Módulos Temas Día
Módulos Tomas de Canal

Más en Ciencias

La contaminación del aire podría dañar el cerebro

Según estudio, las partículas contaminantes menores a 200 nanómetros pueden llegar al cerebro a través del nervio olfativo

La contaminación del aire podría dañar el cerebro

La contaminación del aire podría dañar el cerebro

PARÍS. Las nanopartículas resultantes de la contaminación del aire son capaces de alcanzar el cerebro y podrían causar enfermedades como el Alzheimer, según un estudio británico de casos registrados en Ciudad de México.

Aunque el vínculo con el Alzheimer -cuya causa exacta se desconoce- queda por demostrarse, el estudio de la Universidad Lancaster de Gran Bretaña pone en evidencia "la presencia de nanopartículas de magnetita en el tejido cerebral humano".

Los resultados, publicados en la revista "Proceedings of the National Academy of Sciences" (PNAS), sugieren que "partículas menores a 200 nanómetros son lo suficientemente pequeñas como para entrar al cerebro a través del nervio olfativo".

Para llegar a esa conclusión, los investigadores de Lancaster, dirigidos por Barbara Maher, analizaron muestras de tejido cerebral de 37 personas fallecidas.

Entre ellas, 29 eran habitantes de entre 3 y 85 años de la capital mexicana, donde existen notorios índices de contaminación elevada, y las otras 8 eran ancianos en la ciudad inglesa de Manchester, con distintos niveles de enfermedades neurodegenerativas.

Según los autores, las partículas halladas son similares a las nanoesferas de óxido de hierro -sensible al campo magnético- abundantes en el aire contaminado urbano, resultante de combustiones o fricción.

Su presencia en el cerebro sería particularmente tóxica, aunque todavía queda mucho por examinar antes de poder concluir que desempeñan un papel en el Alzheimer.

"No existen aún conocimientos suficientes para determinar si esta fuente externa de magnetita procedente de la contaminación del aire constituye un factor en la enfermedad", advirtió Joanna Collingwood, de la Universidad de Warwick.

Según Peter Dobson, de la misma institución y que tampoco participó en la investigación, "otros estudios apuntan a un origen externo de la magnetita hallada en el cerebro, pero aún no podemos estar absolutamente seguros". 

Fuente: AFP

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos

Mantente siempre informado y disfruta de cientos de beneficios exclusivos del CLUB EL COMERCIO

¡SÉ PARTE DEL CLUB EL COMERCIO!

SUSCRÍBETE AQUÍ
Ir a portada