarán los compradores en la era poscoronavirus. Un cambio que se verá en más de un proyecto inmobiliario residencial de ahora en adelante, según Antonio Espinosa.
Los balcones o terrazas, como ofrece el proyecto El Olivar de Desarrolladora, serán uno de los atributos que más demandarán los compradores en la era poscoronavirus. Un cambio que se verá en más de un proyecto inmobiliario residencial de ahora en adelante, según Antonio Espinosa.
Elida Vega

El lunes 11 de mayo, en el día 57 del estado de emergencia, alrededor de 208 empresas quedaron autorizadas para reanudar sus actividades laborales, esta vez en medio de una “nueva normalidad” que las ha obligado a “repensar” la forma de trabajar que tenían antes de la era coronavirus y así disminuir los niveles de contagio entre sus colaboradores.

MIRA: Sector inmobiliario: los retos que enfrenta uno de las actividades más golpeadas por la cuarentena

Para empezar, tanto Comunal como WeWork, los dos principales protagonistas del mercado de espacios colaborativos, han coincidido en la necesidad de preservar sus espacios con avanzados estándares de limpieza e higiene.

Mientras en Comunal, su cofundador y gerente general , ha adelantado que estas primeras medidas serán complementadas con la medición de la temperatura en el ingreso de las oficinas, en WeWork refieren que para garantizar ambientes seguros vienen adaptándose para proporcionar un equilibrio entre flexibilidad, conexión y espacio personal, siguiendo –claro está– las regulaciones de los gobiernos locales.

MIRA: SBS prorroga plazo para realizar el protesto de los títulos valores

Al igual que en Comunal, Sandeep Mathrani, CEO de WeWork, sostiene que también se están enfocando en el rediseño y distribución de las áreas comunes y los puestos de trabajo manteniendo una distancia física apropiada entre colaboradores y otros miembros.

“Al ser un espacio colaborativo de trabajo, la redistribución de las áreas comunes es esencial y han sido modificadas con intercalación de asientos y reduciendo la ocupación, con lo que una disposición de cuatro asientos se convertirá en uno de dos”, asegura tras señalar que para evitar la aglomeración en los ‘community bars’ –espacios que al servir de recepción, son de alto tránsito– han colocado adhesivos en el piso que indican distancias recomendadas.

MIRA: Cambio de giro de negocio: Conozca las actividades que se podrán desarrollar presentando declaración jurada

En el caso de las medidas de higiene que vienen aplicando, el ejecutivo afirma que con el objetivo de lograr una mayor sanitización, cuentan con señalética orientativa de normas de higiene para reforzar los estándares de limpieza y protocolos sanitarios, pero también cuentan con dispensadores de jabón automáticos y de toallas absorbentes.

Las áreas comunes al interior de los edificios 'coworking' están siendo modificadas y señalizadas para fomentar el distanciamiento profesional como parte de la "nueva normalidad" durante la era poscuarentena. (FOTO: WEWORK)
Las áreas comunes al interior de los edificios 'coworking' están siendo modificadas y señalizadas para fomentar el distanciamiento profesional como parte de la "nueva normalidad" durante la era poscuarentena. (FOTO: WEWORK)

Y aunque por ahora, se trata de medidas que WeWork ha adoptado en los ocho edificios que forman parte de su portafolio en nuestra capital, por estos días Comunal –según Ernesto De Olazával– está trabajando en cómo deberían ser los nuevos Comunales en un futuro cercano.

¿Y LAS VIVIENDAS?

Pero, así como los espacios de trabajo han empezado a reconfigurarse para hacer frente a la era poscuarentena, lo mismo sucederá con los edificios de viviendas, por lo que la seguridad sanitaria y la innovación tecnológica serán dos tendencias fundamentales que irán de la mano en el sector inmobiliario residencial.

Y, debido a que el consumidor buscará reducir la posibilidad de contagio a toda costa, evitando salir de casa y extremando los cuidados en sus actividades cotidianas, Antonio Espinosa, gerente general de Inmobiliaria Desarrolladora, avizora un incremento en el equipamiento tecnológico de los edificios.

“Veremos ascensores más espaciosos e inteligentes, puertas automáticas con sensores, construcciones con materiales más lisos y fáciles de limpiar, sistemas de inteligencia artificial que reducirán el contacto de las personas con las cosas, entre otros atributos”, añade.

Pero, debido a que tras cerca de ocho semanas de confinamiento, muchas personas han descubierto que sus viviendas no tienen lo que su familia necesita, las nuevas edificaciones tendrán que proporcionar a sus ocupantes más zonas abiertas y áreas comunes espaciadas y exclusivas, que les permitan estar en contacto con el exterior y hacer sus actividades del día a día.

Los nuevos proyectos residenciales tendrán que proporcionar a sus ocupantes más zonas abiertas y áreas comunes espaciadas y exclusivas, que les permitan estar en contacto con el exterior y hacer sus actividades del día a día. (FOTO: ACTUAL INMOBILIARIA)
Los nuevos proyectos residenciales tendrán que proporcionar a sus ocupantes más zonas abiertas y áreas comunes espaciadas y exclusivas, que les permitan estar en contacto con el exterior y hacer sus actividades del día a día. (FOTO: ACTUAL INMOBILIARIA)

En ese sentido, el ejecutivo y especialista en temas inmobiliarios, advierte que por razones como esas, en Lima Moderna –por ejemplo– se podría incrementar la demanda de departamentos que cuenten con balcones o terrazas propias, mayor luz natural, depósitos más amplios, vistas privilegiadas, equipamiento exclusivo incorporado en las viviendas como zona de parrilla y áreas comunes como zonas para el teletrabajo.

Tomando en cuenta que el teletrabajo parece haber llegado para quedarse, Antonio Espinosa considera que esa será una razón para que los futuros compradores opten por “edificios en zonas céntricas y cercanas a negocios esenciales a los que puedan llegar a pie”.

Con algunos proyectos de oficinas en su portafolio, la cabeza de Desarrolladora indica que en este caso, la tendencia se encamina hacia las oficinas boutique ubicadas en zonas accesibles al transporte, restaurantes y negocios de primera necesidad como supermercados y farmacias.

“La búsqueda de áreas comunes jugará un papel fundamental y decisor. Más salas de reuniones, pero para menos personas, estacionamientos amplios, comedores y terrazas, se mantendrán en la mira de los consumidores. Eso será, sin duda, un factor fundamental que potenciará la venta de proyectos inmobiliarios que incrementen la demanda de oficinas boutique y espacios ‘coworking’ fomentando el teletrabajo”, concluye.

El Comercio mantendrá con acceso libre todo su contenido informativo sobre el coronavirus.

____________________________________________

¿Qué es un coronavirus?

Los coronavirus son una amplia familia de virus que pueden llegar a causar infecciones que van desde el resfriado común hasta enfermedades más graves, que se pueden contagiar de animales a personas (transmisión zoonótica). De acuerdo con estudios, el SRAS-CoV se transmitió de la civeta al ser humano, mientras que el MERS-CoV pasó del dromedario a la gente. El último caso de coronavirus que se conoce es el covid-19.

En resumen, un nuevo coronavirus es una nueva cepa de coronavirus que no se había encontrado antes en el ser humano y debe su nombre al aspecto que presenta, ya que es muy parecido a una corona o un halo.