"Hemos hecho una carta de platos y comida típica de México, porque lo que buscamos es no sacar a las personas de su zona de confort", afirma Carlos Andrade, CEO de Manzana Verde (Foto: Manzana Verde)
"Hemos hecho una carta de platos y comida típica de México, porque lo que buscamos es no sacar a las personas de su zona de confort", afirma Carlos Andrade, CEO de Manzana Verde (Foto: Manzana Verde)
Redacción EC

"El crecimiento y nuestra visión está enfocada en el número de usuarios activos. Por eso decidimos venir a ", sostiene Carlos Andrade, CEO de Manzana Verde, la de comida saludable nacida en el Hub UDEP, la incubadora de negocios de la Universidad de Piura, el año pasado.

La decisión de partir a la plaza azteca no es fortuita. En efecto, el emprendimiento - que para empezar ofrece en la web al cliente la posibilidad de evaluar su requirimientos calóricos y, luego, planes de membresías de menúes saludables semanales y mensuales (tres opciones de plato por día) - se ha ido a México a hacer, como se suele decir, su "América".

"Tenemos claro que en el Perú muy probablemente podamos llegar entre 5 mil y 10 mil usuarios activos en los próximos años. Pero nuestro público objetivo se encuentra en grandes metrópolis", refiere.

Con solo ocho meses en operaciones, 1.300 usuarios activos, seis restaurantes en el Perú, 100 usuarios activos y 1 restaurante en México, los objetivos de la startup de corto y mediano plazo son ambiciosos. Según Andrade, la meta global hacia el cierre del 2020 es contar con 10 mil usuarios activos y 50 restaurantes, para lo que prevén iniciar operaciones en Guadalajara y Monterrey. En ventas, buscan pasar de una facturación mensual actual de US$70 mil a US$700 mil en el mismo plazo.

Con esas cifras trazadas, la startup busca cumplir con los objetivos de la última ronda de inversión en la que participaron, que les permitió recaudar US$150 mil. Y así, dar su próximo paso: alcanzar una serie "A" de inversión, que supone acceder a una nueva ronda de US$1 millón para seguir ampliando sus operaciones. “Luego, ver un siguiente paso, que sería Brasil. Nuestro mapa de expansión está en el Perú, México y Brasil”, afirma Andrade.

El emprendimiento cuenta con su propia flota de repartidores, que operan en sus horas "muertas", explica Andrade. (Foto: Manzana Verde)
El emprendimiento cuenta con su propia flota de repartidores, que operan en sus horas "muertas", explica Andrade. (Foto: Manzana Verde)

DIGITALIZAR LOS MENÚES

Para Andrade, el principal reto que enfrentan hoy es la fidelización de los restaurantes de menú, que entrenan durante un mes para poder ser parte de la “red” de Manzana Verde. “La propuesta de valor para los restaurantes está clara: que haga pedidos recurrentes de 150 a 250 platos al día, [con] un margen menor al que ganarías en tu restaurante, pero que es fijo y lo trabajas en horas en las que no tienes ventas”, explica sobre el modelo de alianza. Sobre las horas de operación, señala que los restaurantes trabajan entre las 6 y 9 de la mañana, con recetas estandarizadas.

En ese sentido, explica que el desafío actual es acelerar el proceso de inducción, que supone adoptar la propuesta de producción y calidad. Además de cumplir con requisitos de equipamientos, espacios y limpieza, esta implica respetar los volúmenes y calorías de cada uno de los tres platos que ofrecen por día, que vale la pena señalar, no se repiten durante dos meses. "Es algo que venimos desarrollando todavía, un método para adquirir y entrenar mucho más rápido a los restaurantes", explica Andrade.

Un próximo reto será pasar de operar el negocio en una plataforma de página web progresiva a una servicio por aplicativo, a la que el cliente pueda acceder desde su celular, comenta el ejecutivo de 27 años. “En el futuro es probable que haga sentido migrar a una aplicación, pero con un modelo de crecimiento ya validado en México”, sostiene.