Un camión de combustible ingresa a la Franja de Gaza a través del cruce de Kerem Shalom con Israel, en Rafah, en el enclave palestino del sur, luego de una tregua, el 8 de agosto de 2022. (Foto: SAID KHATIB / AFP)
Un camión de combustible ingresa a la Franja de Gaza a través del cruce de Kerem Shalom con Israel, en Rafah, en el enclave palestino del sur, luego de una tregua, el 8 de agosto de 2022. (Foto: SAID KHATIB / AFP) / SAID KHATIB
Agencia AFP

Camiones con combustible entraron este lunes en la tras la tregua entre Israel y el grupo armado Yihad Islámica Palestina acordado bajo impulso de Egipto, señaló un periodista de la AFP en la frontera entre el enclave palestino y el Estado hebreo.

MIRA: Quién es Gustavo Petro, el líder de izquierda que busca cambiar a Colombia como presidente | PERFIL

Los camiones cisterna cruzaron desde Israel a través del paso fronterizo de Kerem Shalom en el sur de la Franja de Gaza, indicó el periodista de la AFP, horas después de que entrara en vigor un alto el fuego tras tres días de sangrientos enfrentamientos.

La vida diaria en Gaza quedó paralizada y la única central eléctrica tuvo que cerrar el sábado por falta de combustible, debido al bloqueo de las entradas del enclave por parte de Israel desde el martes.

MIRA: El Opus Dei se queda sin privilegios: el nuevo panorama de la prelatura bajo el papa Francisco

Hasta pocos minutos antes del inicio de la tregua, obtenida gracias a la mediación egipcia, el ejército israelí llevó a cabo ataques contra posiciones de la Yihad Islámica en el enclave palestino “en respuesta a los cohetes disparados” hacia el sur del territorio israelí, donde sonaron las sirenas de alerta.

El acuerdo tenía como objetivo detener la escalada de violencia que desde el viernes dejó 44 palestinos muertos, incluidos 15 niños, y que constituye la peor en Gaza desde una guerra de 11 días en mayo del año pasado.

MIRA: Los extraños casos de los pinchazos en discotecas en España

La vida diaria en Gaza había quedado paralizada y la única central eléctrica tuvo que cerrar el sábado por falta de combustible, debido al cierre de fronteras el martes por parte de Israel del enclave de 362 km2 donde viven 2,3 millones de palestinos.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más