(El Comercio)
(El Comercio)

Tres días después de intenso trabajo, los rescatistas culminaron este jueves la búsqueda de las últimas víctimas del trágico accidente ocurrido el martes en el serpentín de Pasamayo.

Con ayuda de un helicóptero, el equipo de rescate de la PNP logró detectar dos cuerpos en medio del acantilado por donde cayó el bus interprovincial de la empresa San Martín de Porres. 

Uno de los cuerpos hallados pertenece a Indira Díaz Pasache, una joven de 22 años que estudiaba contabilidad. Según sus familiares y el video de control, la joven subió al bus que cayó al abismo de la Curva del Diablo. El otro sería de Ada Burga, una mujer de 79 años

Al respecto, el gral. PNP Víctor Rucoba, jefe de la región policial Lima, indicó que los agentes policiales encontraron bultos que podría tratarse de dos personas. 

La vía de Pasamayo fue nuevamente cerrada para que se pueda realizar la labor de búsqueda. Además, se ha desplegado un equipo de busos y el monitoreo de la zona con un helicóptero.

En los dos días de trabajo, el equipo conformado por policías, bomberos y militares han recuperado los cuerpos de 50 personas que se encontraban en el bus de la empresa San Martín de Porres. Solo seis personas sobrevivieron.

LEE TAMBIÉN...

TAGS RELACIONADOS