¿Cómo evitar que te roben fotos (y más) del celular?
¿Cómo evitar que te roben fotos (y más) del celular?
ÁNGEL HUGO PILARES

No deberíamos preocuparnos por esto. No deberíamos vivir pensando que, de golpe, nuestra información personal puede acabar en manos de cualquier persona que exponga nuestras fotos (no importa si son con ropa o sin ella) en la red. Pero ocurre. Así como le ocurrió a , todos estamos expuestos.

¿Cómo proteger tu móvil (y la información que gracias a él acaba en la nube)?

1. Protegiendo tu iCloud (o el servicio en la nube que uses)
Lo primero que hay que tener en cuenta (considerando que indicaba que la filtración hollywoodense fue producto de un hackeo masivo del servicio de almacenamiento en la nube de Apple) es que probablemente tus fotos estén subiéndose automáticamente a iCloud (u otro servicio) sin que lo sepas.

Aunque , estaría bueno saber esto si tienes un dispositivo iOS: si entre los álbumes de tu teléfono o tablet tienes este álbum que dice "Mis fotos en streaming", significa que, efectivamente, estas se están sincronizando con iCloud.

¿Opciones? Desactivar esto es fácil: entra a Configuración > iCloud y desactiva "Fotos" como servicio a compartir en la nube. Yo, por ejemplo, solo comparto mis contactos para tenerlos sincronizados en mis dispositivos. Pero si eres de los que quiere tener un backup de iCloud para tus fotos y hay alguna que no quieras compartir, solo elimínala de la carpeta "Mis fotos en streaming" y asunto resuelto.

Recuerda que también existen otros servicios de subida automática de fotos como Dropbox, Google+ o Flickr, y que los otros sistemas operativos también han implementado sus propios servicios al estilo de Apple. Busca ya mismo la configuración de tu teléfono y elimina la opción.

2. Protegiendo tus passwords
Si aún así decidiste mantener tus fotos almacenadas en algún servicio en la nube, empieza a cuidar las contraseñas que uses. De nada sirve usar un servicio cifrado como Dropbox cuando la contraseña es tu cumpleaños.

Un consejo clásico para que nuestras contraseñas sean más seguras es que no sean relacionados a uno mismo (nada del nombre de tu mascota, por ejemplo) porque con un poco de ingeniería social todo está al alcance de la mano. Imagínalo: un día te llega un correo con una encuesta para llenar y acabas revelando el nombre de tu perro o de tu gato. Es un ejemplo exagerado, pero puede ocurrir.

► Lee también: ¿Qué tan segura es tu contraseña? Descúbrelo con esta herramienta

Otra idea habitual es que las contraseñas no tengan solo letras, sino también números, o hacerlas más largas de lo normal (la mayoría de servicios piden que tengan unos ocho caracteres, aunque McAfee recomienda unos 14). Si en caso no quieres que tu password sea algo así como "2g7%yr8#d6y5h!" (lo que haría imposible recordarlo) o algo como "trabajoperrojuego", también puedes juntar varias palabras ("yasabencomo"), cambiar algunas letras (y@5@b3nk0m0) y hasta invertir su orden para tener algo así como "0m0k53b@5@y", pero eso depende de cada uno. La idea es hacerle más difícil el trabajo a aquellos que quieren forzar tu contraseña usando fuerza bruta (o sea, con un programa que pruebe todas las posibilidades de contraseñas una y otra vez).

Lee también: Recomendaciones para asegurar tus contraseñas y proteger tus datos

Claro, esto no sirve si el hueco de seguridad no está en nuestra contraseña, sino en el servicio que usamos, pero si usamos la misma contraseña para todos los servicios, el riesgo aumenta.

3. Siendo sensato
Hay que pensar también en la cantidad de copias que guardamos de cierta información. Si se trata de documentos importantes y ultra secretos, conviene tener unas dos o tres copias hasta que ya no necesites un acceso continuo desde cualquier lado. Pero si se trata de otro tipo de contenido (como ocurriría con alguien que quiere tomarse una foto íntima para compartir con su pareja), habría que pensar en tenerlo alojado solo en un servicio.

Otra cosa que ya sabemos es que hay virus para móviles y que estos pueden llegar de diversas maneras. Hoy nada más, mis contactos de Facebook bombardearon mi cuenta (la cual reviso desde mi móvil) con este link corto de Google que dirigía a un archivo creado en , un entorno de pruebas que te permite crear y ejecutar rápidamente códigos HTML, CSS y Javascript.

Ignoro la consecuencia de hacer clic ahí desde mi móvil, pero obviamente no era algo sano. Podría ser simplemente uno de esos virus que replican un mensaje de Facebook en los muros de mis amigos. O quizás alguien que quería tener acceso a información privada.