El ministro Ayala firmó con el presidente Castillo la resolución que nombró al general EP Córdova nuevo comandante general del Ejército y pasó al retiro al general EP Vizcarra. (Foto: Presidencia)
El ministro Ayala firmó con el presidente Castillo la resolución que nombró al general EP Córdova nuevo comandante general del Ejército y pasó al retiro al general EP Vizcarra. (Foto: Presidencia)
Rodrigo Cruz

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

El general de división EP José Vizcarra Álvarez, hoy en situación de retiro, fue uno de los más recientes afectados de lo que parece ser un sello del gobierno: se enteró la mañana del jueves leyendo “El Peruano” de que el presidente Pedro Castillo había decidido no contar más con sus servicios de comandante general del Ejército.

Vizcarra, con cuarenta años de oficial y nombrado cabeza de su institución en agosto último por el mismo Castillo, tomó con decepción que el mandatario lo pasara al retiro sin explicación alguna de él o del ministro de Defensa, Walter Ayala, aun teniendo una agenda de trabajo programada por cumplir ese día.

MIRA: Pedro Castillo: “A mí no me preocupa la oposición ni aquellos que han sido derrotados por la voluntad de ustedes”

Por esa razón, ayer, durante su discurso de despedida en el Cuartel General del Ejército, dijo que se retiraba con el sinsabor de un relevo inesperado pero que, como soldado, estaba hecho para sobreponerse a las adversidades. Ofreció disculpas al personal militar presente que tenía expectativa de una gestión continua sin “interrupciones innecesarias o motivaciones ajenas a las que obedece nuestra institución”. Agregó que se iba orgulloso porque se desarrollaron de manera impecable los ascensos de grado “no permitiendo ninguna intromisión de índole externo de ningún tipo”.

MIRA TAMBIÉN: Mirtha Vásquez: “Sería legítimo que se lleguen a conseguir las firmas correspondientes para una Asamblea Constituyente”

Los Bocanegra

Entre líneas, Vizcarra hacía referencia a lo ocurrido a mediados de octubre en Palacio de Gobierno. A través de un intermediario, de acuerdo con fuentes de El Comercio, al hoy oficial en retiro le informaron que Castillo tenía a dos coroneles EP como candidatos para que fueran ascendidos a generales de brigada.

El entonces comandante general del Ejército le respondió al mandatario que la propuesta de ascensos ya estaba cerrada, según los mecanismos internos que tienen y que impiden que alguien se salte de la lista.

El 24 de octubre, finalmente, se publicó en “El Peruano” la lista de ascensos de coroneles a generales de brigada y división según las vacantes disponibles. No fueron ascendidos los dos oficiales recomendados por Palacio. Según fuentes de este Diario, se trata de los medios hermanos Ciro Bocanegra Loayza y Fidel Bocanegra Burgo. Los dos son hijos del profesor Augusto Enrique Bocanegra Gálvez, natural de Chota y reconocido a fines de octubre con la medalla del bicentenario por el Gobierno Regional de Cajamarca.

LEE TAMBIÉN: Militares en las calles: a favor y en contra de esta polémica estrategia para combatir la inseguridad en Lima
El profesor Augusto Bocanegra junto a Pedro Castillo en Cajamarca.
El profesor Augusto Bocanegra junto a Pedro Castillo en Cajamarca.

Amigo de Castillo

Como se ve en la imagen que acompaña esta nota, Bocanegra Gálvez es amigo del presidente Castillo. Además, es cercano al jefe de gabinete técnico de la presidencia, el también chotano Auner Vásquez Cabrera.

MIRA | Lilia Paredes, presupuesto y personal destinado para apoyar sus funciones de primera dama

La relación entre Bocanegra y Castillo va más allá de la campaña electoral, donde fueron vistos cuando el hoy mandatario visitaba su ciudad natal. De hecho, Bocanegra apoya a Castillo desde que este último lideró la huelga magisterial del 2017. No obstante, el vínculo entre ambos se debe a la estrecha relación que tenía Óscar Castillo, primo del presidente, y el profesor Bocanegra. De acuerdo con los propios familiares del presidente, el primo Oscar Castillo era “el alma gemela de Pedro”.

Según fuentes de este Diario, la salida de Vizcarra es una represalia por no aceptar los ascensos de los hermanos Bocanegra.

LEE TAMBIÉN: Lilia Paredes, presupuesto y personal destinado para apoyar sus funciones de primera dama
Castillo durante una actividad en el distrito de Tacabamba (Chota/ Cajamarca), lugar de nacimiento que comparte con Bocanegra Gálvez, quien aparece a su lado.
Castillo durante una actividad en el distrito de Tacabamba (Chota/ Cajamarca), lugar de nacimiento que comparte con Bocanegra Gálvez, quien aparece a su lado.

Golpe interno

De acuerdo al exministro de Defensa Jorge Nieto, si el gobierno intentó influir en los ascensos a generales de brigadas es un atentado a la institucionalidad del Ejército. Indicó que, si bien es facultad del presidente hacer cambios, se debe respetar el criterio por el cual se establecen los ascensos. De la misma opinión es el exjefe del Comando Conjunto, el general EP (r) César Astudillo, quien agregó que el Ejecutivo se abrió un frente innecesario con las FF.AA.

En opinión de Niego, “el gobierno se abrió un frente con las FF.AA. desde que nombró al actual ministro de Defensa”. Y añadió que “un ministro con convicciones” hubiera advertido al mandatario sobre lo que pretendía hacer.

Tanto Nieto como Astudillo rechazaron la manera en cómo el presidente y el ministro de Defensa dieron a conocer el relevo del general EP Vizcarra de la comandancia general. “Ha sido una grosería, una falta de respeto con los generales implicados y con las FF.AA.”, dijo Nieto.

TE PUEDE INTERESAR


TAGS RELACIONADOS