En el 2017 un tercio del país será internauta frecuente
En el 2017 un tercio del país será internauta frecuente
Marcela Mendoza Riofrío

La , obra que culminó el año pasado dentro de los plazos establecidos, todavía no se explota en los niveles esperados. De los más de 600 operadores registrados en el país, solo 14 han firmado ya un contrato para acceder a ella, según detalló Sean Gallagher, director comercial de , firma que forma parte del consorcio a cargo del proyecto.

La red dorsal, compuesta por 13.500 kilómetros de fibra óptica, posee 322 nodos (puntos de enlace) que conectan 180 capitales de provincias, pero solo hay 62 nodos en servicio, cerca del 20% del total, precisó el ejecutivo. "Si bien la red está operativa al 100%", aclaró Gallagher, "los operadores locales son aun 'tímidos' y se están demorando en animarse a conectarse a la red".

La red dorsal podría compararse con una gran carretera en la cual viaja un tren de alta velocidad y llega a varias capitales de provincias. Allí se descargan paquetes que son distribuidos por camiones en las distintas calles que cubren el interior de la provincia.Se necesitan esos camiones distribuidores para que los paquetes lleguen al usuario final. Si la red es la carretera, Azteca sería el tren de alta velocidad y los operadores de telecomunicaciones los camiones.

Bajo este ejemplo queda claro que la empresa Azteca Comunicaciones no llega al público final, pues su rol es solo de transportador hacia las provincias. Los clientes de Azteca son los distribuidores, y son ellos quienes llegan al público ofreciendo servicios de telecomunicaciones. El tren ya está montado y operativo, solo falta que se firmen contratos con los distribuidores para poder llegar a los ciudadanos, explicó en su momento el viceministro de comunicaciones del Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC), Carlos Valdez.

REDES REGIONALES
Siguiendo con el ejemplo, las redes regionales son el conjunto de calles y vías que recorren cada pueblo y por donde transitarán los distribuidores. En total son 22 proyectos que conllevarán inversiones por más de US$1.500 millones. 

A la fecha, el MTC informó que ya han sido concesionados ocho proyectos, los cuales están en pleno proceso de desarrollo. Para este año se espera licitar tres más, ubicados en Lima provincias, Amazonas e Ica.

Dichos proyectos ya están en manos de ProInversión pero sufrieron retrasos en sus convocatorias debido a problemas del Fitel (Fondo de Inversión de Telecomunicaciones) para conseguir su financiamiento. Los siguientes en la lista son Junín y Puno. De concretarse las licitaciones previstas para el 2017, se calcula que moverían este año inversiones por alrededor de US$400 millones.