La ilustración compara la órbita excéntrica de HR 5183 b con las órbitas más circulares de los planetas en nuestro propio Sistema Solar. (Imagen: Credit: W. M. Keck Observatory/Adam Makarenko)
La ilustración compara la órbita excéntrica de HR 5183 b con las órbitas más circulares de los planetas en nuestro propio Sistema Solar. (Imagen: Credit: W. M. Keck Observatory/Adam Makarenko)
Redacción EC

Un equipo de astrónomos estadounidenses ha descubierto un  tres veces más masivo que Júpiter y que posee una órbita completamente inusual: viaja en forma ovoide alrededor de su estrella, informó el Instituto de Tecnología de California ().

Según los investigadores, si bien se han encontrado otros planetas gigantes con órbitas altamente elípticas, ninguno de esos mundos se encuentra en la parte más externa de sus sistemas estelares como sucede con HR 5183 b, ubicado a 103 años luz de la Tierra.

-[r]
-[]
►[]

"Este planeta es diferente a los planetas de nuestro Sistema Solar, pero más que eso, es diferente a cualquier otro exoplaneta que hayamos descubierto hasta ahora", afirma Sarah Blunt, primera autora del estudio.

"El hecho de que este planeta tenga una excentricidad tan alta habla de alguna diferencia en la forma en que se formó o evolucionó", abunda Blunt.

La investigación, que se publicará en la revista The Astronomical Journal, detalla que el exoplaneta fue descubierto utilizando el método de velocidad radial, que detecta variaciones en las órbitas de las estrellas madre causadas por los tirones gravitacionales de sus planetas. 

HR 5183, la estrella anfitriona de este planeta, fue descubierta en la década de 1990. HR 5183 b rodea su estrella aproximadamente cada 45 a 100 años, por lo cual los astrónomos aún no han podido seguirlo durante toda su órbita.

"Detectamos este movimiento de resorte. Vimos el planeta entrar y ahora está saliendo. Eso crea una firma tan distintiva que podemos estar seguros de que este es un planeta real, a pesar de que no hemos visto una órbita completa", afirma Andrew W. Howard, profesor de astronomía en el Caltech.

Los científicos creen que el movimiento peculiar de este planeta se debe probablemente a que en alguna vez tuvo un vecino de tamaño similar, que al acercarse lo suficiente, uno empujó al otro fuera del sistema y lo forzó a entrar en una órbita altamente excéntrica.

Este planeta, que no se parece a ninguno de nuestro Sistema Solar, muestra -según los investigadores- "que nuestro universo es increíblemente rico en diversidad".

El hallazgo se hizo con datos del Observatorio Lick, en el norte de California; el Observatorio W. M. Keck, en Hawai; y el Observatorio McDonald, en Texas. Todos ellos son parte del California Planet Search.

Síguenos en Twitter: