El suboficial PNP Elvis Yoel Miranda Rojas deberá cumplir siete meses de prisión preventiva luego de abatir a un presunto delincuente. (Foto: Facebook)
El suboficial PNP Elvis Yoel Miranda Rojas deberá cumplir siete meses de prisión preventiva luego de abatir a un presunto delincuente. (Foto: Facebook)
Alicia Rojas Sánchez

El suboficial PNP Elvis Joel Miranda Rojas (24) recibió 7 meses de prisión preventiva luego de abatir a un presunto delincuente en el distrito de Castilla, en Piura. Tras esta decisión del Poder Judicial, autoridades como el ministro del Interior, Carlos Morán; el comandante general de la Policía Nacional, José Lavalle; y el jefe policial de la Macro Región Piura - Tumbes, general PNP Leoncio Núñez; manifestaron su posición contra esta medida y la respectiva apelación, cuya audiencia será este viernes 25.

Miranda Rojas es investigado por los presuntos delitos de abuso de autoridad y homicidio en conjunto. El abatido durante la intervención policial del domingo 13 fue identificado como Juan Carlos Ramírez Chocán. Él, y otros dos sospechosos, son los acusados del robo de una billetera con dinero en efectivo en el distrito de Castilla.

► 


Uno de ellos, Renzo Aron Escobar Cano (19), se acogió al proceso de terminación anticipada y recibió una pena de 2 años de prisión suspendida y el pago de una reparación civil de S/500, dijo Máximo Ramírez, asesor de Defensa Legal de la Policía Nacional, dijo a El Comercio. El tercer acusado fue identificado como "24". "A los delincuentes que robaron al civil los juzgaron por terminación anticipada. Pero el policía que mató a un delincuente, prisión. Qué absurdo", manifestó el general en retiro. Ramírez Chocán tenía antecedentes por robo en el año 2017 y es desertor del Ejército del Perú.

Renzo Escobar, uno de los presuntos delincuentes que participó en el asalto en Piura. (Captura: Reniec)
Renzo Escobar, uno de los presuntos delincuentes que participó en el asalto en Piura. (Captura: Reniec)

Sobre la hipótesis que a los presuntos delincuentes no se les encontró armas de fuego, Ramírez sostiene que "esto es falso. Ellos han tenido armas, lo que pasa es que la arrojan". La pericia balística, dijo el general en retiro, arrojó que Miranda Rojas realizó cuatro disparos, "tres al aire y uno al cuerpo".

Ricardo Valdés Cavassa, ex viceministro de Seguridad Pública del Ministerio del Interior, mencionó que el uso de la fuerza letal solo se debe dar contra quien representa un peligro real e inminente de muerte o lesiones graves. "Solo ahí se puede usar la fuerza letal con el objetivo de controlarlo y defender la propia vida o de otras personas", dijo.

"Al no detenerse (tras los disparos al aire) el policía debe continuar la persecución, debe hacer uso de su radio, debe llamar a más fuerza y debe ejecutar otro tipo de trabajo. El disparo al aire ante un presunto delincuente de hurto le va a quedar un tanto difícil al policía poder argumentar que ha hecho el uso de la fuerza de acuerdo a lo que establece el Decreto Legislativo N°1186, que es el que regula el uso de la fuerza de la policía", dijo Valdés.

Por su parte, Eduardo Pérez Rocha, ex director de la Policía Nacional, sostiene que aún persiste la necesidad de equipos para la intercomunicación entre los policías. "Hasta ahora no se tiene algo que todas las policías del mundo necesitan, que es receptor transmisor, de modo que yo comunico por radio que voy a intervenir, el lugar donde estoy, a quién, etc. Aquí no. El policía sale con sus celular. Eso es un procedimiento que como no se puede ejecutar, el policía tiene que actuar de acuerdo a lo que le han indicado", dijo.

Finalmente, opinó que la detención preventiva de Elvis Miranda podría tener efectos en la actuación de los demás policías. "Es una situación que va a traer por bajo el aspecto de, por ejemplo, la voluntad de los policías. Voy a pensar 20 veces si voy a intervenir porque sino me voy a ver privado de la libertad", comentó.

Para Nataly Ponce Chauca, ex viceministra de Seguridad Pública, la medida de prisión preventiva contra el suboficial ha sido un "exceso innecesario", pues las investigaciones se podría haber seguido con él en libertad.

"Me parece un exceso la prisión preventiva porque es un ciudadano y policía que tiene arraigo personal, familiar, institucional, profesional.  La investigación se podría haber llevado en libertad porque tiene las garantías que exige la norma. Hubo un exceso innecesario", dijo a El Comercio.

Respecto a los protocolos para la actuación de los policías en estos casos, mencionó que "está muy bien que se investigue si cumplió el protocolo, pero eso no tiene ninguna justificación de cara a la prisión preventiva. Ese elemento podría ser valorado ya en una decisión firme respecto a la situación jurídica final".

Agregó que es necesario respaldar el trabajo de los policías en las calles. "Debe haber un respaldo al trabajo policial bien desempeñado, lo cual no significa apoyar conductas abusivas ni ilegales, pero sí debe haber un respaldo al trabajo porque el que enfrenta en las calles a la delincuencia son los policías. La parte operativa del policía debe respaldarse".

"En cuanto al tema institucional, sin duda esto va seguro a representar un reforzamiento de los canales de capacitación, entrenamiento, sobre el uso de la fuerza", comentó. "La Policía Nacional sí requiere avanzar en la línea de armas no letales. Hay armas intermedias que podrían ser también de utilidad", dijo Ponce.

Síguenos en Twitter como

TAGS