¿Qué competencias ejecutivas debe tener el Primer Ministro?
¿Qué competencias ejecutivas debe tener el Primer Ministro?
Elida Vega

Entre bromas y risas, Pedro Pablo Kuczynski (PPK), presidente electo del Perú, ha dicho que su futuro será un hombre “joven, independiente y gordito”, luego agregó que tenía “pelo verde, aretes y toca guitarra”. Pero, más allá de  su respuesta, lo cierto es que tratándose de uno de los cargos públicos más importantes, el nombramiento de quien sería el jefe del Gabinete del futuro gobierno concita la atención de todos los peruanos y es bueno saber qué debe tener.


Y es que lejos del talante político que debería tener quien resulte elegido, las competencias del próximo primer ministro no deben resultar ajenas al cargo, sobre todo –como señala Ernesto Rubio, gerente general de ERIRonald– porque la fuerza política de oposición es mayoría en el Congreso y, por ende, “será necesario gobernar vía acuerdos y alianzas” con miras a lograr el desarrollo del país.

En ese sentido, ERIRonald considera que el futuro jefe del Gabinete de PPK debe contar con tres competencias para ejercer su cargo: las de dominio personal, las de dominio estratégico y las de dominio ejecutivo.

“Esas competencias son importantes porque, haciendo un paralelo con lo que sucede con el sector privado, va a ser el CEO del país, aquel que va a lidiar con miles de personas, multiculturalmente, cosa que no es fácil para cualquiera”, refiere.

Competencias
Sobre las competencias de dominio personal, ERIRonald explica que en ese grupo confluyen todas las relacionadas con las habilidades sociales, interpersonales y de eficacia personal. Así, el futuro primer ministro debiera estar capacitado para formar coaliciones, cultivar relaciones políticas y forjar confianza. Pero, también debería lograr esa empatía multinivel que le permita adaptar la comunicación a las necesidades de la audiencia multisectorial, a lo que se suma la capacidad de negociación para salir airoso de los conflictos.

En el caso de las competencias de dominio estratégico, Rubio considera que estas son importantes porque ayudan a crear valor para el país, para las regiones y para las comunidades en las cuales impactarán sus acciones. Así, el tener un conocimiento profundo del país, el establecimiento de metas,  el desarrollo estratégico de las relaciones con otros partidos y el tener como foco a la población con menores recursos deben formar parte de este grupo de habilidades.

Finalmente, en el caso de las competencias de dominio ejecutivo, aquellas que ayudan a establecer prioridades estratégicas, la orientación por resultados, la excelencia técnica, la capacidad para solucionar problemas y el fomento de la responsabilidad y el compromiso serán características más que fundamentales en el nuevo jefe del Gabinete. 

Tomando en cuenta lo dicho, ¿quién está en capacidad de levantar la mano y sentirse el abanderado? Por lo pronto, el propio PPK ha aclarado que recién el 10 de julio revelará el nombre. 

¿Quién será el elegido? 
 De los nombres que se barajan como candidatos, para Ernesto Rubio, el ex ministro Fernando Zavala reúne todas las condiciones para convertirse en nuevo jefe del Gabinete. “Ha sido pupilo de PPK, tiene capacidad de surgimiento, don de gente, experiencia y es honrado”, anota.