A la izquierda, los actores Camila Mac Lennan y Paco Varela, caracterizados como Violeta Correa y Fernando Belaunde; respectivamente. A la derecha, Fernando Belaunde en el 2001. Fotos: Difusión/ Cecilia Larrabure para El Comercio.
A la izquierda, los actores Camila Mac Lennan y Paco Varela, caracterizados como Violeta Correa y Fernando Belaunde; respectivamente. A la derecha, Fernando Belaunde en el 2001. Fotos: Difusión/ Cecilia Larrabure para El Comercio.
Czar Gutiérrez

La silueta del hombre anciano avanza lentamente por el camposanto. Pulcramente vestido, aunque encorvado. Lleva un ramo de flores entre las manos. Se detiene ante una lápida. Por un costado del ecran avanza hasta detenerse frente a él la espigada silueta de una mujer. Una melodía inunda suavemente el ambiente mientras la imagen de fondo se disuelve y emergen gradualmente fotografías de un entierro. Luego en la lápida aparece un nombre: Violeta Correa de Belaunde. Ahora la mano del hombre coloca las flores y desaparece. Entonces queda la lápida en todo el ecran: “Espérame”.

LEE TAMBIÉN: Mesías Guevara: El Acción Popular de Belaunde y Paniagua es el que van a ver en el Congreso

Así son los primeros segundos de una obra teatral que recrea lo ocurrido el 1 de junio del 2001 cuando el ex presidente Fernando Belaunde Terry, transido de dolor, se acercó al ataúd donde descansaban los restos de su amada esposa y dijo: “Amor, espérame”. El rostro marcado por el tiempo, la noble frente inclinada, los ojos cansados. Y frente a él, el silencio definitivo de la mujer que lo acompañó en sus horas de gloria y calvario, como aquella madrugada de octubre de 1968 cuando tuvieron que abandonar la Casa de Pizarro encañonados por los fusiles del golpista.

Luces y sombras

La figura de Belaunde me interesó, paradójicamente, a partir de la gran corrupción que existe en el país. Se dice de él que es el único que tiene una memoria pulcra, honesta e impecable. Pero además de ese romanticismo, el gran impulso ocurre cuando conozco a Edwin Huaranga, su secretario personal y mano derecha. Él conoce mejor que nadie la vida de Belaunde y Violeta. Entonces nace el doble interés de hacer una obra de teatro, pero también una película, cuyo guion ya está escrito. Salió antes lo del teatro gracias a César Valer, que escribe los diálogos y lo ordena en dos actos”.

Quien habla es el documentalista Ítalo Lorenzzi (50), productor y hombre orquesta de “Espérame”, puesta en escena virtual que narra los momentos finales de la vida del fundador de Acción Popular personificado en el actor Paco Varela, y la profunda depresión en la que cayó después de la muerte de su esposa, interpretada por Camila Mac Lennan. También actúan Víctor Prada, Viviana Andrade y Fernando Pasco. “Fueron tres largos años de investigación, el guion contiene hechos que realmente ocurrieron. Claro, no pude poner todo. Pero en sustancia está la figura del ex mandatario, su carisma y el profundo respeto que profesaba por su pueblo”.

Y añade: “Por ese desprendimiento fue impulsor de Cooperación Popular, precisamente a través de Violeta Correa, a quien la gente también quería mucho. En algún momento el arquitecto sintió el cansancio de la vida y pensó en designar a su sucesor. Es cuando aparece un asesor y le dice que se trata de un partido democrático y no de una monarquía. Eso me creó un sinsabor. Que Belaunde fuera autocrático. Otro rasgo es que se trataba de un personaje demasiado pegado a las leyes. Cuando llegó el Papa Juan Pablo II, por ejemplo, fue a recibirlo solo”.

¿Y por qué, en una biografía tan rica y desbordante, la única inflexión dramática es la supuesta rivalidad entre los hijos de Belaunde y su segunda esposa? “Efectivamente, en la obra su hija Caro vence la barrera que había impuesto Huaranga y llega a conversar finalmente con su padre. Le plantea la posibilidad de regresar a vivir con su madre. Pero desde que se separaron en 1961 no se vieron sino unas 3 o 4 veces en la vida. Eran personas muy distintas. Rafael me dijo que su padre no pudo tener una mejor esposa que Violeta Correa. Entonces ese distanciamiento con sus hijos solo ocurre en mi ficción, que es un aperitivo, una especie de desfogue, para lo que contaré en la película”.

Más información

  • Emisiones: 7, 14, 21 y 28 de noviembre
  • Hora: 8:30 p.m.
  • Plataforma digital: Joinnus.

Te puede interesar