Melissa Valdivia Romero

Colaboradora

melissavaldivia2905@gmail.com

1 de 12
Todos los caminos conducen a Roma, y también a Machu Picchu. Actualmente, la pandemia por el COVID-19 ha originado que se reestructuren los protocolos de visita a los parques arqueológicos de Cusco, implementando restricciones. Para visitar la maravilla mundial existen tres accesos permitidos. La ruta más conocida y tradicional es vía tren desde Cusco u Ollantaytambo (Urubamba). (Foto: Melissa Valdivia)

Todos los caminos conducen a Roma, y también a Machu Picchu. Actualmente, la pandemia por el COVID-19 ha originado que se reestructuren los protocolos de visita a los parques arqueológicos de Cusco, implementando restricciones. Para visitar la maravilla mundial existen tres accesos permitidos. La ruta más conocida y tradicional es vía tren desde Cusco u Ollantaytambo (Urubamba). (Foto: Melissa Valdivia)

2 de 12
Desde 1929, Machu Picchu era accesible solo por la vía ferroviaria a través de la Empresa Nacional de Ferrocarriles del Perú (Enafer), concesionada a favor de la empresa ferrocarril transandino (Fetransa) y donde actualmente vienen operando las empresas IncaRail y PeruRail con servicios de trenes que inician viajes desde Cusco pero principalmente en el distrito de Ollantaytambo. Esta constituye la principal ruta de acceso a Machu Picchu, con una capacidad de traslado de miles de personas al día. (Foto: Melissa Valdivia)

Desde 1929, Machu Picchu era accesible solo por la vía ferroviaria a través de la Empresa Nacional de Ferrocarriles del Perú (Enafer), concesionada a favor de la empresa ferrocarril transandino (Fetransa) y donde actualmente vienen operando las empresas IncaRail y PeruRail con servicios de trenes que inician viajes desde Cusco pero principalmente en el distrito de Ollantaytambo. Esta constituye la principal ruta de acceso a Machu Picchu, con una capacidad de traslado de miles de personas al día. (Foto: Melissa Valdivia)

3 de 12
La red de Camino Inca (seis rutas) constituye otro acceso importante a Machu Picchu y un gran atractivo para muchos visitantes. Por el COVID-19 la Dirección Desconcentrada de Cultura de Cusco (DDCC), estableció las visitas al santuario solo por la Ruta N° 5 del Camino Inca (km 104). En tanto, la otra vía alterna es conocida como la Ruta Amazónica o Acceso Oeste, la misma que en los últimos años se ha convertido en una opción adicional para conocer Machu Picchu, especialmente para el segmento juvenil de turismo que ha considerado este viaje de aventura. (Foto: Melissa Valdivia)

La red de Camino Inca (seis rutas) constituye otro acceso importante a Machu Picchu y un gran atractivo para muchos visitantes. Por el COVID-19 la Dirección Desconcentrada de Cultura de Cusco (DDCC), estableció las visitas al santuario solo por la Ruta N° 5 del Camino Inca (km 104). En tanto, la otra vía alterna es conocida como la Ruta Amazónica o Acceso Oeste, la misma que en los últimos años se ha convertido en una opción adicional para conocer Machu Picchu, especialmente para el segmento juvenil de turismo que ha considerado este viaje de aventura. (Foto: Melissa Valdivia)

4 de 12
La ruta inicia en la ciudad de Cusco, donde se aborda un auto o bus hasta la localidad de Santa María (5 horas de viaje por S/35). Allí se toma un taxi colectivo hasta el pueblo de Santa Teresa (1 hora por S/10), posteriormente otro colectivo hasta la estación Hidroeléctrica (media hora por S/5). Al llegar a Hidroeléctrica, el recorrido comprende desde el sector de Intiwatana hasta Machu Picchu Pueblo con una distancia de 12 km (2 a 3 horas de caminata), serpenteando la misma ruta de la línea férrea que conecta con el terminal de buses que lleva a la Llaqta. Entre S/50 a S/70 cuesta invertir en un tramo por la ruta amazónica. (Foto: Melissa Valdivia)

La ruta inicia en la ciudad de Cusco, donde se aborda un auto o bus hasta la localidad de Santa María (5 horas de viaje por S/35). Allí se toma un taxi colectivo hasta el pueblo de Santa Teresa (1 hora por S/10), posteriormente otro colectivo hasta la estación Hidroeléctrica (media hora por S/5). Al llegar a Hidroeléctrica, el recorrido comprende desde el sector de Intiwatana hasta Machu Picchu Pueblo con una distancia de 12 km (2 a 3 horas de caminata), serpenteando la misma ruta de la línea férrea que conecta con el terminal de buses que lleva a la Llaqta. Entre S/50 a S/70 cuesta invertir en un tramo por la ruta amazónica. (Foto: Melissa Valdivia)

5 de 12
Según los estudios plasmados en el Plan Maestro del Santuario Histórico de Machupicchu 2015-2019, la dinámica del flujo hacia el santuario antes de la pandemia se concentraba en un 80% de visitantes (1 millón) que llegaban vía tren, el 13% entre turistas y personal de apoyo (149 mil 362) por el Camino Inca, y el 7% de visitantes (80 mil) llegaban por el acceso amazónico. (Foto: Melissa Valdivia)

Según los estudios plasmados en el Plan Maestro del Santuario Histórico de Machupicchu 2015-2019, la dinámica del flujo hacia el santuario antes de la pandemia se concentraba en un 80% de visitantes (1 millón) que llegaban vía tren, el 13% entre turistas y personal de apoyo (149 mil 362) por el Camino Inca, y el 7% de visitantes (80 mil) llegaban por el acceso amazónico. (Foto: Melissa Valdivia)

6 de 12
Los datos del Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Sernanp), indican que el 2018 registró un aproximado de 240 mil visitantes que accedieron a la Llaqta de Machu Picchu por este sector, evitando así el convulsionado tráfico de pasajeros que optan por acceder al tren desde Ollantaytambo. Además, que esta ruta, según los visitantes principalmente extranjeros, minimiza en cierta medida el costo de la visita a la maravilla del mundo. La tendencia de crecimiento promedio en los últimos años ha sido de 21,71% anual. Según el municipio distrital de Machu Picchu antes de la pandemia un promedio de 400 visitantes por día ingresaban por la Ruta Amazónica. Actualmente no se maneja una data actual de ingresos. (Foto: Melissa Valdivia)

Los datos del Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Sernanp), indican que el 2018 registró un aproximado de 240 mil visitantes que accedieron a la Llaqta de Machu Picchu por este sector, evitando así el convulsionado tráfico de pasajeros que optan por acceder al tren desde Ollantaytambo. Además, que esta ruta, según los visitantes principalmente extranjeros, minimiza en cierta medida el costo de la visita a la maravilla del mundo. La tendencia de crecimiento promedio en los últimos años ha sido de 21,71% anual. Según el municipio distrital de Machu Picchu antes de la pandemia un promedio de 400 visitantes por día ingresaban por la Ruta Amazónica. Actualmente no se maneja una data actual de ingresos. (Foto: Melissa Valdivia)

7 de 12
Ante la reapertura del santuario desde noviembre, y luego de que la DDCC determinara que los ingresos a Machu Picchu serían de manera gratuita, cientos de turistas optaron por hacer uso de la Ruta Amazónica para cumplir el objetivo de conocer la maravilla mundial. (Foto: Melissa Valdivia)

Ante la reapertura del santuario desde noviembre, y luego de que la DDCC determinara que los ingresos a Machu Picchu serían de manera gratuita, cientos de turistas optaron por hacer uso de la Ruta Amazónica para cumplir el objetivo de conocer la maravilla mundial. (Foto: Melissa Valdivia)

8 de 12
Oscar Saravia y Rosa Ortiz tienen 20 años de casados. Llegaron desde Lima para festejar su aniversario de bodas en Machu Picchu. Para su buena suerte, ambos llegaron a Aguas Calientes el día en que la huelga indefinida se levantó temporalmente y la ciudadela inca reabrió sus puertas al día siguiente. La pareja decidió emprender la ruta por el acceso amazónico el último viernes, ambos refieren que el no poder acceder a usar el tren por la medida de lucha, temieron ver frustrar su viaje, sin embargo, decidieron informarse sobre la vía alterna y se convencieron de que vivirían una mejor experiencia caminando por los paisajes que llevan a la maravilla mundial. “Estábamos temerosos porque no sabíamos cómo era la ruta, si era pendiente, o muy accidentado, pero unos conocidos en Cusco nos explicaron sobre la hora, el viaje, y decidimos arriesgar. Creemos que valía la pena, tuvimos mucha suerte porque el día fue soleado y se pudo disfrutar del paisaje”, contó Oscar a El Comercio. (Foto: Melissa Valdivia)

Oscar Saravia y Rosa Ortiz tienen 20 años de casados. Llegaron desde Lima para festejar su aniversario de bodas en Machu Picchu. Para su buena suerte, ambos llegaron a Aguas Calientes el día en que la huelga indefinida se levantó temporalmente y la ciudadela inca reabrió sus puertas al día siguiente. La pareja decidió emprender la ruta por el acceso amazónico el último viernes, ambos refieren que el no poder acceder a usar el tren por la medida de lucha, temieron ver frustrar su viaje, sin embargo, decidieron informarse sobre la vía alterna y se convencieron de que vivirían una mejor experiencia caminando por los paisajes que llevan a la maravilla mundial. “Estábamos temerosos porque no sabíamos cómo era la ruta, si era pendiente, o muy accidentado, pero unos conocidos en Cusco nos explicaron sobre la hora, el viaje, y decidimos arriesgar. Creemos que valía la pena, tuvimos mucha suerte porque el día fue soleado y se pudo disfrutar del paisaje”, contó Oscar a El Comercio. (Foto: Melissa Valdivia)

9 de 12
Sin embargo, desde el 10 de diciembre hasta el mediodía del viernes 18 del presente mes, el acceso vía férrea a Machu Picchu estuvo paralizado debido a la huelga indefinida en contra de los servicios que brindan las operadoras PeruRail e IncaRail, únicas empresas que ofrecen el viaje en tren. (Foto: Melissa Valdivia)

Sin embargo, desde el 10 de diciembre hasta el mediodía del viernes 18 del presente mes, el acceso vía férrea a Machu Picchu estuvo paralizado debido a la huelga indefinida en contra de los servicios que brindan las operadoras PeruRail e IncaRail, únicas empresas que ofrecen el viaje en tren. (Foto: Melissa Valdivia)

10 de 12
El principal reclamo de las poblaciones asentadas en la vía férrea y la misma población de Machu Picchu es la poca frecuencia del servicio de trenes y las altas tarifas al turismo nacional ofrecidas por ambas operadoras. Este tipo de hechos, según denuncian las autoridades y dirigentes locales, ocasionan largas colas para el traslado de los usuarios, así como la reducción drástica en el arribo de turistas a la Llaqta Inca. (Foto: Melissa Valdivia)

El principal reclamo de las poblaciones asentadas en la vía férrea y la misma población de Machu Picchu es la poca frecuencia del servicio de trenes y las altas tarifas al turismo nacional ofrecidas por ambas operadoras. Este tipo de hechos, según denuncian las autoridades y dirigentes locales, ocasionan largas colas para el traslado de los usuarios, así como la reducción drástica en el arribo de turistas a la Llaqta Inca. (Foto: Melissa Valdivia)

11 de 12
Ante estos hechos, la frecuencia de visitas a Machu Picchu desde la ruta amazónica incrementó. Los turistas en su mayoría nacionales de todas las edades optaron por dicho acceso. Asimismo, los mismos pobladores que no podían usar el tren usaron con más frecuencias esta ruta. Desde el último sábado, la ciudadela inca reabrió por segunda vez -en esta oportunidad luego de estar cerrada por la medida de lucha- y recibió a cientos de turistas que ingresaron desde el acceso oeste. (Foto: Melissa Valdivia)

Ante estos hechos, la frecuencia de visitas a Machu Picchu desde la ruta amazónica incrementó. Los turistas en su mayoría nacionales de todas las edades optaron por dicho acceso. Asimismo, los mismos pobladores que no podían usar el tren usaron con más frecuencias esta ruta. Desde el último sábado, la ciudadela inca reabrió por segunda vez -en esta oportunidad luego de estar cerrada por la medida de lucha- y recibió a cientos de turistas que ingresaron desde el acceso oeste. (Foto: Melissa Valdivia)

12 de 12
Leonor Quispe, es conductor que trabaja transportando turistas en su unidad vehicular en la ruta Hidroeléctrica - Santa Teresa, el chófer aseveró a este diario que antes de la pandemia solía llevar mínimo 50 turistas diarios. “Por el paro no han estado viniendo turista. Recién poco a poco están llegando ahora que se levantó la medida. Antes de la pandemia era más fluido, estaba lleno de turistas, llevaba por lo menos 50 turistas a diario, ahora entre 8 a 10 por día” refirió Quispe. Asimismo, aseveró que la carretera Santa María-Santa Teresa-Hidroeléctrica debería ser intervenida con urgencia para dinamizar la reactivación económica de los pobladores. (Foto: Melissa Valdivia)

Leonor Quispe, es conductor que trabaja transportando turistas en su unidad vehicular en la ruta Hidroeléctrica - Santa Teresa, el chófer aseveró a este diario que antes de la pandemia solía llevar mínimo 50 turistas diarios. “Por el paro no han estado viniendo turista. Recién poco a poco están llegando ahora que se levantó la medida. Antes de la pandemia era más fluido, estaba lleno de turistas, llevaba por lo menos 50 turistas a diario, ahora entre 8 a 10 por día” refirió Quispe. Asimismo, aseveró que la carretera Santa María-Santa Teresa-Hidroeléctrica debería ser intervenida con urgencia para dinamizar la reactivación económica de los pobladores. (Foto: Melissa Valdivia)

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más