Hampones ponen precio a la vida de fiscal antidrogas del Callao
Redacción EC

Una investigación realizada por personal de la Dirandro detectó el contacto entre dos rankeados hampones, desde los penales donde purgan condena, con el fin de asesinar al fiscal Antidrogas del , Juan Mendoza Abarca.

Se trata de una llamada en que Juan Manuel Francia Pesaque, ‘Negro Francia’, preso en el penal de Piedras Gordas por robo y secuestro, pide a un recluso del penal Sarita Colonia que busque a un sicario para que acabe con la vida de Mendoza.

En un escalofriante audio emitido por el programa ‘Sin peros en la lengua’, ‘Negro Francia’ refiere a su interlocutor: “Ese gordo de la primera (fiscalía antidrogas del Callao) está recontra de más. Tú sabes que ese quiere chocar con varias canchas, y la gente está como el ají. Mira causa, por ese gordo están pagando 20 lucas gringas (20 mil dólares). Lo quieren mandar de viaje (matarlo). Mira, apenas salga con una chambita, se le puede dar algo más aparte de las 20 lucas pero lo tiene que hacer con bastante reserva, causa. Tiene que ser bien frito, hermano, sino no pasa nada. Fíjate bien en eso pues Marrón. Estamos quedando”.

La cabeza de Mendoza Abarca tiene un precio desde que el pasado 4 de Octubre, personal de su despacho fiscal y la policía antidrogas en ladrillos que habían sido acondicionados dentro de 17 maletas. Siete de estos equipajes, estaban junto a cuatro personas en la cabina de un tráiler y 10, en un contenedor que había sido estratégicamente ubicado en las instalaciones de . Toda la droga tenía Francia como destino y un precio total de US$43 millones.

El fiscal Mendoza declaró que se trataba de una organización con contactos suficientes para permitir el ingreso del cargamento sin ser advertido. Por ello, cinco trabajadores fueron arrestados.

La investigación de la Dirandro, a la que accedió ‘Sin peros en la lengua’ da cuenta de que los son los que se han propuesto eliminar a Juan Mendoza y, para ello, recurrieron al 'Negro Francia'. Este delincuente, en el 2006, fue investigado por la muerte del fiscal Hernán Saturno Vergara, quien fue baleado en un restaurante del centro de Lima tras denunciar a miembros del cártel de Tijuana.