La policía llegó ayer a la vivienda de los Osorio Melgarejo luego de que los alertaran familiares de las víctimas. Según los peritos, el crimen habría ocurrido el sábado. (USI)
La policía llegó ayer a la vivienda de los Osorio Melgarejo luego de que los alertaran familiares de las víctimas. Según los peritos, el crimen habría ocurrido el sábado. (USI)
Ana Briceño

Lidia Melgarejo Tolentino, de 47 años, fue asesinada junto a sus dos hijos y su nieta de apenas 1 año dentro de su vivienda en el distrito de .

De acuerdo con las primeras pesquisas de la policía, el responsable del cuádruple crimen habría usado un martillo para acabar con la vida de sus víctimas. Los agentes sospechan que el autor del asesinato, que habría ocurrido el sábado, es Efraín Osorio, esposo de Lidia.

A las 9:45 a.m. de ayer, los agentes de la comisaría de José Gálvez, alertados por un pariente de la familia, ingresaron a la casa, ubicada en el asentamiento humano San Lorenzo de Huambo.

En la sala de la vivienda, hallaron el cuerpo del hijo menor de Lidia y Efraín Osorio, un adolescente de 15 años, quien llevaba puesto su uniforme escolar y una mochila con cuadernos y libros.

Lidia yacía en una de las habitaciones, y en otro dormitorio se encontraban sin vida su hija de 24 años, Wendy Osorio y su bebe de solo 1 año. Todos habían sufrido severos golpes en la cabeza.

—Las notas y el martillo—
Además de los cuerpos, los policías hallaron en el domicilio unas notas escritas con plumón azul en dos pedazos de papel presuntamente escritas por el asesino.

Según fuentes policiales, el atacante habría escrito las notas después de cometer los asesinatos.

En la sala de la vivienda hallaron el cuerpo del hijo menor de Lidia y Efraín, un adolescente de 15 años.
En la sala de la vivienda hallaron el cuerpo del hijo menor de Lidia y Efraín, un adolescente de 15 años.

El comisario de José Gálvez, Hugo Velasco, precisó a los periodistas que desde un inicio se descartó que el robo fuera la causa del cuádruple crimen, porque había dinero en la mesa de una de las habitaciones. Asimismo, indicó que se encontró un martillo con manchas de sangre, el cual habría usado el asesino.

Los vecinos de la familia comentaron que, a pesar de sus dificultades económicas, la familia Osorio Melgarejo siempre mostraba su alegría en las fiestas del barrio.

“Eran cristianos, muy unidos. No se metían en pleitos. Ella [Lidia], siempre dedicada a sus hijos, y él [Efraín] era un obrero, albañil que tenía trabajos eventuales. Es una lástima lo que ha sucedido”, sostuvo una vecina.

Al cierre de esta edición, el paradero de Efraín Osorio era desconocido. 

Lee también:

TAGS RELACIONADOS