Debanhi Escobar desapareció el pasado 9 de abril en el estado de Nuevo León, en México.
Debanhi Escobar desapareció el pasado 9 de abril en el estado de Nuevo León, en México.

Los empleados del Motel Nueva Castilla fueron quienes alertaron a las autoridades en Nuevo León, en , sobre olores fétidos que emanaban de la cisterna en desuso del inmueble, lugar en donde en la tarde tarde del jueves se encontraría el cuerpo de una mujer. El lugar está ubicado cerca de donde se vio por última vez a la joven , que desapareció el pasado 9 de abril.

MIRA: “Mi hija está muerta, estoy molesto, no sé qué hacer”: padre de Debanhi Escobar se quiebra tras el hallazgo de un cuerpo

“El alertamiento lo dan empleados del propio motel, por los olores fétidos que se empezaban a desprender de ese lugar”, detalló Ricardo Mejía Berdeja, subsecretario de Seguridad y Protección Ciudadana de México.

Señaló que tras hablar con el fiscal de Nuevo León, Gustavo Adolfo Guerrero, se indicó que ya se rescató el cuerpo de la cisterna, y que fue llevado al servicio médico forense para hacer la necropsia y poder comprobar genéticamente si se trata de Debanhi.

MIRA: Debanhi Escobar: cronología de la desaparición de la joven de 18 años en México

“Sin embargo, nos señalan que había un crucifijo que coincide con el que traía (Debanhi), así como la ropa que se dio a conocer en el último momento en que hay alguna imagen gráfica de la propia Debanhi”.

El lugar donde se encontró a Debanhi Escobar.
El lugar donde se encontró a Debanhi Escobar.

Cabe destacar, que el pasado 20 de abril la Fiscalía General de Justicia del Estado de Nuevo León llevó a cabo un cateo en el lado sur del Motel Nueva Castilla, cerca del lugar en donde un conductor abandonó a Debanhi, y en ese momento la indagatoria no arrojó resultados positivos.

“Mi hija está muerta, estoy molesto y no sé qué hacer”

El señor Mario Escobar, padre de Debanhi, dijo estar seguro de que el cuerpo que se encontró en la cisterna abandonada en el Motel Nueva Castilla es el de su hija.

“Por creer en la fiscalía, pido perdón a mi familia, fueron muchos días y la fiscalía no hizo su trabajo correctamente”, declaró Mario Escobar tras reconocer la ropa y calzado que vestía su hija el pasado 9 de abril.

“El corazón de mi esposa y el mío pedía, exigía.. Mi hija está muerta y no sé qué hacer, estoy molesto porque me equivoqué creí en las fiscalía, nunca me pasaron los tomos, les pedía copias, es mi derecho como víctima, nunca los tuve en mi poder, porque ellos no hicieron su trabajo”, continuó durante la declaración que dio durante la madrugada.