El cobre, que se utiliza en los sectores de la energía y la construcción, cayó la semana pasada a su nivel más bajo en cinco meses, ya que las agresivas apuestas por la subida de tasas en Estados Unidos y el confinamiento en China hicieron temer una desaceleración. (Foto: Bloomberg)
El cobre, que se utiliza en los sectores de la energía y la construcción, cayó la semana pasada a su nivel más bajo en cinco meses, ya que las agresivas apuestas por la subida de tasas en Estados Unidos y el confinamiento en China hicieron temer una desaceleración. (Foto: Bloomberg) / Bartek Sadowski
Agencia Reuters

Los precios del cobre subían el martes, ya que la relajación de las medidas de confinamiento en el principal consumidor de metales del mundo, China, avivaba las esperanzas de una mejora de la demanda, mientras que algunos inversores cubrían sus apuestas bajistas.

El lunes, Shanghái estableció planes para poner fin a un doloroso confinamiento por el COVID-19 que ha durado más de seis semanas y que ha afectado gravemente a la economía china al interrumpir las cadenas de suministro y obligar a las fábricas a cerrar.

MIRA | “Las políticas de este gobierno atienden a una clientela política bien específica”

El centro comercial de 25 millones de habitantes alcanzó el martes el tan esperado hito de tres días consecutivos sin nuevos casos de COVID-19 fuera de las zonas de cuarentena.

“Shanghái está saliendo del confinamiento gradualmente y eso está dando esperanzas a la demanda de productos básicos cíclicos en particular”, dijo el analista de Commerzbank Daniel Briesemann.

“Desde un punto de vista técnico, la mayoría de estos metales estaban sobrevendidos y el sentimiento era bastante sombrío, así que sólo podía mejorar”.

A las 1115 GMT, el cobre de referencia a tres meses en la Bolsa de Metales de Londres (LME) subía un 1,7% a US$ 9,399 la tonelada, tras alcanzar su máximo desde el 6 de mayo a US$ 9,418.

LEE TAMBIÉN | Empleo en Lima: ¿Qué tanto ha caído el ingreso promedio frente al 2019?

El cobre, que se utiliza en los sectores de la energía y la construcción, cayó la semana pasada a su nivel más bajo en cinco meses, ya que las agresivas apuestas por la subida de tasas en Estados Unidos y el confinamiento en China hicieron temer una desaceleración.

Las recientes subidas de precios podrían deberse también a la cobertura de posiciones cortas, señaló Alastair Munro de la correduría Marex, y añadió que un repunte de los precios sería limitado en un “mercado cuya frágil confianza se ha visto sacudida hasta la médula”.

El dólar caía por tercer día consecutivo frente a sus rivales, haciendo que los metales que cotizan en el billete verde sean menos costosos para los compradores que utilizan otras monedas.

Entre otros metales básicos, el aluminio de la LME subía un 0,8% a US$ 2,855 la tonelada, el zinc sumaba un 3% a US$ 3,670, el plomo ganaba un 1% a US$ 2,115, el estaño perdía un 0,2% a US$ 33,805, mientras que el níquel cedía un 1,1% a US$ 26,255.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más