Francia e Italia se congratularon tras la confirmación de la fusión de Fiat y Peugeot. (Foto: Reuters)
Francia e Italia se congratularon tras la confirmación de la fusión de Fiat y Peugeot. (Foto: Reuters)
Agencia EFE

Agencia de noticias

El ministro francés de Economía y Finanzas, Bruno Le Maire, consideró este miércoles que la fusión del fabricante francés de automóviles PSA (y ) con el italo-estadounidense Chrysler (FCA) es “una muy buena noticia” para su país y para Europa.

“Representa una etapa importante en la creación de un campeón europeo, cuarto constructor automovilístico mundial, para responder a los desafíos de la movilidad sostenible”, señaló Le Maire en una declaración hecha pública por su departamento.

El ministro indicó que el Estado, que es uno de los accionistas de referencia de PSA (junto a la familia Peugeot y al chino Dongfeng, con un 12.23 % cada uno) velará para que se respeten las condiciones anunciadas al oficializarse el proyecto de fusión el 31 de octubre.

Entre ellas, el compromiso de que el nuevo grupo se implicará en el proyecto europeo que lideran Francia y Alemania para concebir y fabricar baterías para los coches eléctricos y reducir así la dependencia actual, casi total, de grupos asiáticos.

Tras el anuncio detallado de la fusión, las acciones de Peugeot (PSA) comenzaron la sesión en la Bolsa de París con una subida moderada, superior a la del índice general.

En los primeros intercambios, los títulos subieron hasta 23 euros, frente a los 22.11 euros al cierre del martes. A las 9:50, su cotización seguía al alza, pero menos pronunciada: 1.58 % hasta 22.46 euros. En ese momento, el CAC-40 avanzaba un 0.03%.

El ministro de Economía y Finanzas de Francia, Bruno Le Maire, dijo que la fusión entre Peugeot y Fiat "representa una etapa importante en la creación de un campeón europeo". (Foto: AFP)
El ministro de Economía y Finanzas de Francia, Bruno Le Maire, dijo que la fusión entre Peugeot y Fiat "representa una etapa importante en la creación de un campeón europeo". (Foto: AFP)

Por su parte, el Gobierno italiano “acoge con beneplácito” la fusión entre el grupo automovilístico italoestadounidense Fiat Chrysler (FCA) y el fabricante francés PSA (Peugeot-Citroën) y continuará supervisando de cerca “el impacto en términos de desarrollo, inversión y empleo”.

El acuerdo entre FCA y PSA "representa un paso fundamental en la consolidación del mercado del motor", dijo en un comunicado el ministro de Economía y Finanzas, Roberto Gualtieri.

"El nuevo grupo, que tendrá un fuerte componente italiano, podrá afrontar la transición hacia un modelo de producción en una posición de liderazgo orientado a la innovación y la movilidad sostenible", añadió Gualtieri.

"Esta operación sienta las bases para acelerar el desarrollo y la transición hacia modelos de bajas emisiones con menor impacto ambiental y con importantes efectos positivos en nuestro país", dijo.

El ministro se mostró satisfecho por “la innovación en la gobernanza del grupo en lo que se refiere a la representación de los trabajadores en el Consejo de administración”.