Temas centrales, por Pedro Pablo Kuczynski
Temas centrales, por Pedro Pablo Kuczynski
Pedro Pablo Kuczynski

author

ppablo1@comercio.com.pe

E n la actualidad nuestros medios viven una época de efervescencia: encuestas volátiles electorales que cambian cifras y puestos de un día para otro, decisiones claves de las autoridades electorales, especulaciones de todo tipo. Todo esto es parte de las batallas electorales en muchos países. Pero lo importante es no olvidar que quienes salgan electos deberán enfrentar los serios problemas de un país en plena transición. 

Todos conocemos algo de los principales problemas que enfrentamos, pero en el entusiasmo de la elección a veces nos olvidamos cuáles son los verdaderos problemas y sus posibles soluciones. Vale la pena recapitular una vez más.

El primer gran tema es, sin duda alguna, el económico, aunque felizmente todavía muchos peruanos ven el futuro con optimismo. Pero hay que estar preparados para inevitables dificultades. Nuestras exportaciones, que son nuestra principal fuente de divisas, han caído 25% en los últimos dos años. La causa principal ha sido la frenada de la inversión en China, nuestro principal cliente para nuestros minerales. Pero al mismo tiempo surge ahora una complicación en Estados Unidos, la economía más grande del mundo, que parece entrar a un período de ralentamiento económico. Al mismo tiempo su Banco Central, la Reserva Federal, ha iniciado una lenta alza de tasas de interés, cuya continuación está ahora en duda. 

El efecto de todo esto ha sido una fuerte depreciación del sol: esa tendencia mejora la competitividad de nuestras exportaciones pero al mismo tiempo genera inflación. Enfrentamos una tasa inflacionaria de más de 4% anual, lo que es alto para el Perú, y para los que compraron vehículos y casas financiados en dólares, la devaluación crea un fuerte aumento en sus pagos en soles. Es fundamental manejar esta difícil situación con propuestas imaginativas, por ejemplo, que se deje que baje el precio de los combustibles y de la electricidad de acuerdo con las fuerzas del mercado. 

Los candidatos no están presentando propuestas claras sobre la economía, salvo el que escribe. Es fundamental debatir estos temas y tener una posición clara porque en su ausencia el Perú no estará generando los puestos de trabajo y la inversión que tanto necesita. 

El segundo gran tema, y el primero para muchos ciudadanos, es el deterioro de la seguridad ciudadana. Las estadísticas oficiales de homicidios no están mostrando el deterioro que mucha gente siente. Lo positivo es que solo 138 distritos del Perú explican la gran mayoría de los delitos. Por eso tenemos que empezar directamente en esos distritos, aunque varios de ellos, como por ejemplo el Callao y San Juan de Lurigancho, tienen poblaciones muy grandes. 

Necesitamos refundar la policía para que la carrera policial atraiga a jóvenes que quieren progresar y recibir buenas remuneraciones a cambio de su trabajo. Necesitamos comisarías más modernas, con radio y Wi Fi, y necesitamos más comisarías. El Perú solo tiene 1.500 comisarías para 1.850 distritos. Al mismo tiempo, necesitamos un Poder Judicial renovado, seleccionado por un Consejo Nacional de la Magistratura de gran prestigio, incorruptibilidad total y con sistemas modernos en vez de rumas y rumas de papeles inubicables. 

Varios candidatos abogan por la presencia del Ejército en las calles. Ese es un camino solo para emergencias, pero un ejército pequeño, conformado principalmente por reclutas muy jóvenes, no puede enfrentar los verdaderos problemas del crimen: los marcas, la droga, la extorsión y la impunidad. Restablecer la seguridad ciudadana en el Perú no será fácil y tomará algún tiempo, pero debemos discutir por dónde empezar inmediatamente. 

El tercer gran tema es la educación. Se está haciendo un gran esfuerzo en educación pública, pero aún estamos muy atrasados. Cito al prestigioso diario “El País” del día miércoles de esta semana: “El farolillo rojo de la región [América Latina] es Perú. En el penúltimo puesto [de las estadísticas de la OCDE], solo superado por Indonesia, el país andino registra una tasa del 74% de estudiantes con fallos graves en matemáticas, más del triple que la media de la OCDE”. 

Esta prestigiosa organización internacional señala que la desigualdad económica es la principal causa del problema educativo. Por eso es fundamental que el sector público ponga más recursos en educación: aumento general en el sueldo básico de los maestros, reconstrucción de colegios, instalación de banda ancha con acceso a todos los colegios públicos, subsidios para los útiles escolares y mejoramiento de instalaciones para bibliotecas y laboratorios. Solo para dar un ejemplo, si se aumentara el sueldo básico de los maestros de S/1.400 a S/2.000 por mes, la factura sería S/800 millones, una fracción de lo que nos están costando varios proyectos de infraestructura como líneas de metro y refinerías. 

Economía, seguridad y educación están las tres relacionadas entre sí. Sin una economía dinámica, no habrá recursos para invertir en educación y en seguridad. Sin educación seguirá la terrible informalidad que azota nuestra vida cotidiana: servicios de salud lentos y poco confiables, accidentes viales mortales en niveles inaceptables, corrupción. 

Tenemos otros temas también muy importantes, tales como el desarrollo rural, considerando que una proporción muy importante de la pobreza en el Perú se encuentra en las zonas rurales. Tenemos serios problemas en la salud pública, con mortalidad infantil y materna muy por encima de los estándares a los cuales aspiran los países modernos. En agua potable y saneamiento tenemos carencias enormes: las 54 empresas públicas de saneamiento pierden casi la mitad del agua que procesan y no le dan servicio a 10 millones de peruanos. Estas deficiencias también tienen consecuencias económicas. 

Por todas estas razones pensamos que sería muy deseable que los medios en lo que queda de esta campaña electoral traten de concentrarse más en los verdaderos problemas que enfrentamos en vez de estar eufóricos con encuestas y escándalos. Como dice El Búho, apago el televisor. ¡Feliz Día de la Amistad! 

Esta columna ha sido puesta a disposición de los candidatos que figuran en las cuatro primeras posiciones en las encuestas de El Comercio-Ipsos para que, aquellos que deseen usarla, puedan exponer sus ideas frente a nuestros lectores.