Ciudad Juárez. Los habitantes de y pueden convivir y divertirse, más allá de la división política. Con esta premisa en mente, el arquitecto estadounidense Ronald Rael colocó varios sube y baja que atraviesan el de acero.



“El sube y baja refleja que lo que se hace de un lado tiene impacto en el otro”, explicó el creador del juego, con el cual niños y adultos de ambas nacionalidades jugaron el pasado domingo.

Un grupo de niños juegan en el "sube y baja" sobre la frontera mexicana con Estados Unidos en la zona de Anapra en Ciudad Juárez, México.
Un grupo de niños juegan en el "sube y baja" sobre la frontera mexicana con Estados Unidos en la zona de Anapra en Ciudad Juárez, México.

Rael pensó en este proyecto por casi 10 años y, tras realizar algunos bocetos, pudo concretar su idea de unir a los habitantes de ambos países en el tradicional juego del sube y baja.

La frontera entre México y Estados Unidos se convirtió en un parque de juegos con la instalaciones de tres balancines conocidos como “sube y baja”, como forma de protesta. Foto y Video: AFP
La frontera entre México y Estados Unidos se convirtió en un parque de juegos con la instalaciones de tres balancines conocidos como “sube y baja”, como forma de protesta. Foto y Video: AFP

Los aparatos fueron ubicados estratégicamente en el área de Anapra y Sunland Park.

Un grupo de niños juegan en el "sube y baja" sobre la frontera mexicana con Estados Unidos en la zona de Anapra en Ciudad Juárez, México.
Un grupo de niños juegan en el "sube y baja" sobre la frontera mexicana con Estados Unidos en la zona de Anapra en Ciudad Juárez, México.

En una primera prueba para conocer la reacción de los ciudadanos de las dos naciones, Rael, con el apoyo de Virginia San Fratello y el colectivo Chopeke, colocó tres sube y baja diseñados específicamente para que cupieran entre los barrotes metálicos que conforman el muro que divide la frontera, cuya construcción inició en septiembre de 2018.

Un grupo de niños juegan en el "sube y baja" sobre la frontera mexicana con Estados Unidos en la zona de Anapra en Ciudad Juárez, México.
Un grupo de niños juegan en el "sube y baja" sobre la frontera mexicana con Estados Unidos en la zona de Anapra en Ciudad Juárez, México.

Rael, originario del estado de Colorado y profesor de arquitectura en la Universidad de California, aseguró que existen buenas relaciones entre las personas de Estados Unidos y México; sin embargo, el muro obstruye esta relación.

“Utilizar un sube y baja demuestra que somos iguales, que podemos estar juntos y convivir”, señaló Rael, quien se mostró emocionado al ver que tanto niños como adultos se acercaban para jugar en su instalación.

Unen a personas con un sube y baja en muro fronterizo

La colocación de los aparatos causó expectativas entre los habitantes de Anapra y de Sunland Park, quienes de manera paulatina se fueron acercando para hacer uso de los juegos.

Con las horas se formaron pequeñas filas de personas interesadas en formar parte esta actividad, cuya base es la cooperación.