Daniel Carbajal

Como parte de los feriados de , decenas de turistas llegaron hasta la iglesia Nuestra Señora de Fátima ()  y escalaron hasta el mirador. Esto con el objetivo de apreciar desde otra perspectiva la belleza de la ciudad. 

La iglesia cuenta con una torre de 40 metros de altura por la cual los visitantes pueden subir --superando estrechas escaleras de material noble con pasamanos-- siempre acompañados de un guía.

En los seis niveles que debes pasar hasta llegar a lo más alto del santuario se puede apreciar cuadros de épocas como la de la fiebre del caucho; esculturas de hombres nativos, fotografías del siglo XX, un campanario de 1968 y murales pintados por artistas loretanos. 

"La iglesia siempre estuvo abierta y hemos aprovechado para abrir las puertas de nuestro mirador. Es una forma de aprovechar el turismo y observar mirar la ciudad desde arriba. El horario se va a modificar de acuerdo a la concurrencia del público", expresó Nicolás Suárez, párroco de la iglesia Nuestra Señora de Fátima.

El horario de acceso es de 10 a 11 de la mañana, y por la tarde de 4 a 5 pm. El acceso es grauitto y solo requiere anotarse en un cuaderno de registro. Manuel Pinedo es el guía encargado de recibir a los visitantes y explicarles a fondo la historia de la iglesia. 

TAGS RELACIONADOS