Aún no existe la cura para el coronavirus, pero en muchas redes sociales se ofrece dióxido de cloro para el consumo masivo. (Foto: Zenaida Condori)
Aún no existe la cura para el coronavirus, pero en muchas redes sociales se ofrece dióxido de cloro para el consumo masivo. (Foto: Zenaida Condori)
Lourdes Fernández Calvo

*Con la colaboración de Zenaida Condori, Laura Urbina y Melissa Valdivia

Lo primero que tiene que saber antes de leer esta nota es que aún no existe ningún fármaco o medicina que cure o prevenga el . No hay prueba científica de ello. Mientras eso suceda, la alternativa más saludable que queda es la de informarse para no dejarse engañar.

MIRA: ¿Qué hay después del coronavirus? : Las secuelas que enfrentan los sobrevivientes | INFORME

“Con la pandemia hay información distorsionada en la que venden supuestas panaceas, y eso genera en las personas una expectativa que termina en la automedicación. Es muy peligroso”, refiere Héctor Malaverry, director del policlínico Pablo Bermúdez de Essalud.

Y ese peligro está a la mano de la mayoría. En Facebook se han creado grupos que no solo ofrecen la cura del coronavirus; además, comparten recetas médicas para que se utilicen sin necesidad de acudir a un doctor. En WhatsApp, las cadenas que llaman al uso indiscriminado del dióxido de cloro o de la ivermectina también abundan. La desesperación y el temor de las personas ante el COVID-19 influyen para que terminen consumiendo lo que les ofrezcan.

Malaverry alerta que automedicarse con fármacos no autorizados o sin haber seguido el monitoreo de un médico puede generar dependencia o procesos clínicos que pueden ser mortales.

—Efectos de riesgo—

Además de atender a pacientes con COVID-19, ahora los médicos lidian con personas intoxicadas o con algún tipo de afectación por automedicarse.

“Hace poco vino un paciente intoxicado, tenía un abultamiento en el cuello, la cara y el abdomen. Había tomado prednisona, que es un corticoide que se debe tomar bajo supervisión médica. Me dijo que a su vecina, que tenía el virus, la curó. Y él ni tenía síntomas del virus”, comenta Juan Rojas, médico del hospital Almenara.

Entre las afectaciones más comunes que se han presentado, están los problemas gástricos, las reacciones dermatológicas (que pueden desencadenar en respiratorias) y las alérgicas.

En Madre de Dios, la automedicación y la desinformación han ocasionado muertes. La decana del colegio médico de esa región, Emperatriz Morales, señala que dos jóvenes que tenían coronavirus fallecieron en Puerto Maldonado luego de haber consumido solo dióxido de cloro durante siete días. “Dicen que lo habían escuchado de por ahí y llegaron mal al hospital. Sus pulmones estaban lesionados”, cuenta.

En Arequipa, donde el propio gobernador regional, Elmer Cáceres, ha promocionado el consumo del dióxido de cloro, se han reportado pacientes con complicaciones severas por tomar este compuesto químico tóxico. En varias oportunidades, el gobernador ha pedido al Congreso de la República que apruebe su consumo masivo. Esto dijo en su última visita a la provincia de Cotahuasi :

“Hemos pedido al Congreso de la República para que nos hagan el favor de que se pueda utilizar de manera formal del dióxido de cloro y todavía no hay una respuesta. Ya Bolivia lo aprobó y el Perú qué está esperando. ¿por qué no pueden consumirlo? ¿Y cómo se consume la Coca Cola que es más tóxica que este dióxido de cloro? porque es una trasnacional que tiene mucho poder, habrá que preguntar al Congreso y al presidente de la República”.

Cáceres Llica ha sido uno de los impulsores del dióxido de cloro en la región. (Foto: GEC)
Cáceres Llica ha sido uno de los impulsores del dióxido de cloro en la región. (Foto: GEC)

El mes pasado cuando asumió el cargo, el gerente regional de Salud, Christian Nova Palomino, dijo que había consumido el dióxido de cloro y que se sentía fortalecido. Ante los cuestionamientos, tuvo que rectificarse. Aclaró que el dióxido de cloro no está justificado técnicamente, ni científicamente y pidió que no lo adquieran ni lo tomen, porque tiene complicaciones. Pocos días después fue internado en el hospital porque se contagió con el virus COVD-19. Estuvo hospitalizado 13 días.

Otro propagandista de esta sustancia tóxica, conocida como CDS, es el exalcalde de Arequipa y cirujano médico, Alfredo Zegarra Tejada. A través de las redes sociales recomendaba el uso del dióxido. Dijo que ha tenido resultados positivos en pacientes que han tenido problemas respiratorios. Un mes después también se contagió de COVID-19 y está en proceso de recuperación.

Hace una semana el jefe del servicio de Medicina Interna, Alexis Urday, dijo que llegaron pacientes al hospital Honorio Delgado Espinoza con insuficiencia respiratoria y en estado grave. Luego de realizar la evaluación clínica, varios presentaban antecedentes de haber consumido dióxido de cloro. De 270 hospitalizados por coronovirus, el 30% habían referido haber consumido dióxido de cloro. Esa situación preocupa a los médicos porque no hay control sobre su consumo.

También se ha reportado que diferentes médicos de manera reservada están aconsejado su consumo. Incluso algunos están entregando el CDS. Varios pacientes COVID que prefieren mantener en reserva sus nombres y los nombres de los médicos confirmaron a este medio que recibieron la recomendación de consumir la sustancia.

Se ha reportado que diferentes médicos de manera reservada están aconsejado su consumo. Incluso algunos están entregando el CDS. (Foto: Zenaida Condori)
Se ha reportado que diferentes médicos de manera reservada están aconsejado su consumo. Incluso algunos están entregando el CDS. (Foto: Zenaida Condori)

El Hospital Regional Eleazar Guzmán Barrón, situado en Nuevo Chimbote, en Áncash, atendió a tres pacientes que presentaron reacciones adversas por haber tomado dióxido de cloro y más de siete personas por haberse automedicado con aspirina y warfarina (medicamento utilizado para prevenir los coágulos de sangre) con la finalidad de prevenir el coronavirus durante la emergencia sanitaria.

El médico gastroenterólogo y hepatólogo, Robert Moreno Alvarado, indicó que de al menos 100 personas que han sido atendidas en este centro de salud, más de 10 han presentado efectos perjudiciales por haber tomado medicamentos sin receta de un especialista.

El profesional de salud indicó que los pobladores que ingirieron dióxido de cloro han presentado esofagitis, inflamación que daña el tejido del esófago. “El dióxido de cloro daña la mucosa del esófago y, en menor medida, la boca y el estómago. Es como si tomaran lejía”, explicó Moreno a El Comercio.

Comenta que los pacientes refieren haber tomado altas concentraciones de este químico porque sus vecinos o familiares les dijeron que era bueno para prevenir el COVID-19.

Durante la emergencia sanitaria, el médico gastroenterólogo del Hospital Regional Eleazar Guzmán, Robert Moreno Alvarado, ha atendido a más de 10 personas que han presentado reacciones adversas por automedicarse con el dióxido de cloro y otros fármacos. (Foto: Laura Urbina)
Durante la emergencia sanitaria, el médico gastroenterólogo del Hospital Regional Eleazar Guzmán, Robert Moreno Alvarado, ha atendido a más de 10 personas que han presentado reacciones adversas por automedicarse con el dióxido de cloro y otros fármacos. (Foto: Laura Urbina)

“He recibido pacientes que se han automedicado con el dióxido de cloro a pesar de que no tenían síntomas de coronavirus y no sabían qué cantidad tomar. Ellos seguían las recomendaciones de los vecinos y familiares. Muchos han tomado litros de agua con dióxido”, relató el médico a este Diario.

El galeno consideró que esta enfermedad ha causado tanto pánico y ansiedad, que la población está dispuesta a tomar lo que sea para prevenir el coronavirus, aunque desconozca los efectos adversos para su salud y no haya evidencia que asegure que el dióxido de cloro prevenga o cure el COVID-19.

“Hay un alto nivel de pánico y ansiedad que todo lo que dice el vecino o el tío para prevenir el coronavirus voy a tomarlo, por más que los médicos les decimos que no se automediquen no nos hacen caso. La gente dice que si el COVID-19 mata y para no morir es capaz de tomar todo lo que está a su alcance para prevenir la enfermedad”, sostuvo.

El hepatólogo también señaló que siete personas que se han automedicado con aspirina para prevenir la infección, han sido diagnosticadas con úlceras gástricas. Mientras que dos vecinos que han consumido warfarina han tenido sangrados nasales.

Asimismo, se han registrado algunos casos de inflamación gástrica y alteraciones hepáticas en personas que han tomado altas dosis de azitromicina y ivermectina sin que hayan sido diagnosticadas con la enfermedad.

En ese sentido, Moreno Alvarado reiteró que no hay un medicamento preventivo para el coronavirus, por lo que instó a la población a evitar automedicarse y seguir las medidas de bioseguridad para evitar el contagio del COVID-19.

“No hay un medicamento preventivo para el coronavirus. La automedicación no se debe dar porque puede ocasionar muchas reacciones adversas y secuelas que pueden durar toda la vida, hay que tener mucho cuidado con la automedicación. Lo que podemos hacer para prevenir esta enfermedad es seguir las medidas sanitarias, lavarnos con agua y jabón, colocarnos las mascarillas, guardar la distancia social y tener una buena alimentación”, aconsejó el médico.

En el Cusco, el gerente de EsSalud, Víctor Machego, dijo que el 30% de los pacientes internados por COVID-19 en UCI del hospital Adolfo Guevara presenta cuadros de intoxicación por consumir ivermectina y dióxido de cloro. A este hospital a diario llegan de 80 a más pacientes por COVID-19, de ellos un 20 % se quedan hospitalizados por automedicarse.

Al hospital Adolfo Guevara Velasco a diario llegan de 80 a más pacientes por COVID-19, de ellos un 20 % se quedan hospitalizados por las consecuencias de automedicarse.
Al hospital Adolfo Guevara Velasco a diario llegan de 80 a más pacientes por COVID-19, de ellos un 20 % se quedan hospitalizados por las consecuencias de automedicarse.

En tanto, el jefe del área COVID del hospital regional Cusco, Enrique Arana, explicó que no se presentaron casos específicos de intoxicación, pero sí llegaron pacientes con complicaciones en su salud por automedicarse para evitar el COVID-19.

Al menos la mitad de pacientes que llegan diariamente presentan complicaciones por automedicarse principalmente con ivermectina y ofloxacino; así como por consumir oxigeno sin monitoreo médico especializado.

“Los pacientes llegan con complicaciones después de haberse automedicado diez días antes. Llegan con distrés respiratorio, algunos prácticamente vienen para UCI. Usan Ivermectina, Ofloxacino también oxigeno domiciliario. No se trata de abrir el oxígeno y administrar, así por así, sin monitoreo médico, nosotros los médicos tenemos que ver cuánto de oxigeno le ponemos al paciente. No todos los cuadros de coronavirus se tratan con las medicinas que la gente escucha por la televisión, nosotros tenemos que ver el caso, el cuadro. Según eso, medicamos, por ello es peligroso que se automediquen, provocan que el estado del paciente evolucione a severo”, dijo.

-Expertos opinan-

“Informarse es lo básico. Hay que recurrir a las páginas oficiales del Minsa, Essalud, la OMS o la OPS para conocer sobre el virus”.

Héctor Malaverry/ Médico de Essalud

-El Gobierno Peruano habilitó la página para dar recomendaciones a los ciudadanos.

“Las reacciones adversas de los medicamentos son independientes, por eso no se pueden compartir las recetas médicas”.

Juan Rojas Herrera/ Médico cirujano

-El experto recuerda que las dosis de los fármacos pueden no hacer daño a una persona, pero sí a otras.

“Hay medicamentos que solo funcionan en el momento adecuado de la enfermedad y eso solo lo sabe el médico”.

Beatriz Morales/ Médica de Madre de Dios

-La especialista indica que, por ejemplo, el uso de corticoides al inicio del contagio del virus solo debilita al cuerpo.

-Derribando mitos-

*Pulverizar lejía u otros desinfectantes sobre el cuerpo o introducirlos en el organismo no protege del COVID-19. Se ha comprobado que puede ser altamente peligroso.

*Beber metanol, etanol o lejía NO previene ni cura el COVID-19, ya que son sustancias tóxicas. Beberlas puede causar discapacidad o incluso la muerte.

*Las redes 5G de telefonía móvil NO propagan el COVID-19. Los virus no se desplazan por las ondas electromagnéticas ni las redes de telefonía móvil.

*Los antibióticos no son eficaces para prevenir y tratar la infección por el nuevo coronavirus. Los antibióticos funcionan contra las bacterias, pero no contra los virus.

VIDEO RECOMENDADO

Mira aquí cómo ser voluntario para el ensayo de vacuna contra la COVID-19 en Perú