Redacción EC

 fue despedida por quienes fueran sus compañeros en las canteras del humorismo peruano: Álvaro Gonzales, recordado por su personaje de ',  y , a quien conoció por su relación amical con su padre, Carlos Oneto, el eterno 'Pantuflas'.

En diálogo con elcomercio.pe, el actual rostro de  recordó con mucho cariño los años que trabajó junto a Checa, a quien describió como una persona dulce y feliz, y dijo que siempre le estará agradecido por haber confiado en su talento y haber aceptado trabajar con él en "Las mil y una de Carlos Álvarez".

"Yo tenía 23 o 22 años cuando empecé con ese programa y la llamé para que se vaya de Panamericana a Canal 2. Fue un espaldarazo de ella hacia mi trabajo porque lo hizo pese a que yo era muy joven", dijo Álvarez.

Bettina Oneto, por su parte, trajo al recuerdo las reuniones del elenco de "El Tornillo", programa al que pertenecieron su padre y Esmeralda Checa, realizaban en la casa de la actriz en San Miguel.

"Me dio mucha pena saber que se había puesto mal y más todavía que mis papás, que son tan amigos de ella, no lo sepan, que no se vayan a dar cuenta (...) Ella deja un gran legado. Es una pena que las nuevas generaciones no la hayan gozado (...) Las nuevas generaciones no conocen a los antiguos, entonces creen que todos hemos sido así tipo las chicas de hoy en día y por eso no tienen mucho respeto. Yo me he trazado la meta de cuadrarlos a todos porque yo he visto a  gente como Esmeralda y mi padre entregar su vida, cada segundo del día a pensar qué se van a poner, cómo va crear un personaje", indicó Oneto.

Los restos de Esmeralda Checa . Mañana será cremada en el cementerio Campo Fe de Huachipa.