La Conaie exigió respeto para su “máximo líder” Leonidas Iza después de que el presidente Lasso anunciara la suspensión del diálogo.
La Conaie exigió respeto para su “máximo líder” Leonidas Iza después de que el presidente Lasso anunciara la suspensión del diálogo. / Adriano Machado / Reuters
Agencia EFE

La Confederación de Nacionalidades Indígenas del (Conaie), principal promotora de las protestas contra la gestión económica del Gobierno de , afirmó este martes que el Ejecutivo “confirma su autoritarismo, falta de voluntad e incapacidad” al romper el diálogo con su líder, Leonidas Iza.

MIRA: Paro Nacional en Ecuador: Guillermo Lasso suspende diálogo con líder de protestas indígenas tras muerte de militar

La Conaie exigió respeto para su “máximo líder” después de que el presidente Lasso anunciara en un mensaje a la nación que el Ejecutivo no se volvería a sentar con Iza, al que tildó de “oportunista” y de manejar intereses personales con los que “ha engañado” a sus bases y a todo el país.

“Lasso no rompe con Leonidas, rompe con el pueblo”, publicó en redes sociales la Conaie, en un mensaje donde también responsabilizó al mandatario conservador “de las consecuencias de su política belicista”.

El mensaje de Lasso se dio a raíz del ataque “con armas de fuego y lanzas” sufrido en la madrugada de este martes por un convoy que transportaba combustible, en un episodio donde murió un militar que participaba en el resguardo a esa caravana de vehículos.

El ataque contra ese convoy hizo que el Gobierno haya tomado la decisión de no volver a sentarse a negociar con Iza, tras una primera reunión sostenida el lunes donde hubo avances y nuevas concesiones del Gobierno.

En un pronunciamiento brindado en la Basílica del Voto Nacional, donde el movimiento indígena esperaba a que llegaran los delegados del Ejecutivo para retomar el diálogo, Iza pidió que se forme una comisión independiente que investigue los hechos sucedidos en la amazónica provincia de Orellana.

“UNA PROVOCACIÓN”, SEGÚN IZA

El presidente de la Conaie consideró que el episodio sucedido en la madrugada fue una provocación de las Fuerzas Armadas porque “entraron con un convoy militar donde había una manifestación”.

En la jornada de diálogo del lunes, los delegados del Ejecutivo habían anunciado que se derogaría un decreto para promover la actividad petrolera en la Amazonía y anunciaron su compromiso de no dar más concesiones mineras en áreas naturales protegidas y zonas intangibles.

Eso se unía al anuncio de rebajar en 10 centavos de dólar el precio de los combustibles subsidiados, para que las gasolinas de 85 octanos y el diésel pasen a costar 2,45 y 1,80 dólares por galón (3,78 litros), respectivamente, algo que el movimiento indígena consideró insuficiente ya que pide que los precios bajen a 2,10 y 1,50 dólares.

Durante la reunión del lunes también hubo el compromiso de formar mesas de trabajo para la mayoría de los puntos del pliego de demandas del movimiento indígena, como condonar a familias campesinas deudas vencidas de hasta 10.000 dólares y el control de precios de productos de primera necesidad.

Las protestas llegaron este martes a su decimosexto día tras haber comenzado el 13 de junio, y en ese tiempo se han registrado seis fallecidos, entre ellos el militar perecido en la madrugada, y alrededor de 400 heridos entre manifestantes y fuerzas de seguridad.

Producto de los numerosos cortes de carreteras hay desabastecimiento de combustibles y otros productos esenciales en varios puntos del país, principalmente en la sureña ciudad andina de Cuenca, capital de la provincia de Azuay.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más