Las elecciones estadounidenses no solo dependen del voto de los ciudadanos, sino también de cómo ese voto se refleja en los estados. Los comicios de este noviembre entre Trump y Biden se perfilan muy reñidos. (AFP)
Las elecciones estadounidenses no solo dependen del voto de los ciudadanos, sino también de cómo ese voto se refleja en los estados. Los comicios de este noviembre entre Trump y Biden se perfilan muy reñidos. (AFP)
Gisella López Lenci

En el 2016, todas las encuestas apuntaban a una victoria de Hillary Clinton. Su comando de campaña había preparado un fin de fiesta espectacular en un coliseo de Manhattan. Solo quedaba esperar el juego de los números. Pero los resultados dejaron a todos boquiabiertos. La victoria final fue para Donald Trump, pese a que la candidata demócrata había ganado largamente en el voto popular. Los 2,9 millones de votos de diferencia no fueron suficientes.