Carlos Neyra

Unidad de Investigación

La fiscalía anticorrupción a cargo del caso de la millonaria adjudicación de a una empresa de Samir Abudayeh investiga nuevos indicios sobre la presunta sustracción de información clave del registro de visitantes de la sede de la entidad estatal, a donde la lobbista ingresó al menos seis veces durante el gobierno de .

LEE TAMBIÉN | A Pedro Castillo se lo tragó el mar: la crisis del Poder Ejecutivo. Una crónica de Fernando Vivas

Según las fuentes, el equipo de la fiscal Norah Córdova revisa el reporte oficial de visitas de Petro-Perú –obtenido por El Comercio–, en el cual aparecen los nombres de directivos y empleados de la compañía AVP y Seguridad S.A.C., que no tiene contrato vigente con el ente estatal, así como la hora que entraron y salieron del edificio, y las oficinas a las que ingresaron.

Asimismo, un testigo que colabora con la fiscalía ha entregado documentación que confirmaría la presencia de tres personas de la referida empresa de seguridad, el lunes 20 de diciembre –unas horas antes de la llegada de la delegación fiscal–, cuyos datos fueron eliminados del registro oficial de visitas.

Ese día, alrededor de las 9 a.m., un grupo de fiscales liderado por Rodrigo Rurush ingresó a Petro-Perú para incautar evidencias respecto a las supuestas reuniones de Karelim López en esa entidad estatal, durante el proceso de licitación para adquirir biodiésel por US$74 millones, contrato adjudicado a Heaven Petroleum Operators (HPO), de Abudayeh.

Al finalizar la diligencia, se incautaron tres cuadernos de Seguroc S.A., firma encargada de la seguridad en el edificio, y se dejó constancia en actas de la desaparición de los cuadernos de registro de visitantes anteriores al 25 de octubre, y que se habían borrado archivos del sistema de videovigilancia.

El registro oficial

Tras recibir la documentación de un testigo, la fiscal Córdova empezó a indagar sobre la posible presencia del gerente de AVP y Seguridad S.A.C., Marcio Chumacero.

Según el reporte de visitas, Chumacero ingresó a Petro-Perú el 9, 10, 13 y 22 de diciembre. La primera reunión que tuvo fue con el subgerente de Seguridad de la entidad estatal, Henry Requena; y en su segunda visita, fue a la oficina de la gerenta de Administración y Finanzas, Fiorella Muñoz.

AVP no registra haber suscrito algún contrato con Petro-Perú, de acuerdo con el Organismo Supervisor de las Contrataciones del Estado (OSCE).

En sus dos últimos ingresos al ente estatal, Chumacero se reunió con Requena y con el gerente de Seguridad, Iván Cuba. En este último encuentro participaron otros dos ejecutivos de AVP y el gerente general de Seguroc S.A., Rafael Rocca, quien tiene a cargo la seguridad del edificio desde abril del 2021.

El otro representante de AVP es Hans Heysen Arévalo, quien entró a la entidad, “a título personal”, el 24 de noviembre y el 1 de diciembre. En el primer ingreso, se reunió con la secretaria del gerente general Hugo Chávez Arévalo, Giuliana Patiño, y en la segunda visita se reunió con la gerenta de Administración y Finanzas.

Los mensajes

La indagación a los representantes de esta compañía de seguridad surgió después de que la fiscal Córdova accediera a unas imágenes de conversaciones vía WhatsApp, que fueron proporcionadas por un testigo que se comunicó el 20 de diciembre con el gerente de Operaciones de Seguroc S.A., Jorge Izquierdo Cornejo.

Izquierdo escribió a las 7:15 a.m.: “Te cuento y no exagero todo. Reuniones en Petro-Perú. Edificio principal”.

Luego de una hora, el representante de Seguroc S.A. agregó: “Falta Iván Cuba. Él dispuso que ni anotarán nada. Nunca quisieron que se anote en el cuaderno de visitas los 3 ingresos [de personas]”.

Según las pesquisas, las tres personas entraron a Petro-Perú y no fueron registradas.

Luego, Izquierdo le pidió a su amigo que llamara a la prensa, pues pretendían reemplazarlos en la vigilancia del edificio. Un día antes, el domingo 19, un programa periodístico había difundido la imagen de un video en que se veía a Karelim López en la entidad pública.

A las 8:14 a.m., Izquierdo volvió a escribir: “Ya botaron al jefe corporativo de Seguridad. Quieren meter a una empresa de seguridad”. Y a continuación adjuntó una captura de pantalla del perfil de Marcio Chumacero en la red social LinkedIn, con la anotación: “Este está entrando por los palos”.

En el registro oficial de visitas alcanzado por Petro-Perú a El Comercio, no figura el ingreso de Chumacero, el 20 de diciembre. Sin embargo, aparecen las reuniones de empleados de AVP –los días 10, 13, 22 y 23 de diciembre– con el personal de la Gerencia de Seguridad, Iván Cuba y Manuel Richter, de donde desaparecieron los cuadernos de visitas y archivos de videovigilancia.

Este Diario solicitó sus versiones a Seguroc S.A. y a AVP y Seguridad S.A.C., pero no hubo respuesta. Tampoco contestaron Jorge Izquierdo, Manuel Richter ni Iván Cuba. En tanto, el funcionario Hugo Chávez, inicialmente negó conocer a Chumacero, pero luego no volvió a responder.

Evidencias en custodia de la fiscalía

En el 2021, Petro-Perú suscribió contratos con Seguroc S.A., por S/40 millones, para que vigile sus instalaciones en todo el país. (Foto: Carlos Neyra)
En el 2021, Petro-Perú suscribió contratos con Seguroc S.A., por S/40 millones, para que vigile sus instalaciones en todo el país. (Foto: Carlos Neyra)

TE PUEDE INTERESAR

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más