El mercado de Piura es un completo caos debido a la presencia de más de 400 vendedores informales que no han sido desalojados todavía por las autoridades. (Foto: Ralph Zapata)
El mercado de Piura es un completo caos debido a la presencia de más de 400 vendedores informales que no han sido desalojados todavía por las autoridades. (Foto: Ralph Zapata)
Ralph Zapata

Aunque el alcalde de , Juan José Díaz Dios, ha dicho en reiteradas oportunidades que una de las prioridades de su gestión es ordenar el mercado de Piura, aún 400 ambulantes continuán ocupando las vías públicas del principal centro de abastos de la ciudad. La autoridad municipal ha dispuesto varias operaciones contra los informales, usando una cisterna de agua, y con el apoyo de la policía, pero los vendedores ambulantes siempre terminan regresando a las vías públicas.

Así lo corroboró este martes El Comercio, en un recorrido que realizó por la zona. Son 400 ambulantes que ocupan las vías públicas del mercado de Piura. Han colocado sombrillas para protegerse del sol y ofrecen sus productos en las veredas que deberían servir para el tránsito libre y fluido de las personas. Por ese motivo, caminar por este lugar se pude convertir en una verdadera odisea durante la hora punta. Además del caos y del bloqueo de las calles, el exceso de ruido y griterío es insportable.

Hace exactamente un mes el municipio provincial de Piura inició las operaciones contra los informales con el uso de una cisterna de agua conocida como ‘rochabús’. Sin embargo, los retiros de los ambulantes eran momentáneos pues, luego de que la policía y los municipales se marchaban, ellos regresaban de nuevo a las calles.

Ambulantes burlan las medidas dispuestas por las autoridades para controlar el comercio informal. (Foto: Ralph Zapata)
Ambulantes burlan las medidas dispuestas por las autoridades para controlar el comercio informal. (Foto: Ralph Zapata)
Se optará por colocar bloques de cemento y rejas. (Foto: Ralph Zapata)
Se optará por colocar bloques de cemento y rejas. (Foto: Ralph Zapata)

- Nuevas medidas -

Ante los fallidos intentos por ordenar el comercio en el mercado de Piura, la comuna provincial prepara dos proyectos para erradicar a los informales. El primero es colocar bloques de cemento y rejas desde el Jr. Los Naranjos hasta el Jr. B, en los alrededores del principal centro de abastos de la ciudad.

El gerente de Seguridad Ciudadana del municipio de Piura, mayor PNP Jaime Alva, dijo a El Comercio que la propuesta busca erradicar a los más de 400 comerciantes ambulantes que continúan en los alrededores del mercado modelo de Piura.

"Es una propuesta complementaria al uso del rochabús, que busca erradicar de raíz el comercio informal de los ambulantes de Piura. Con esto, además, buscamos ordenar los paraderos formales en el mercado de Piura. Y evitamos más accidentes de tránsito", dijo.

La idea es colocar rejas de 1.80 metros y bloques de cemento a lo largo del corredor peatonal, con el fin de ordenar el transporte y los paraderos formales. “Antes de Navidad está propuesta ya debe estar implementada”, dijo Alva. Asimismo, la comuna de Piura ha propuesto la promulgación de una ordenanza que multe a las personas que compren productos a comercios informales.