las precipitaciones continuarán hasta el 2 de enero en regiones de la sierra y selva del país, según el Senamhi (Foto: cortesía)
las precipitaciones continuarán hasta el 2 de enero en regiones de la sierra y selva del país, según el Senamhi (Foto: cortesía)
Daniel Bedoya

La intensa en las primeras horas del domingo en , que causó aniegos en varias calles e inundó algunas viviendas, sería un aviso de lo que se espera en los próximos días.

Tal como lo advierte el Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (), las precipitaciones continuarán hasta el 2 de enero en regiones de la sierra y selva del país. Estas lluvias son calificadas con una intensidad de moderada a fuerte.

Desde el 27 de diciembre se han presentado diversas emergencias –según el Centro de Operaciones de Emergencia Nacional (COEN)– en Apurímac, Áncash, Huánuco, Huancavelica, San Martín, La Libertad y Piura, siendo esta última región la más golpeada con siete distritos afectados por las lluvias.

(Fuente: Indeci)
(Fuente: Indeci)

Durante estos días, las autoridades han reportado dos personas y seis familias afectadas, daños en once estructuras, entre viviendas y centros de salud, en hectáreas de cultivo y carreteras.

El Gobierno, a través de sus ministros, descartó que los eventos actuales correspondan a un nuevo fenómeno de El Niño costero, que en el 2017 dejó varios muertos y millonarias pérdidas materiales. Se debería esta vez al trasvase de lluvias de la sierra a la costa. En este contexto, 35 distritos de Piura fueron declarados en emergencia como medida preventiva.


—¿Y el drenaje?—

En Piura, un reclamo de la población fue evidente tras las recientes lluvias: la falta de un sistema de drenaje que ayude a evitar el aniego en las calles. Por ejemplo, la avenida José Aguilar Santisteban, que fue una de las más afectadas pese a haber sido rehabilitada por el gobierno regional durante la gestión de Reynaldo Hilbck. No soportó la gran cantidad de agua que cayó el domingo.

Juan José Díaz Dios, alcalde distrital de Piura, criticó el retraso de la instalación de drenajes, pues “recién los expedientes estarían listos en agosto del 2020”, y –dijo– ahora se encuentran en manos de la Autoridad para la Reconstrucción con Cambios (ARCC). Explicó que por ello la ejecución de obras se daría en el 2021.

¿Por qué demorará tanto? ¿Quién es el responsable? La ARCC indicó a El Comercio que las avenidas y calles inundadas en Piura no corresponden a obras de su gestión. “En algunos casos son trabajos realizados mediante la modalidad de obras por impuestos”, dijeron. Además, explicaron que “la solución definitiva al problema del drenaje pluvial de la ciudad de Piura se encuentra en el convenio Gobierno a Gobierno que la ARCC actualmente trabaja con 11 países invitados para diseñar y ejecutar las obras”. Desde el 2017, se han transferido S/34 millones a Piura.