Scotiabank: Economía peruana habría crecido 2,4% en 2014
Scotiabank: Economía peruana habría crecido 2,4% en 2014
Redacción EC

Por: Melvin Escudero, CEO El Dorado Investments, Presidente CFA Society Perú

El PBI y los cambios en las AFP
La desaceleración del crecimiento económico es uno de los problemas centrales del gobierno actual y lo seguirá siendo para PPK cuando asuma el mando.  Sin embargo, la tendencia de crecimiento muestra un rebote en los períodos recientes: del 2,4% el 2014 se avanzó 3,2% el 2015 y se espera que este 2016 se cierre a niveles de 3,7%. 


Este rebote de crecimiento ha sido liderado por las actividades primarias como minería y pesca, mientras que el interno se ha mantenido relativamente constante. Esta situación se explica –en gran parte– por la caída de la inversión privada, que ya acumula 8 trimestres consecutivos y que ha hecho que la inversión agregada caiga de 28,7% del PBI en el 2014 a 23,8% actualmente.

Por ello, reactivar la economía interna implica incrementar el volumen de la inversión privada para que la inversión agregada alcance por lo menos 28% del PBI y, así, sostener un crecimiento de 4,5% a 5% del PBI. Para esto, se deben destinar más recursos a financiar actividades de inversión en diversos sectores económicos.

Estos recursos provienen de los mercados de capitales doméstico e internacionales, dado que la mayoría de dichos proyectos de inversión son de largo plazo (entre 10 y 30 años)  y la banca comercial usualmente concentra sus créditos en plazos más cortos (entre 1 y 10 años). Ante esto, es necesario promover un mercado de capitales que genere financiamiento de inversiones a largo plazo, en particular, en proyectos de infraestructura que tienen alto impacto económico y social.

En el Perú, se hicieron reformas significativas en la arquitectura financiera durante los años 90 que sentaron las bases para el surgimiento de los más importantes inversionistas institucionales: las AFP y las compañías de seguros de vida. De esta manera, durante los últimos 20 años, junto al crecimiento económico del país, se han acumulado cerca de US$50.000 millones en estos dos tipos de entidades, las que han financiando proyectos de inversión de largo plazo, complementando los recursos de los inversionistas extranjeros y del gobierno. Más allá del plazo, estas inversiones también permiten mejorar el retorno esperado del ahorro previsional beneficiando a más de 6 millones de peruanos.

Por ello, el retiro en efectivo del 95,5% de la jubilación y del 25% del fondo acumulado en las AFP para financiar la primera vivienda tienen un impacto negativo en el ahorro de largo plazo, lo cual, al reestructurar las carteras de inversiones, reducirá la posibilidad de financiar inversiones a largo plazo. Además de cambiar las reglas del juego, estas medidas impactan en la economía y disminuyen el potencial de la inversión privada y, por tanto, afectan el futuro crecimiento del PBI.

Por ello, el nuevo gobierno y el Congreso deben volver a revisar estas medidas y plantear reformas de fondo que promuevan un sistema de seguridad social de pensiones de clase mundial, el ahorro a largo plazo, el desarrollo del mercado de capitales y el financiamiento interno a largo plazo de los grandes proyectos que mejorarán nuestro futuro.