Nuevos balnearios aparecen en Trujillo por erosión costera
Nuevos balnearios aparecen en Trujillo por erosión costera
Redacción EC

Un balneario se ha formado al sur de Salaverry, en , debido a la  erosión costera que arrasó varios metros de las playas Las Delicias, Víctor Larco y Huanchaco. El nuevo espacio ha sido bautizado como Asia de Trujillo, debido a que hasta esa zona llegan familias adineradas a veranear.

La playa, que tiene un ancho que varía entre los 350 metros y un kilómetro como máximo, nace a la izquierda del molón contenedor del puerto, sector conocido como Uripe, y termina en la zona llamada La Ramada. La razón de su aparición es que la arena que ha ido reteniendo el molón se ha acumulado en este sector.

Los balnearios que llegan hasta Puerto Morín, en la provincia de Virú, también han ganado arena.  

El biólogo Carlos Bocanegra García indicó que la longitud de las playas es de 5 kilómetros y que se calcula que tienen más de 60 millones de metros cúbicos de arena. Agregó que se han ido formando desde la construcción del molón, a principios de 1980.

Bocanegra lamentó que los nuevos balnearios existan a costa de la destrucción de otras playas y que, debido a la falta de arena, algunos peces ya no se puedan encontrar en estas, lo cual implica un daño al medio ambiente.

Asia de Trujillo
La aparición de este espacio hizo que el entregara en propiedad 356 hectáreas de tierras para construir proyectos de desarrollo urbano residencial tipo balneario. Los bienes entregados son el lote Uripe-Río Seco N° 01, de 256 hectáreas, valorizado en S/.7’690.000, y el lote Uripe-Río Seco N° 07, de 139 hectáreas, por el que se cancelaron S/.2’700.000.

Para el secretario general del Movimiento Huanchaquero en Defensa del Medio Ambiente, el ingeniero forestal Omar Steve Campos, esto fomentará la actividad turística en la zona, pero seguirá destruyendo los balnearios de Huanchaco, Las Delicias y Buenos Aires.

Una situación preocupante, ya que, como informó El Comercio hace tres semanas, el litoral trujillano perdió ocho kilómetros en los últimos 60 años debido a la erosión costera.