Caracas. Dos menores que habían resultado heridos de bala en las protestas del martes y el miércoles contra el régimen de en, murieron este jueves, con lo que aumentó a cuatro la cifra de fallecidos, informaron familiares y dirigentes opositores.

Las víctimas son Yosner Graterol, de 16 años, herido el pasado martes en la localidad de La Victoria (norte), y Yoifre Hernández, de 14, impactado el miércoles en Caracas, dijeron los diputados Karin Salanova y Miguel Pizarro.

► 
► 

La ONG Observatorio Venezolano de Conflictividad Social anunció anteriormente la primera víctima mortal del segundo día de protestas en Venezuela. Además, el número de manifestantes heridos durante el más reciente levantamiento político en continúa en aumento.

Más de 50 personas resultaron heridas en Caracas durante el segundo día consecutivo de protestas antigubernamentales que registra Venezuela, informaron este miércoles fuentes sanitarias y gremiales.

De acuerdo a reportes, varios de los pacientes sufrieron heridas traumáticas. Un hombre recibió un disparo en el pie.

Jurubith Rausseo, de 27 años, falleció en una clínica tras haber recibido un "impacto de bala en la cabeza durante (una) manifestación", denunció en Twitter la ONG Observatorio Venezolano de Conflictividad Social.

Rausseo fue herida en Altamira, en las proximidades de la base aérea militar de La Carlota, donde el martes un grupo de uniformados se sublevó contra Maduro.

"Condenamos el asesinato de la joven Jurubith Rausseo García (27) por impacto de bala en la cabeza durante manifestación en Altamira (Caracas)", dijo la ONG en su cuenta de Twitter.

Según la misma OVCS, con esta muerte asciende "a 55 la cifra de manifestantes asesinados" en acciones contra el Gobierno de Nicolás Maduro durante este 2019.

Juan Guaidó dijo en Twitter que se compromete a hacer que la muerte de la mujer en una clínica de Caracas "les pese a quienes decidieron disparar" contra los manifestantes durante la jornada de hoy.

"Esto tiene que parar y los asesinos tendrán que hacerse cargo de sus crímenes. Pondré mi vida en que así sea", añadió.

Un total de 46 heridos fue atendido en el municipio caraqueño de Chacao, donde las fuerzas de seguridad y miles de manifestantes se enfrentaron durante varias horas en atención a un llamamiento hecho por el presidente encargado Juan Guaidó.

La presidenta del servicio municipal de salud, Maggia Santi, explicó ante periodistas que los lesionados están todos fuera de peligro, incluso los dos que fueron heridos con armas de fuego.

Otras 20 personas recibieron disparos de perdigones, 13 sufrieron traumatismos diversos, cinco síncopes y tres fueron ingresados por dificultades para respirar producto de los gases lacrimógenos usados por la Guardia Nacional Bolivariana (GNB).

Por otra parte, el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa (SNTP) informó que una decena de periodistas también sufrieron lesiones durante la cobertura de las manifestaciones antigubernamentales que se produjeron en Caracas y en casi la totalidad de los 23 estados del país.

El gremio destaca que cinco reporteros fueron heridos con perdigones, un instrumento generalmente usado por la fuerza pública para disuadir las protestas.

Entretanto, el equipo político de Guaidó ha cifrado en 78 el total de heridos en todo el país.

Además, la organización no gubernamental Foro Penal, que lidera la defensa de los considerados presos políticos de Venezuela, ha contabilizado 168 arrestos desde ayer cuando iniciaron las protestas luego de que un pequeño grupo militar se sublevara en Caracas y fuera repelido por el Gobierno varias horas después.

Efe ha constatado enfrentamientos en dos puntos de la capital venezolana, que han implicado el uso de gases lacrimógenos y perdigones del lado de la fuerza pública así como de piedras y bombas molotov por parte de algunos manifestantes.

En los alrededores de la base aérea militar La Carlota, donde ayer el líder opositor Juan Guaidó encabezó un efímero levantamiento contra el Gobierno de Nicolás Maduro, manifestantes encapuchados se han enfrentado por más de tres horas con agentes de la fuerza pública que han accionado sus armas en numerosas ocasiones.

Venezuela

Desde el destacamento, efectivos de la Guardia Nacional lanzaron gases lacrimógenos contra los manifestantes encapuchados, que formaban parte de una marcha de cientos de personas.




La Guardia Nacional Bolivariana (GNB, policía militarizada) ha desplegado varias tanquetas en la zona para apoyar su acción disuasiva.

Los encapuchados atacaron la sede la Aviación Militar, a la que también ingresaron, y han regresado varias de las bombas lacrimógenas que les lanzan los efectivos.

En otro punto de Caracas también se registró un enfrentamiento entre decenas de manifestantes y funcionarios de la Policía.

Así mismo se registraron enfrentamientos fuera de la base militar La Carlota entre fuerzas de seguridad y manifestantes. 

Se registraron enfrentamientos fuera de la base militar La Carlota entre fuerzas de seguridad y manifestantes.

Guardias nacionales también impidieron con gases lacrimógenos el avance de una pequeña movilización en el sector de El Paraíso, a unos cuatro kilómetros del palacio presidencial de Miraflores, según imágenes de medios locales.

En otros sectores de la ciudad como la Florida opositores denunciaron igualmente "represión" de la Guardia Nacional y la Policía.

Un grupo de manifestantes que se desplazaba para tomar un distribuidor de la autopista que enlaza el este y oeste de la capital fue frenado por agentes de la policía nacional motorizados y funcionarios de la Guardia Nacional que dispararon gases lacrimógenos y perdigones para dispersarlos frente a la cercana base aérea Generalísimo Francisco de Miranda.

AFP.
AFP.

Muchos huyeron en busca de refugio en un centro comercial próximo donde fueron recibidos por una lluvia de gases y perdigones.

Pese a las escaramuzas en la cercana autopista, otros manifestantes siguieron congregados en la Plaza Francia del barrio de Altamira, que la víspera fue epicentro de violentas protestas.

En tanto, ante cientos de seguidores concentrados en una avenida del este de la capital Guaidó afirmó que vienen “días duros” de persecución y represión de los opositores.

“Venezuela va a cambiar”, dijo Guaidó mientras la multitud gritaba “Sí se puede”.

Agregó que “mañana vamos a acompañar la propuesta que nos hicieron de paros escalonados, hasta lograr la huelga general".

AFP.
AFP.

Levantando un cartel que decía “Venezuela libre”, Ana Camarillo, un ama de casa de 46 años, afirmó que decidió salir a marchar “porque necesitamos despertar”.

“Estamos carentes de todos los principios, de todos los valores y estamos sumergidos en una falta de progreso. Ya es la hora de luchar por eso”, indicó Camarillo.

La mujer narró que la víspera también salió a las calles y sostuvo que está dispuesta a participar en todas las protestas que sean necesarias “porque tenemos que salir como sea de esta tragedia”.

Cerca de ella estaba Iria Agreda, una religiosa de 27 años, que decidió marchar para “luchar por la libertad y para acompañar al pueblo cansado de tanta opresión, de tanto dolor y tanta muerte”.

El martes, durante el fallido alzamiento militar liderado por Guaidó, se registraron disturbios en varias ciudades con saldo de un muerto y decenas de heridos, según el gobierno y organizaciones de derechos humanos.

Fuente: AFP / AP / EFE