Negocio de telefonía ya no estará en los minutos consumidos
Negocio de telefonía ya no estará en los minutos consumidos
Redacción EC

En los últimos meses hemos escuchamos decir a las autoridades que que deberíamos tener para una adecuada calidad en las comunicaciones móviles, sin embargo, a veces no queda del todo claro a qué nos referimos.

Tanto las comunicaciones de voz como las de datos producidas por el teléfono celular generan paquetes de códigos que circulan a través de una banda o espectro radioeléctrico de manera similar a como circulan los carros y los camiones en una autopista. Cada operador tiene una pista por donde circulan las llamadas o mensajes de sus clientes, que vendrían a ser los carros. 

Cuando el usuario utiliza mensajes de texto (SMS) genera poco tráfico y sería el equivalente a una moto circulando por la avenida. Cuando se realizan llamadas tenemos carros pequeños. Y cuando compartimos fotos o videos de Internet tomadas por el último smartphone de moda estamos hablando de camiones pesados circulando por la misma vía. Es por eso que se dice que mientras más sofisticado sea el tráfico generado en la red, más ancho de banda - carreteras más amplias - necesitaremos.

¿LISTOS PARA EL 4G LTE?

Tal como explica Carlos Huaman, directo de DN Consultores, la nueva banda licitada para el uso de la tecnología 4G LTE es como una autopista de alta velocidad, preparada para la circulación de omnibus interprovinciales y camiones. "Sabemos que requieres más autopistas en Lima para el tráfico de 4G LTE, pero también es cierto que tú puedes atender al doble de autos de los actuales en Lima con las mismas redes viales que hoy, sólo con mala calidad (tránsito lento)", advierte.

Según Huaman, cuando el viceministro dice que necesitamos el triple de antenas, en realidad está diciendo que necesitamos el triple de pistas si queremos que el tránsito sea más rápido para todos y no hayan problemas de calidad o congestionamiento.

Un camión o un omnibus puede circular por el jirón de la unión o por la calle puno, pero haría más lento el tráfico y pondría de mal humor a todos los choferes que manejan un toyota o un Huinday por la zona. Por eso, siguiendo con el ejemplo, están prohibidas las descargas de proveedores de los supermercados de la zona en hora punta. Incluso en vías como la avenida Arequipa o la av. Javier Prado se genera mayor congestión no solo cuando hay muchos carros chicos sino cuando se meten camiones en medio del tráfico diario.

El servicio de telecomunicaciones puede atender más y nuevos usuarios, así como las pistas actuales de Lima podrían recibir más carros, pero es claro que el tránsito será más lento y los usuarios estarán descontentos.

En el país actualmente tenemos casi 30 millones de líneas de telefonía móvil activas y para atenderlas satisfactoriamente necesitamos triplicar la infraestructura (antenas) existente. La situación se complica porque además, entre estos 30 millones de líneas se está dando una migración de equipos y planes utilizados, es decir se están pasando de autos convertibles (equipos 2G que sobre todo usan voz y SMS) a camionetas y camiones ( smartphone 3G y 4G LTE) y no se están montando todas las nuevas autopistas deseables.

Al momento, según informó Alvaro Valdez, director de imagen de Telefónica del Perú, tenemos 80 mil líneas usando 4G LTE y deben haber unos 3 millones de smartphone (3G) activos, es decir el 10% de la base instalada en el país, pero se estaría llegando a un 20% para fines del 2014.

De hecho, según detalló Dominio Consultores, en los tres primeros meses del año hemos importado un millón de smartphone, lo que representa un crecimiento del orden del 150% frente al mismo trimestre del año anterior, lo cual es saludable como demanda, pero preocupante en cuanto a la calidad del servicio que vamos a recibir.