Marienella Ortiz

Las altas probabilidades de un fenómeno de El Niño (FEN) fuerte o extraordinario han llevado a que las entidades financieras revisen a la baja sus proyecciones de crecimiento del del 2016.

Las incidencias de un verano complicado por emergencias, sobre todo provocadas por lluvias intensas e inundaciones, hacen prever que la economía retrocederá entre uno o dos puntos porcentuales con relación a las estimaciones iniciales.  

Sigue a Portafolio también en 

Los analistas del  (BCP) y de proyectan que nuestro PBI solo crecería 1,2% y 2,8%, respectivamente, si el evento climatológico se intensifica y se asemeja al vivido en el período 1997-1998. En el escenario de un fenómeno de El Niño moderado, el BCP estima que el crecimiento podría llegar a 3,2%, mientras que el BBVA apuesta por un avance del PBI de 3,8%. 

Por su parte, mantiene sus proyecciones de crecimiento de la producción nacional para el próximo año en 3,7%. Sin embargo, Pablo Nano, su jefe de estudios económicos, coincidió en que, de presentarse un fenómeno de El Niño de grado extraordinario, el crecimiento podría ser entre uno y dos puntos porcentuales menor a la estimación base.

Pese estos nuevos cálculos, el (BCR) mantuvo en el más reciente Reporte de Inflación su estimado de crecimiento de 4,2% para el 2016. 

(Fuente: BCP, BBVA y Apeseg)

AFECTADOS
Los sectores que se identifican como más sensibles a los daños físicos de un fenómeno de El Niño fuerte o extraordinario serían agropecuario, pesca y manufactura primaria.

Francisco Grippa, de BBVA Research, estima que la quedaría reducida a una sola temporada, que iría de noviembre del 2016 a enero del 2017, cuando la temperatura del mar se normalice. Por ello, la entidad redujo su previsión de capturas de 4 millones de toneladas a 700 mil toneladas de anchoveta. Una menor materia prima en el sector tendrá a su vez efectos negativos en la manufactura primaria. 

En tanto, el sector agropecuario sufriría por daños en los cultivos y en la infraestructura de riego.  

Además un análisis por regiones deja en claro que el norte será el más golpeado. El BCP resalta que la costa norte es productora del 40% a 45% de las agroexportaciones no tradicionales. “Tumbes, Piura y Lambayeque serían impactadas por altas temperaturas y fuertes lluvias que destruirían cultivos e infraestructura. Las agroexportaciones de Piura (uvas, mangos, banano orgánico) serían las más expuestas”, señala.

Las dos entidades financieras también comentan que la se elevará. Por lo pronto, el BCP estima que podría alcanzarse el 6% y BBVA Research calcula que llegaría al 5,5%.

Así las cosas, la Asociación Peruana de Empresas de Seguros (Apeseg) ha estimado los impactos del fenómeno de El Niño en los flujos de producción de las empresas, relacionado con las limitaciones de no contar con materia prima y otros para poner en pie rápidamente el negocio. El impacto sería de US$3.685 millones, lo que equivale a casi 2% del PBI.

TAGS RELACIONADOS