(Foto: Pixabay)
(Foto: Pixabay)
Redacción EC

Los mosquitos que transmiten la malaria se están volviendo resistentes al insecticida por un mecanismo completamente nuevo identificado en la Escuela de Medicina tropical de Liverpool.

El estudio, publicado en la revista especializada Nature, analizó dos especies de mosquito. En específico, Anopheles gambiae y Anopheles coluzzi, dos vectores principales de malaria en África occidental.

Los científicos descubrieron que una familia particular de proteínas de unión situadas en las patas del insecto se expresa altamente en poblaciones resistentes al insecticida.

Victoria Ingham, autora del estudio, explicó que “hemos encontrado un mecanismo de resistencia a los insecticidas completamente nuevo que creemos que está contribuyendo a la eficacia más baja de lo esperado de mosquiteros. La proteína, que se basa en las patas, entra en contacto directo con el insecticida cuando el insecto aterriza en la red, lo que lo convierte en un excelente objetivo potencial para que los futuros aditivos en las redes superen este potente mecanismo de resistencia”.

Al examinar los mosquitos Anophele, el equipo demostró que la proteína de unión, SAP2, se encontró elevada en poblaciones resistentes y más elevada después del contacto con piretroides, la clase de insecticida utilizada en todas las mosquiteros. Descubrieron que cuando se reducían los niveles de esta proteína, por silenciamiento parcial del gen, se restauraba la susceptibilidad a los piretroides. Mientras, cuando la proteína se expresó a niveles elevados, los mosquitos previamente susceptibles se volvieron resistentes a los piretroides.

Los mosquitos están continuamente desarrollando nuevos mecanismos de resistencia y el descubrimiento de este nuevo mecanismo de resistencia brinda una excelente oportunidad para identificar sinergistas adicionales que podrían usarse para restaurar la susceptibilidad.

Por su parte, la profesora Hilary Ranson, una de las principales autoras del estudio, explicó que “los mosquiteros tratados con insecticida de larga duración siguen siendo una de las intervenciones clave en el control de la malaria. Es vital que comprendamos y mitiguemos la resistencia dentro de las poblaciones de mosquitos para asegurar que las reducciones dramáticas en las tasas de enfermedades en décadas anteriores no sean invertido”.

“Este mecanismo de resistencia recientemente descubierto podría proporcionarnos un objetivo importante tanto para el monitoreo de la resistencia a los insecticidas como para el desarrollo de nuevos compuestos capaces de bloquear la resistencia a los piretroides y prevenir la propagación de la malaria”, concluyó la experta.

Emol, GDA

Síguenos en Twitter...