"Se tiene que trabajar en un proceso de unidad con el partido", manifiesta Yonhy Lescano, excandidato presidencial de Acción Popular, en entrevista con El Comercio. (Foto: Renzo Salazar / El Comercio)
"Se tiene que trabajar en un proceso de unidad con el partido", manifiesta Yonhy Lescano, excandidato presidencial de Acción Popular, en entrevista con El Comercio. (Foto: Renzo Salazar / El Comercio)
René Zubieta Pacco

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

Por casi un mes antes de las elecciones del 11 de abril, , excandidato presidencial de , encabezó la intención de voto. Los resultados, sin embargo, lo ubicaron en el quinto lugar y hasta en el sur —donde en algún momento también lideró las preferencias— se alzó sobre él Pedro Castillo, de Perú Libre. Pasados los álgidos días de campaña, el excongresista insiste con su postura del voto viciado, aunque dice estar dispuesto a reunirse con el docente y la contrincante de este en segunda vuelta: Keiko Fujimori, de Fuerza Popular. Para ello, ya hay algunas coordinaciones.

En entrevista con El Comercio, Lescano evalúa su recorrido electoral y sostiene que en su propio partido, Acción Popular, algunas personas —prefiere no dar nombres, pero afirma que ellos saben quiénes son— “no tenían la voluntad de apoyar” e incluso “salían a entorpecer la campaña”.

Como autocrítica, habla de no haber contrarrestado ataques y pone como ejemplo: “Mientras el señor [Pedro Castillo] no tenía guerra sucia, yo recibía mucha guerra sucia”. Por ahora, ha retomado su actividad como docente universitario en Puno y prevé continuar con su trabajo como abogado, aunque también ve posible postular a la presidencia o a la secretaría general de la agrupación de la lampa.

MIRA: Pedro Castillo y Keiko Fujimori: las reformas constitucionales en campaña

Usted ha expresado que votará viciado en segunda vuelta porque se niega a optar por “el mal menor”. ¿No es una posición tibia?

No, al contrario. Es una posición coherente respecto al país. Si nos ponen dos cosas malas que no nos garantizan algo para el Perú, al contrario, votar por el mal menor sí es una posición tibia. Estas dos posiciones llevan al abismo, si voto por una de ellas, esa es una posición tibia y que va en contra de los intereses del Perú. Uno tiene que marcar un lineamiento concreto de acuerdo a sus principios e ideología. No comulgo ni con una posición vinculada a la corrupción ni con otra que aparentemente tiene vinculación con grupos anarquistas. Es una posición de protesta.

Pero la población es la que ha votado y configurado este escenario…

También es una protesta frente a nuestra población. No estamos de acuerdo con esta posición que ha dado el pueblo. ¿Acaso necesariamente es una cuestión que legitima alguna candidatura? No, es una voz de protesta para llamar la atención a la opinión pública de que las cosas se deben analizar mejor.

Antes de esa postura, usted dijo en “Exitosa” el 12 de abril que “tenemos que buscar entre el ‘mal menor’ o tomar una determinación democrática, pero tenemos el deber patriótico de decidir”. ¿Qué lo llevó a cambiar de opinión?

Una de esas decisiones es esa, de protesta. Esa también es una decisión. Nadie dijo que iba a decidir respecto a los dos candidatos. Esa decisión, para mí, la más contundente es protestar. No podemos estar permanentemente votando por el mal menor. Dar un mensaje a cualquiera de los que salga: hay un buen sector de la población que no ha respaldado a ninguno, debe gobernar bien porque no tiene respaldo mayoritario del Perú. Ese es el mensaje.

Raúl Diez Canseco ha dicho que usted ha hecho un llamado al “voto de la irresponsabilidad” y al “salto al vacío”.

No me merece mayor comentario. No me hago llevar por la declaración de un militante más, porque el señor Diez Canseco es un militante más. Eso no incide en la posición que tengo que tomar como candidato a la presidencia de la República por Acción Popular que sí tiene el respaldo de la gran mayoría de militantes.

"Estoy dispuesto a reunirme, a escuchar a ambos candidatos, qué es lo que van a plantear, qué cosa interesante hacen, quizá hay un compromiso mucho más serio de alguna política de Estado que merece algún grado de confiabilidad", dice Yonhy Lescano sobre Pedro Castillo y Keiko Fujimori. (Composición: El Comercio)
"Estoy dispuesto a reunirme, a escuchar a ambos candidatos, qué es lo que van a plantear, qué cosa interesante hacen, quizá hay un compromiso mucho más serio de alguna política de Estado que merece algún grado de confiabilidad", dice Yonhy Lescano sobre Pedro Castillo y Keiko Fujimori. (Composición: El Comercio)

¿Por qué no reunirse con los candidatos y conocer a detalle sus perspectivas? ¿Está dispuesto?

Yo no me niego, puedo reunirme con cualquiera de los dos. Pero lo cierto es esto: ¿yo podría tomar una decisión por lo que me dicen algunos candidatos o por su trayectoria? Yo tengo que decidir por su trayectoria. Ellos me pueden pintar todo lindo, pueden variar y decir que respetarán el estado de derecho. Pero yo decido por la trayectoria, su posición inicial. Que vayan edulcorando, fingiendo, timbeando, eso no vale. Es un acomodo para conseguir votos. Yo me puedo reunir, no hay inconveniente, pero un dicho de un candidato no va a destruir lo que ha hecho, las vinculaciones y antecedentes que tiene. Hay que ser ingenuos para creer lo que dicen algunos candidatos en segunda vuelta para conseguir votos.

Si se dan las reuniones, ¿definitivamente no hay forma de que cambie su posición para apoyar a algún candidato?

Voy a reunirme. Si hay alguna cuestión contundente, coherente, que me permita un grado de confiabilidad, podría ser. Pero voy a dar mi voto, de manera personal, teniendo en cuenta la trayectoria de los candidatos, lo que he visto a lo largo de estos años, que es lo responsable. Estoy dispuesto a reunirme, a escuchar a ambos candidatos, qué es lo que van a plantear, qué cosa interesante hacen, quizá hay un compromiso mucho más serio de alguna política de Estado que merece algún grado de confiabilidad.

¿Se le han acercado, le han solicitado alguna reunión?

Han enviado al jefe de campaña un pedido para reunión, el cual no hemos concretado. Si más adelante se concreta, los vamos a escuchar con el mayor de los gustos. Los dos grupos han enviado una invitación. Vamos a escucharlos, no se pierde nada, al contrario se gana viendo cuál es la postura y visión que se tiene del país, que está en una situación delicada en estos momentos. No me cierro a ningún tipo de reunión, la democracia es diálogo, escuchar los puntos de vista de otros grupos políticos.

¿Pondría a disposición su plan de gobierno?

Todas las propuestas. Vería con mucho agrado que el gobernante que entre compre un satélite de telecomunicaciones, que es importante para la educación. O que pidan a los laboratorios que las vacunas se hagan en países que tienen laboratorios preparados para hacer vacunas, pedir que se entreguen las fórmulas. Si no se puede en el Perú, están Argentina, Brasil o Paraguay.

Keiko Fujimori señaló que podría convocar a especialistas de otros partidos. ¿Acción Popular participaría?

Tiene que tomarse algún acuerdo partidario. Eso es actuar en representación del partido, todavía no se ha analizado.

¿No destacaría algo de Castillo o Fujimori?

El problema es cómo vamos a destacar algo si la señora tiene una acusación de 30 años, ¿qué se podría destacar? Lo primero es ver la raíz democrática o no del candidato. Del otro candidato se dice que está vinculado al Movadef, destacar algo positivo es algo difícil. Ambos no nos garantizan un buen gobierno. Tendría que haber algo extraordinario que destroce o desvirtúe esos antecedentes que tienen los candidatos. Pero si hay que dialogar con ellos, los vamos a escuchar, capaz proponen algo interesante.

¿Qué demandaría de Castillo y Fujimori para que puedan aclarar los cuestionamientos que tienen?

Tratar de convencer al Perú que son opciones democráticas, que no van a utilizar ni la corrupción ni la violencia para firmar el Perú. Creo que los compromisos que se han firmado han sido saludos a la bandera. En los compromisos no creo, tendría que ser algo más seguro, un compromiso más serio que pueda garantizar una buena marcha.

Yonhy Lescano no descarta postular a la presidencia o a la secretaría general de Acción Popular. (Foto: Leandro Britto / GEC)
Yonhy Lescano no descarta postular a la presidencia o a la secretaría general de Acción Popular. (Foto: Leandro Britto / GEC)

Entendemos que en el Comité Político se está evaluando qué posturas tomar y qué planteamiento llevar al plenario del 2 de mayo. ¿Ha tenido eco su posición en la interna?

Voy a explicar lo que he dicho públicamente, el voto viciado como protesta. La decisión se tiene que tomar de forma democrática con los votos de plenario nacional. Algunos están de acuerdo, otros no. Las posibilidades son respaldar a uno de los dos candidatos o no despaldar a nadie, dejar en libertad a los militantes del partido o apoyar el voto viciado.

Acción Popular ha quedado como la tercera fuerza política en el Congreso 2021-2026. ¿Ello no demanda una capacidad de diálogo desde ya?

Claro que sí. Estoy seguro que la bancada va a dialogar para tomar decisiones, el Congreso va a ser formado por varios grupos políticos. En ese escenario, no nos queda si no dialogar y sentar posiciones con nuestra ideología, principios y doctrina.

Serían 10 las bancadas en el próximo Congreso. ¿Apunta Acción Popular a formar alguna coalición con otros partidos?

Con los parlamentarios [electos] nos hemos reunido el otro día para felicitarlos y explicarles algunos lineamientos, darles algunas sugerencias. No tienen todavía esa decisión. Siendo 17 parlamentarios pueden, individualmente como bancada, tomar acciones. Dependerá de ellos más adelante si hacen algún tipo de coalición. Claro que tendrán que consultar con el partido para que sea un trabajo ordenado.

¿De qué versó ese encuentro?

El sábado nos reunimos, hemos estado en el Paseo Colón. Hicimos conocer nuestros puntos de vista, cómo se desarrolló el proceso, dando algunas sugerencias, lineamientos que yo como candidato presidencial les hago llegar. Este diálogo con el partido tiene que ser permanente. Se tiene que trabajar en un proceso de unidad con el partido. Ellos saben que se ha hecho una campaña austera, decente, honrada.

¿Cuál será su rol con la bancada?

Voy a seguir como militante, opinando, participando en actividades partidarias. Estamos viendo la situación del proceso electoral interno. Si se trata de dar consejos a la bancada, con el mayor de los gustos.

¿En el proceso electoral interno de AP buscará la presidencia del partido?

Que se tiene que participar, es posible, pero no hemos decidido nada. Habría que decidir si participamos en el evento interno a la presidencia o secretaría general. Me lo están pidiendo, militantes están sugiriendo que participe. A mí me ha elegido [como candidato presidencial] más del 70% de militantes, se ha reconocido el trabajo que se ha hecho en la campaña. Esa posición mayoritaria se mantiene.

"El señor Castillo y otros más iban a los pueblos y decían: ‘su esposa [de Lescano] es chilena’", afirma Yonhy Lescano. (Foto: Hugo Pérez / GEC )
"El señor Castillo y otros más iban a los pueblos y decían: ‘su esposa [de Lescano] es chilena’", afirma Yonhy Lescano. (Foto: Hugo Pérez / GEC )

Pasados los días, ¿qué autocrítica hace de su campaña?

Se ha debido comunicar o reaccionar más ante la guerra sucia, el problema es que no había recursos. La guerra sucia se ha debido de contestar más rápidamente. Hemos tenido restricciones con la pandemia para comunicar más claramente las propuestas. Ha habido tergiversación de mis declaraciones en medios de comunicación. Hemos hecho propuestas, dado opiniones fundamentadas, razonadas. No se puede responder sin recursos.

La virtual legisladora María del Carmen Alva ha señalado que un error fue enfocarse mucho en las regiones y no en Lima, y otro que usted “no fue convocante y se aisló de varios dirigentes”. ¿Reconoce algo de ello?

La señora Alva ha dado su opinión respetable. Pero yo he estado en todas las regiones y el señor Castillo también y ha tenido el primer puesto, pero sin guerra sucia. Mientras el señor [Castillo] no tenía guerra sucia, yo recibía mucha guerra sucia. El señor se ha enfocado en regiones, yo también y he estado en Lima en los últimos días. Pero eso no creo sea el factor. He convocado a todos, la gran mayoría de militantes y dirigentes ha estado participando en la campaña. El hecho de que unos no hayan querido colaborar es cuestión de ellos. Si veo que mi partido está compitiendo, yo mismo ayudo, ¿acaso se necesita una invitación especial? Es mi partido, mi casa política.

En un recorrido por Ayacucho y Huancavelica, los ciudadanos se identificaban con Castillo y decían que usted ya estuvo casi veinte años en el Congreso...

Pienso que es una opinión. Pero estos veinte años he sacado 130 leyes, me he enfrentado a corruptos y mafiosos. No es que no haya hecho nada. Lo que pasa es que lo otro veía atrás: la guerra sucia. Decían ‘este no ha hecho nada’. El señor Castillo y otros más iban a los pueblos y decían: ‘su esposa [de Lescano] es chilena’. En base a eso han ganado, no han ganado en base a propuestas de ellos.

Su círculo de confianza en la campaña fue pequeño, por lo que pudimos conocer. ¿Sintió que pudo haber mayor apoyo del partido?

Veía que ese círculo participaba, se acercó, quiso ayudar. ¿Cómo les pediría a otras personas que apoyen si no tenían la voluntad de apoyar? Yo coordino con gente que se acerca y dice: oye, a ver qué hacemos, cómo apoyamos, estamos haciendo esto. Gente que no era del partido decía ‘estamos haciendo pintas, banners’. Qué gusto coordinar con esas personas. Pero con personas que no quieren apoyar, que no dicen nada, que no participan, que declaran en contra, ¿cómo se coordina? No se puede.

¿Faltó mayor voluntad de un sector del partido en apoyarlo?

No creo que de un sector, pero de algunas personas, algunos dirigentes, sí, no han ayudado, han quedado en silencio, no se han acercado. No necesito dar nombres, ellos saben, la militancia sabe perfectamente quiénes han estado presentes y quiénes no. De tal manera que decir ahora que no se ha trabajado, ¿cómo es eso? No se necesita una tarjeta de invitación, se necesita que uno mismo colabore, apueste, haga las cosas. Al contrario, algunos salían a entorpecer la campaña. Todo el Perú sabe quiénes salieron a declarar, quiénes no salieron, si estaban ayudando o no estaban ayudando.

VIDEO RECOMENDADO:

El antes y el después del Hospicio Manrique: un nuevo centro cultural para el corazón del Centro Historico de Lima
Restaurado completamente por Prolima, el remozado edificio en la histórica Plaza Francia albergará en breve la Pinacoteca Ignacio Merino de la Municipalidad de Lima. Según explicó el alcalde Jorge Muñoz a El Comercio, proyecto forma parte de la recuperación integral del Damero de Pizarro como parte de las celebraciones por el Bicentenario.