Municipios ya no pagarán a policías que patrullen con serenos
Municipios ya no pagarán a policías que patrullen con serenos
Sandra Belaunde

author

Universidad de Columbia, máster en Administración Pública

Ayer, autoridades del Ministerio del Interior (Mininter), incluido el ministro José Luis Pérez Guadalupe, , se reunieron para discutir sobre cómo enfrentar la creciente inseguridad ciudadana. Esta, la tercera reunión, se llevó a cabo en la Municipalidad de Miraflores.

Durante el diálogo, quedó en evidencia que los problemas de inseguridad son muy distintos entre distritos y que, por tanto, la estrategia policial en toda Lima enfrenta diversas realidades. Los distritos de la periferia son los más inseguros y la mayoría de delincuentes proviene de algunos de estos. No obstante, los delitos se cometen en todos los distritos.

Fueron varios temas los que se tocaron durante la reunión de diálogo. Resaltan cinco.

PATRULLAJE INTEGRADO

Se acordó implementar un patrullaje que integre a serenos y policías en cada distrito. Los alcaldes pidieron al Mininter que agentes policiales de franco se incorporen de manera gratuita a las unidades de serenazgo las 24 horas del día. Actualmente, algunos policías son contratados en su día de franco por municipios, a fin de reforzar la vigilancia de sus serenazgos.

Ante la propuesta, Roberto Villar Amiel, director general de Seguridad Ciudadana del Mininter, añadió que la medida se aplicará principalmente en los distritos que tengan menores recursos económicos. Las municipalidades no tendrán que pagar por estos servicios.

Otra medida impulsada en conjunto por las autoridades municipales y del sector Interior ha sido la culminación del perfil y manual del sereno. Desde ahora, los agentes de serenazgo serán capacitados para trabajar de forma más articulada con la policía.  

ADECUACIÓN DE JURISDICCIONES

Las autoridades municipales también han pedido la adecuación de las direcciones territoriales de la policía a las jurisdicciones distritales, ya que algunas no coinciden. 
Representantes de la policía respondieron que adecuarán progresivamente sus demarcaciones territoriales a las jurisdicciones distritales. No obstante, indicaron que esta reestructuración debe ser establecida por el Estado Mayor. Precisaron que esta problemática viene de muchos años atrás.

FINANCIAMIENTO PARA SEGURIDAD

Los alcaldes también pidieron que el Gobierno Nacional transfiera recursos a los municipios para fortalecer los centros de control y comunicaciones de seguridad, especialmente a los distritos con mayores necesidades financieras.

Incluso, el alcalde de San Isidro, Manuel Velarde, volvió a proponer una mejor distribución del impuesto de alcabala (que grava las transferencias de inmuebles). Velarde plantea que el 60% de lo recaudado vaya para la municipalidad donde se ubique el inmueble y que el 10% del monto sirva para costear la seguridad ciudadana.

En la actualidad, es Lima Metropolitana la municipalidad que recauda este impuesto y luego lo redistribuye entre los municipios locales. La iniciativa, según el alcalde, será sustentada en un proyecto de ley para modificar el artículo 29 de la Ley de Tributación Municipal.

No hubo una respuesta directa a este pedido por parte del Mininter, pero el general Villar sí recordó que de los S/.250 millones disponibles en el 2014 para proyectos municipales de inversión pública en seguridad, solo se utilizaron S/. 75 millones. Esto se debió a que los municipios no presentaron proyectos de inversión, a pesar de contar con asesoría gratuita del Ministerio de Economía.

ARMAS NO LETALES

A pesar de que el uso de armas no letales por parte de agentes de serenazgo no era parte de la agenda de la reunión, el general Villar declaró que podría ser un tema a discutir en las mesas de diálogo entre el Mininter y las municipalidades.

Recordó que algunas autoridades municipales, como el alcalde metropolitano Luis Castañeda, han declarado a favor de que los serenos porten armas no letales en su patrullaje.

Añadió, sin embargo, que es incorrecto decir que se trata de armas no letales, ya que son solo menos letales (mencionó que hay casos de personas fallecidas por armas eléctricas). Por ello, precisó, antes de pensar en aprobar la medida, se tiene que establecer cómo sería la capacitación de los agentes de serenazgo y la responsabilidad que acarrearía para los serenos, e incluso para los propios alcaldes, el uso de estas armas (y el mal uso también).  

INTERVENCIÓN DE FF.AA.

Este fue el momento, por así decirlo, menos dialogante del diálogo. La intervención de las Fuerzas Armadas en el patrullaje tampoco estaba en agenda para la sesión, por no ser un punto de consenso entre alcaldes. Sin embargo, fue mencionada por algunos de estos por ser una medida que piden tanto vecinos como autoridades de ciertos distritos. 

Frente a ello, el ministro Pérez Guadalupe recordó que las FF.AA. no están preparadas para labores de patrullaje e inteligencia. Dijo que no tomará decisiones ni se implementarán políticas públicas sobre seguridad en base a encuestas de opinión. Luego de ello, el alcalde de San Juan de Miraflores, Javier Altamirano, que apoya el patrullaje de las FF.AA., no quiso escuchar más y abandonó iracundo la sesión.