Redacción EC

Cinco personas resultaron heridas de gravedad luego que el taxi donde viajaban a la altura del kilómetro 12,5 de la , en San Juan de Miraflores.

Debido al violento impacto con la estructura de concreto que delimita un paradero, la parte delantera del vehículo de placa F2I-063 quedó destrozada. Los fierros retorcidos mantuvieron atrapados varios minutos a los cinco ocupantes, entre ellos un niño de 5 años.

Personal del Cuerpo General de Bomberos tardó en rescatar, sobre todo, al conductor de la unidad, identificado como Eduardo Carrasco Flores. Este, junto con otros dos pasajeros, fue trasladado al hospital Casimiro Ulloa.

El niño y su madre, quien tuvo un fuerte golpe en la cabeza, fueron derivados al hospital María Auxiliadora.

Dentro del taxi, la policía de San Juan de Miraflores halló varias botellas con vino, por lo cual se sospecha que el chofer haya estado ebrio en el momento del accidente.