Empresas de Estados Unidos, Hong Kong y Canadá han puesto la mira en las firmas peruanas de tecnología y telecomunicaciones, los subsectores más activos.
Empresas de Estados Unidos, Hong Kong y Canadá han puesto la mira en las firmas peruanas de tecnología y telecomunicaciones, los subsectores más activos.
Leslie Salas Oblitas

Aunque a paso lento, las fusiones y adquisiciones empresariales en el Perú han continuado y en especial las operaciones consideradas inbound, es decir, empresas extranjeras que adquieren compañías peruanas.

Precisamente, hasta marzo del 2021 estas han reportado más de US$ 815 millones en 18 operaciones (25% menos que en similar periodo de 2020), según la plataforma Transactional Track Record (TTR). Estados Unidos, Hong Kong y Canadá han puesto la mira en empresas peruanas de tecnología y telecomunicaciones, los subsectores más activos.

Y pese a que estas transacciones se han frenado en abril, ante la incertidumbre política, se prevé retomen el ritmo pasado el 28 de julio próximo, ya establecido el nuevo Gobierno, dice Walter Aguirre, socio principal de Aguirre Abogados y Asesores.

Pero ¿qué se debe tener en cuenta para concretar una operación inbound? y ¿qué requisitos básicos cumplir para ello? El especialista comenta que cuando las empresas entran en un proceso de compra, lo primero que hacen es firmar un acuerdo de entendimiento, que es el que dictará las pautas a realizarse para la revisión de la compañía target, que el extranjero quiere comprar.

Independientemente de la valorización de la compañía, señala que el inversionista extranjero tendrá que revisar (due diligence) que la empresa como tal no tenga contingencias asignadas en el transcurso de sus operaciones, como aspectos legales que tienen que ver con los accionistas, los gravámenes que hay en las acciones, la propiedad de la compañía, los bienes tangibles como intangibles, procesos judiciales, licencias y/o autorizaciones, entre otros.

De otro lado, se tiene que verificar también que la empresa target haya cumplido con todas sus obligaciones formales y de fondo (verificar el cumplimiento de contratación de trabajadores, los convenios colectivos, el pago de las gratificaciones legales, pago de CTS, vacaciones, etc.) .

ASPECTOS FINANCIEROS

Otro punto importante a valorar es el tema contable financiero, porque la situación patrimonial de una compañía se encuentra enfocada en los estados financieros (estado de resultados).”Se tendrá que revizar que estos sean exactos, que no existan variaciones significativas en las principales cuentas de los estados mencionados, validar la calidad y recuperabilidad de los activos, que no hayan pasivos subvaluados o que estén omitidos”, detalla.

Como parte del due diligence, menciona que se debe tomar en cuenta que la empresa target haya calculado y pagado todos sus impuestos y compromisos vinculados a una serie de normas creadas por el COVID-19 como la suspensión perfecta de labores, la refinanciación de deudas tributarias, fraccionamientos y postergaciones de pago de impuesto y de préstamos como FAE-Mype o Reactiva, entre otras.

Aguirre explica que las empresas que han accedido a Reactiva, por ejemplo, tienen que comunicar al banco en un plazo de cinco días cualquier movimiento que afecte el pago del préstamo, que disminuya el valor de los activos y comprometa el dominio de los accionistas sobre los activos de la compañía, independientemente de que exista una garantía por parte del Estado.

Además, señala que el comprador extranjero de una empresa peruana deberá tener cuidado con el manejo de datos personales de los clientes por las normas de exposición de los consumidores, ya que no podrá manejar la información sin que antes todo este inscrito en el registro de banco de datos personales del Ministerio de Justicia.

El abogado recuerda que, ese podría ser un buen momento para comprar toda vez que todavía no entra en vigencia la Ley de Control Previo de Operaciones de Concentración Empresarial y falta que se modifique el reglamento ROF de la ley de Indecopi.