Redacción EC

Sin consorte oficial desde que François Hollande dejara en enero de 2014 a la periodista Valérie Trierweiler, la Presidencia francesa espera tras la segunda vuelta electoral a una nueva pareja que, indudablemente, será distinta a las que hasta ahora han pasado por ahí pues será una con más de 20 años de diferencia entre sí o una en la que un hombre ocupe por primera vez el puesto de consorte presidencial. 

El primero es el matrimonio entre el candidato socioliberal Emmanuel Macron con quien fuera su profesora, Brigitte Trogneux, que ha potenciado en sus apariciones mediáticas el perfil del ex ministro de Economía de Hollande entre 2014 y 2016.

"No somos una familia clásica, es algo innegable, ¿pero hay menos amor? No lo creo", ha dicho el líder del movimiento En Marcha! sobre su esposa, quien le lleva unos 23 años.

La diferencia de edad ha sido blanco frecuente de críticas contra ellos, que incluyeron rumores de una supuesta homosexualidad de Macron que este supo capear con humor.

Por otro lado, el abogado Louis Aliot, secretario general del Frente Nacional (FN) de 2005 a 2010 y su vicepresidente desde 2011, asumiría en el Elíseo un papel en el que tiene intención de permanecer en la sombra, "sin ninguna exposición ni mediática ni pública".

Su relación con Marine Le Pen se dio a conocer en 2010, después de que la prensa informara de la compra conjunta de una casa cerca de Perpiñán, pero desde entonces la pareja, a la que la candidata de ultraderecha llegó tras haberse divorciado dos veces y Aliot una, ha mantenido un perfil bajo.

Fuente: EFE

MÁS NOTICIAS DEL MUNDO EN...

TAGS RELACIONADOS