Juan Luis  Del Campo

Los inicios de los 90 fueron una época dorada para las películas de acción, con el triunfo en taquillas de “Duro de matar” / “Die Hard” reavivando el conocido género, resultando en excelentes blockbusters como “Total Recall” (1990), “Terminator 2″ (1991), “Demolition Man” (1993), “Speed” (1994), “The Rock” (1996) y muchas, muchas más donde la calidad de la acción solo era superada por sus curiosas premisas. Pero ninguna otra película es tan extraña y única como “Face/Off” (1997), magnum opera del director hongkonés que este 27 de junio cumplió 25 años desde su estreno.

MIRA: “Depredador” cumple 35 años: la leyenda que lo une a Rocky IV, el aporte de James Cameron y su vínculo con Perú

Para aquellos que no la han visto “Face/off” - “Contra/cara” en hispanoamérica - gira en torno al agente del FBI Sean Archer (), quien se somete a una operación de transplante de cara para infiltrarse en la banda terrorista de su némesis Castor Troy () y encontrar una poderosa bomba escondida en la ciudad de Los Ángeles. Y si bien al inicio todo parece ir bien con la maniobra, esta se sale de su control cuando Troy logra escapar con la cara de Archer, poniéndolos a ambos rumbo a una colisión inevitable y final.

Con una premisa tan llamativa, es inevitable pensar que el cambio de rostros fue la semilla desde la que nació toda la película, pero uno estaría equivocado. Michael Colleary y Mike Werb, escritores y productores de la película, la primera versión de “Face/Off” - escrita a mediados de 1990 - carecía de algunos de los elementos más reconocibles de la cinta, inspirándose más bien en la película clásica “White Heat” (1949) para contar la historia de un hombre que tenía que sobrevivir un motín en una prisión e infiltrarse en una banda criminal.

Nicholas Cage y John Travolta interpretan a un terrorista y un agente de FBI en "Face/Off". (Foto: Paramount Pictures)
Nicholas Cage y John Travolta interpretan a un terrorista y un agente de FBI en "Face/Off". (Foto: Paramount Pictures)

Estábamos trabajando con la idea de que nuestro héroe va encubierto como otra persona”, dice Colleary . “Luego se convirtió en que alguien de fuera se hace cargo de su vida. ¿Pero cómo funciona eso? Realmente nos topamos con la idea de un intercambio facial”.

“Una vez que llegamos a la idea, no pudimos dejar de escribir”, afirmó Werb.

Con un elemento tan fantástico como la capacidad de trasplantar caras perfectamente, el guión inicial de la película estaba ambientado 100 años en el futuro. De esta versión del guión se quedó en la versión final de la película el uso por los reos de botas magnéticas - sacadas del set de “Super Mario Bros.” - que vemos durante la escena de la prisión.

Una operación delicada

Inicialmente el guion fue adquirido por el famoso productor Joel Silver para Warner Bros., pero diferencias creativas hicieron que el proyecto languideciera por casi dos años antes de que los derechos a la historia cayeran en manos de David Permut y Paramount Pictures. Fue bajo este estudio que realmente se empezó a trabajar en la película, con el veterano de Hollywood Steven Reuther y el actor Michael Douglas como productores ejecutivos.

El primer director contratado fue Rob Cohen. Si bien este realizador es ahora recordado por comenzar franquicias como “The Fast and the Furious” y “XXX”, en ese entonces él solo tenía un par de películas en su CV como la comedia “Scandalous” (1984) y la cinta biográfica “Dragon: The Bruce Lee Story” (1993). En el caso de “Face/Off”, Cohen quiso poner su toque personal en la historia, introduciendo varias ideas que los fans de “Face/Off” deben estar agradecidos quedaron fuera del filme, como el hecho de que la bomba en el centro de la película adquiere conciencia en algún momento de la historia, obligando a Archer y Troy a trabajar juntos para desarmarla. Al final Cohen abandonó el proyecto para trabajar en “Dragonheart” y la cinta tuvo que buscar un nuevo director.

El siguiente en la lista fue el artista y realizador Marco Brambilla, quien acababa de terminar de rodar “Demolition Man”. La era de este realizador estuvo marcada por la decisión de Paramount Pictures de incluir a Johnny Depp en “Face/Off” en su intento de convertirlo en una estrella de cine. Depp, quien al inicio estuvo entusiasmado por el proyecto al escuchar el título, finalmente rehusó aceptarlo cuando descubrió que no se trataba de una película de hockey, llevándose consigo a Brambilla.

Dicen que la tercera es la vencida y en el caso de “Face/Off” la sabiduría popular resultó cierta con la contratación de John Woo. En ese entonces el director hongkonés ya había dejado su marca en el cine de su país con películas como “The Killer” (1989), pero recién estaba ingresando a Hollywood con cintas como “Hard Target” (1993) y “Broken Arrow” (1996).

John Woo contribuyó con varias decisiones estilísticas de la película, incluyendo el uso de dobles pistolas. (Foto: Paramount Pictures)
John Woo contribuyó con varias decisiones estilísticas de la película, incluyendo el uso de dobles pistolas. (Foto: Paramount Pictures)

Woo le da muchos de los elementos que hacen a “Face/Off” tan icónico como sus elaboradas y casi teatrales escenas de tiroteos - con el infaltable uso de dobles pistolas -, largas tomas de telas oleando por el viento y, por supuesto, sus requeridas tomas de palomas revoloteando. El director también centró la historia, concentrando su atención no solo en la acción sino también en el desarrollo de los personajes, tomando su tiempo en mostrar los efectos que tiene tanto en Troy como Archer el ponerse en la vida del otro, dándole al filme una profundidad más allá que el típico ‘blockbuster’ de la época.

Cara a cara

Es difícil pensar en “Face/Off” sin el icónico dúo que formaron Nicolas Cage y John Travolta, pero si las circunstancias hubieran sido diferentes, es posible que hubiéramos visto una versión de la película completamente distinta. Es así que cuando Michael Colleary y Mike Werb inicialmente concibieron el guion de la película, lo escribieron pensando en dos de las más grandes estrellas de acción del momento: Arnold Schwarzenegger y Sylvester Stallone. Otros pares que se discutieron para los roles principales fueron Bruce Willis y Alec Baldwin, Al Pacino y Robert De Niro, Michael Douglas y Harrison Ford, Jean-Claude Van Damme y Steven Seagal, así como Denzel Washington y Wesley Snipes.

El elegir a Nicolas Cage fue una decisión particularmente fortuita, ya que el actor no solo levantó el perfil de la película con su presencia gracias a su reciente victoria en los Oscar por protagonizar “Leaving Las Vegas” en 1995, sino que también le proporciona sus mejores - y más memeables - momentos de la cinta con su acostumbrada energía.

Por su parte, Travolta llegó a “Face/Off” junto al director John Woo, con quien acababa de filmar la cinta “Broken Arrow”, dando un grato contraste a la energía de Cage en la película y continuando con el renacimiento de su carrera que comenzó cuando protagonizó “Pulp Fiction” en 1994.

Para sus interpretaciones, los actores Nicolas Cage y John Travolta tuvieron que aprender los gestos del otro.  (Foto: Paramount Pictures)
Para sus interpretaciones, los actores Nicolas Cage y John Travolta tuvieron que aprender los gestos del otro. (Foto: Paramount Pictures)

El verdadero placer de las actuaciones de ambos es cuando ocurre después del cambio de cara, cuando los actores tienen que ‘habitar’ la vida del otro, imitando sus manierismos, gestos y maneras de hablar, proceso que se logró después de largas semanas observándose entre ellos.

Teníamos el lujo de vernos diariamente: Yo veía lo que hacía John (Travolta) y luego él veía lo que yo hacía en el playback, y así podíamos encontrar maneras de reflejarnos mutuamente. Coincidir”, afirmó Cage en una entrevista .

La escena que puso hizo la pauta de cómo sería la actuación en el resto de la película es curiosamente una de las primeras de la cinta, donde Nicolas Cage - como Castor Troy - aparece vestido de sacerdote y, bajo el ritmo de “El Mesías” de Georg Friedrich Händel, realiza un extraño baile y procede a tocar inapropiadamente a una joven corista. “Sé que cuando John (Travolta) vio eso se dijo ‘así que vamos con ese tipo de actuación’”, recordó Cage.

Era más importante que pudiéramos ser creíbles como el otro”, señaló John Travolta en diálogo . “Se hacía más hincapié en eso que el ser idénticos físicamente, porque yo era más pesado que Nick, no me parezco a él ni me comporto como él. Él es tan específico. Habla y camina así y para mí era muy fácil de entender”.

Travolta recordó que el proceso de adaptarse al otro fue mucho más complicado para su colega: “Fue mucho más difícil para Nick encontrarme. Me dijo ‘¿quién eres tú? He estado viendo todas tus películas pero siempre eres un personaje diferente. No sé quién eres.’

‘Principalmente, Nick, interpreto personajes’”, le contestó el actor en ese entonces. “‘No me dedico a ser yo mismo en la pantalla ni quiero serlo. No es que no me encuentre interesante, simplemente no tengo un comportamiento que tenga gancho’.

El trabajo dio resultado, y “Face/Off” fue una de las películas más exitosas de 1997, con una taquilla global de US$245 millones. Su éxito es incluso más loable si se toma que ese mismo año también salieron otros titanes de la gran pantalla como “Jurassic Park”, “Titanic”, “Men in Black” y “The Fifth Element”, entre muchos otros.

Es por eso que quizás lo más sorprendente de las sea lo mucho que se han demorado para sugerir el proyecto. Por ahora la posibilidad de “Face/Off 2″ está a cargo de Adam Wingard (”Godzilla vs. Kong”) y , con el hecho que su personaje falleció al final de la primera entrega no es un gran obstáculo en Hollywood. Menos seguro es el posible regreso de John Travolta, presencia igualmente crucial para el éxito de cualquier continuación de este clásico de cine. Felizmente no es necesario poner nuestras esperanzas en este todavía nebuloso proyecto para disfrutar el original.

"Face/ Off" ("Contracara")
¿Dónde ver?

La película está en la plataforma de streaming Star+.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más