Durante los años 50 y 60 las playas de la eran las que más bañistas recibían. La Herradura, en el distrito de era uno de los balnearios más concurridos.

En el lugar era usual encontrar varios grupos de familias y amigos que se escapaban del bullicio de la ciudad y se refugiaban en la playa chorrillana, la cual se caracterizaba por su arena blanca y la salubridad de sus aguas.

Otros balnearios de la ciudad, como las playas de Ancón y La Punta también eran muy visitados. En las fotos del Archivo Histórico de El Comercio, se puede apreciar a jóvenes y adultos disfrutando del sol en los balnearios que llegaron a ser los más representativos de Lima.

La playa Waikiki en Miraflores, también fue un escenario muy visitado durante el verano. Hoy en día se tienen más opciones para pasar el verano, pero las playas de la Costa Verde, Ancón y La Punta siguen siendo los lugares favoritos de los bañistas limeños. 

LEE TAMBIÉN...