Günther Messner (izquierda) murió por una avalancha en 1970 en al monte Nanga Parbat, en Pakistán, pero muchos responsabilizaron a su hermano Reinhold (derecha) / Instagram / @reinholdmessner_official.
Günther Messner (izquierda) murió por una avalancha en 1970 en al monte Nanga Parbat, en Pakistán, pero muchos responsabilizaron a su hermano Reinhold (derecha) / Instagram / @reinholdmessner_official.

El montañista italiano Gühnther Messner murió a causa de una avalancha en 1970, cuando estaba en una expedición para alcanzar la cumbre del monte Nanga Parbat, la novena montaña más alta del mundo, ubicada en . La semana pasada, después de 52 años de su fallecimiento, el hallazgo de una bota de este escalador en la ladera de ese pico asiático permitió resolver definitivamente el misterio de su muerte, que por mucho tiempo los rumores atribuyeron a su hermano Reinhold, también montañista, que se encontraba con Gunther en la misma excursión de escalada.

“La semana pasada, los lugareños hallaron la segunda bota de mi hermano Günther al pie del glaciar Diamir, después de 52 años. La tragedia del Nanga Parbat, así como Günther, permanecerán para siempre en la memoria”, escribió su hermano Reinhold en su cuenta de Instagram cuatro días atrás, junto a la imagen, efectivamente, del calzado de Günther enclavado sobre una roca.

MIRA: Una madre asesina a su hija de 5 años y trata de tapar el crimen fingiendo un secuestro en Italia

El 29 de junio de 1970 Günther Messner, de 24 años, fue declarado muerto tras ser alcanzado y desaparecer bajo una avalancha mientras descendía del Nanga Parbat por la cara del glaciar Diamir. Por las dificultades que presentaba conquistar esta cumbre de 8125 metros y las muertes que se habían producido entre los montañistas que quisieron escalarla, Nanga Parbat era conocida como “la montaña asesina”.

La segunda bota hallada de Günther Messner (la primera fue encontrada en 2005) demostraría que el montañista estaba descendiendo del Nanga Parbat cuando lo sepultó la avalancha.
(Instagram / @reinholdmessner_official).
La segunda bota hallada de Günther Messner (la primera fue encontrada en 2005) demostraría que el montañista estaba descendiendo del Nanga Parbat cuando lo sepultó la avalancha. (Instagram / @reinholdmessner_official).

Y tras la muerte de este montañista de la región italiana de Tirol del Sur, muchas fueron las voces que señalaron a su hermano Reinhold como responsable de esta tragedia. Básicamente, las acusaciones decían que Reinhold había abandonado a su familiar en la montaña para ganar la gloria de llegar a la cumbre de modo solitario.

“La montaña nunca miente”

“El recuerdo de esa experiencia sigue vivo en mí, también porque me vi obligado durante 50 años a defenderme de quienes intentaban acusarme de dejar morir a mi hermano, por haberlo abandonado para hacerme noticia”, señaló Reinhold Messner

MIRA: Murió la estrella de TikTok Cooper Noriega tras alarmante publicación

“Emocionalmente vivo en paz, pero esa tragedia siempre será parte de mi vida”, agregó el montañista, que se convertiría con los años en el primer escalador en conquistar las cumbres de las 14 montañas con una altura superior a los 8000 metros y el primero en escalar el Everest sin suministro de oxígeno.

Me llamaron fraticida por la voluntad de algunos de fama y dinero, un verdadero crimen”, agregó el montañista, que considera que el hallazgo de esa bota lo exonera completamente de las acusaciones, ya que la posición del calzado prueba que Günther se encontraba en el descenso y no en el ascenso de la montaña.

Al monte Nanga Parbat la llaman "la montaña asesina". (Musaf Zaman Kazmi / AP - Archivo).
Al monte Nanga Parbat la llaman "la montaña asesina". (Musaf Zaman Kazmi / AP - Archivo).

En 2005, en un lugar cercano al del hallazgo de esta bota, ya se habían encontrado los restos del montañista muerto junto a la otra pieza de calzado. “Los restos fueron encontrados en la ladera que yo siempre había dicho que era el lugar donde lo vi desaparecer. La montaña nunca miente y, si aún existiera la necesidad, el hallazgo de esta bota establece definitivamente la verdad de la muerte de mi hermano”, aseveró Reinhold, que remató: “Esta es una prueba irrefutable de que Günther desapareció durante el descenso, no durante el ascenso”.

Tal como asegura Reinhold, los dos hermanos montañistas ya habían alcanzado el pico máximo del Nanga Parbat cuando se produjo la muerte de Günther. Lo hicieron el 27 de junio de 1970, con una expedición que duró tres días y que estaba al mando del alemán Karl María Herrligkoffer. Además, la ascensión a esta montaña tuvo el componente heroico de que se llegó a la cumbre por primera vez por la vertiente Rupal, que cuenta con una pared vertical de 4500 metros, la más alta del planeta.

“Engañé a la muerte”

Luego de llegar a lo más alto de la “montaña desnuda”, según su significado en sánscrito, los hermanos emprendieron el regreso y fue dos días más tarde, cuando estaban próximos a la base, que fueron alcanzados por la letal avalancha. Entonces Ghunter desapareció bajo la nieve y su hermano, que se salvó de milagro, lo buscó durante un día y una noche. Luego se derrumbó exhausto.

Reinhold Messner sufrió acusaciones de fraticida durante más de 50 años, aunque él dice estar mentalmente tranquilo.
(Instagram / @reinholdmessner_official).
Reinhold Messner sufrió acusaciones de fraticida durante más de 50 años, aunque él dice estar mentalmente tranquilo. (Instagram / @reinholdmessner_official).

Seis días después, un grupo derescataron al montañista cuando ya todos sus compañeros de expedición lo creían muerto. “Cuando me encontraron en el valle, no había comido durante seis días y pesaba 56 kilos. Engañé a la muerte”, diría luego el montañista sobre su increíble supervivencia, que solo le dejó como secuela la amputación parcial de algunos dedos de sus pies.

Debido al mítico ascenso al Nanga Parbat y a las demás hazañas que realizó en los picos más altos del planeta, Reinhold Messner es considerado por muchos dentro del ámbito de los escaladores como el montañista más grande de todos los tiempos. Sin embargo, la sombra de las acusaciones lo acompañó durante más de medio siglo, hasta el hallazgo de la segunda bota de su hermano.

Con relación a este calzado, Reinhold expresó su deseo de que la bota sea enviada de regreso a Italia, para cuando se produjo la muerte de Günther. Lo hicieron el 27 de junio de 1970, con una expedición que duró tres días y que estaba al mando del alemán Karl María Herrligkoffer. Además, la ascención a esta montaña tuvo el componente heroico de que se llegó a la cumbre por primera vez por la cado en el norte de Italia.