La influencia de los movimientos antivacunas en el mundo está propiciando la reaparición de enfermedades mortales que ya se creían controladas, como el sarampión. (Foto: Reuters)
La influencia de los movimientos antivacunas en el mundo está propiciando la reaparición de enfermedades mortales que ya se creían controladas, como el sarampión. (Foto: Reuters)
Diego Suárez Bosleman

Periodista de Ciencia y Tecnología

diego.suarez@comercio.com.pe

Pese a que existe una vacuna, casi 100 países han reportado un aumento de casos de durante el 2018

Existe una vacuna gratuita, efectiva y segura para erradicar el sarampión. Sin embargo, los conflictos sociales y el injustificado movimiento antivacuna han llevado a que desde el 2016 los casos aumenten en el mundo en más de un 30%, según la Organización Mundial de la Salud (OMS). Y hay más: 98 países registraron este tipo de incremento en el 2018, señala el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).

—ALTAMENTE CONTAGIOSO—
El es un virus sumamente contagioso que se transmite –principalmente– a través del contacto directo y del aire. Puede llegar a ser mortal. Solo en el 2017 hubo 110.000 muertes asociadas a esta enfermedad (en su mayoría menores de 5 años), mientras que en el 2016 ocurrieron 89.780.

De acuerdo con la doctora Lenka Kolevic, jefa del Servicio de Infectología del Instituto Nacional de Salud del Niño en Breña, la mayoría de fallecimientos se debe a “complicaciones como la encefalitis (inflamación del sistema nervioso central), diarrea grave y neumonía”.

—MIEDO INJUSTIFICADO—
En 1998, el ex médico británico Andrew Wakefield publicó un estudio fraudulento que vinculaba la vacuna triple vírica (rubeola, y paperas) con el trastorno del espectro autista (TEA). Lamentablemente, este hecho llevó al surgimiento de un movimiento antivacuna, que ha cobrado fuerza en Europa.

De acuerdo con la agencia Reuters, Francia, Grecia, Italia y Eslovenia son los países de esa región con menos confianza en la seguridad de las vacunas, y los tres primeros son los que poseen los mayores índices de sarampión entre el 2017 y el 2018, según la Agencia Europea para Prevención y Control de Enfermedades.

Pero hasta la fecha no existe ningún tipo de vínculo entre la vacuna triple vírica y el TEA. Un estudio publicado este año en la revista “Annals of Internal Medicine” nuevamente descartó algún tipo de relación entre ambos. Se analizó a más de 650 mil niños.

—NO TAN LEJOS—
Este reciente aumento se ha centrado en 10 países, que representan el 74% del total. Entre ellos está Venezuela.

El incremento en ese país está vinculado al conflicto social que experimenta, que a su vez ha desencadenado en la ya conocida migración venezolana. 

Abel Salinas, ex ministro de Salud y jefe de Pediatría de la Clínica Internacional, sostiene que esa migración ha llevado a un aumento de la tasa de en los países cercanos a la frontera de Venezuela, como Colombia, con unos 400 casos asociados; lo mismo ocurre en Brasil.

Respecto al Perú, Salinas afirma que se ha controlado el último rebrote de , que surgió en el país en el 2018, con 38 afectados hasta noviembre pasado.

“Ante dicho resurgimiento, en el país se priorizó la vacunación en los grupos de riesgo –menores de 5 años, lactantes y aquellos con sistemas inmunitarios débiles–. Se tomó la decisión temporal de colocar la primera dosis de la vacuna a los niños de seis meses de nacido, cuando lo usual es al año”, explica el especialista, quien subraya que el rebrote mundial es vergonzoso pues pudo ser evitado. Agrega que este hecho tiene que llevar a una reflexión a las autoridades sanitarias.

EL DATO
La primera dosis de la vacuna contra el se da al año de nacido el niño, y la segunda al año y medio.

TAGS RELACIONADOS