"Al fondo hay sitio" busca juntar a Cattone y Regina Alcóver
"Al fondo hay sitio" busca juntar a Cattone y Regina Alcóver
Redacción EC

ANA VALENZUELA

La deuda que tenían pendiente Regina Alcóver y Osvaldo Cattone desde hace 20 años al fin conseguirán saldarla con “Querido mentiroso”, obra que presentarán desde este jueves en el teatro Marsano. “Volver a actuar al lado de Osvaldo me parece genial. Estamos muy ilusionados. El público no se puede perder este reencuentro”, dice Regina.

En escena nos divertimos y comprendemos como nadie. Hemos sido una pareja taquillera en su momento”, añade Osvaldo.

Al hombre de teatro no le falta razón cuando dice que se convirtieron en una dupla muy querida en producciones como la telenovela “Me llaman Gorrión” (1974) y el musical “Aleluya, aleluya” (1976), con el que se inauguró el Marsano.

“Regina es un ícono nacional, es un nombre consolidado. Volver a actuar como pareja dará que hablar. Hay gente que no nos ha visto juntos. Somos muy carismáticos y muy mediáticos”, añade Cattone, cuya última obra junto con Regina fue “Escenas de la vida conyugal”, en 1994.

Tan especial quería Cattone que fuera este reencuentro sobre las tablas que al principio pensó en escribir un musical, pero al final apostó por esta creación de Norman Krasna, que fue llevada al cine por Cary Grant e Ingrid Bergman.

“Quise crear una obra que combine canto, baile y confesiones de nuestras vidas. Después, no creí relevante hacer un ‘reality’ con la fuerza que tienen y ‘Esto es guerra’. Iba a parecer muy ‘light’. Preferimos ampararnos en un texto estadounidense, con encanto y glamour”, aclara el director de teatro.

COMO LA VIDA MISMA
En “Querido mentiroso”, Regina interpreta a Myra Campbell, una estrella de Hollywood que parecía haber perdido las ganas de vivir, luego de la muerte de su esposo. Sin embargo, un buen día llega a su vida Henry Losey, un financista de la Casa Blanca del cual terminará enamorada. Al principio, sin saber que estaba casado.

“La obra relata el periplo de un diplomático con una famosa actriz de Broadway. Ellos deciden vivir un amor otoñal, sin papelería, sin hijos, deciden ser amantes”, señala Osvaldo.

Esta historia toca de manera especial a Regina, quien no se pone barreras cuando se trata de emprender proyectos que la hacen feliz.

El mensaje de la obra es atreverse aunque estés mayor. Si tienes ganas de hacer las cosas, las harás como si tuvieras 20 años”, sostiene.

Ella, por estos días, divide su tiempo entre las grabaciones de “Al fondo hay sitio”, su programa de radio y los ensayos de “Querido mentiroso”.

Regina muestra su admiración por la gran fortaleza y perseverancia de Cattone. “Hace poco Osvaldo demostró que es un valiente de aquellos. Lo operaron y tiene placas de titanio en la espalda y continúa con la misma agilidad, chispa y encanto”, declara. Mientras que Osvaldo reitera que siempre encontrará la calma en la comedia teatral.

“Me gusta la comedia porque me gusta la risa. A veces el drama me pone mal”, comenta Cattone.

LOS QUIEREN EN "AL FONDO HAY SITIO"

Si bien la propuesta para sumarse a “Al fondo hay sitio” le pareció tentadora, el experimentado actor Osvaldo Cattone cuenta que no aceptó porque desea tener una vida tranquila. “Me ofrecieron entrar con ella (Regina Alcóver) a  ‘Al fondo hay sitio’. Hace dos años que ‘Betito’ Aguilar me coquetea, pero yo tengo 80 años y tengo ganas de gozar de mi familia, del sol y la piscina. No quiero correr tras el trabajo”, dice Osvaldo. “Quisiera retirarme, estoy como cansado, no en vitalidad, sino que a veces quiero dormir hasta las 11 de la mañana. Hice tanto cine y teatro, es tiempo de terminar”, añade.

Sin perder el sentido del humor, Cattone bromea también respecto de las múltiples actividades que realiza Regina.

“Ella es una máquina de trabajo”, comenta. “En la noche vendrá al teatro muerta, lo que quede de Regina”, señala Cattone.

A su turno, Alcóver recuerda que al principio no estaba segura de aceptar la propuesta de Efraín Aguilar. “Él me propuso el año pasado que entrara a ‘Al fondo hay sitio’, le dije que no podía por mis otras ocupaciones. Esta vez acepté. Soy muy atrevida y audaz. Este ha sido mi año, estoy muy feliz”, expresa. “Antes decía ‘no me hago un lifting’, pero me lo hice. A esta edad estoy más atrevida que cuando era jovencita”, apunta.

Cuando tiene que hablar del elenco que la acompaña en “Al fondo hay sitio”, Regina solo tiene palabras de agradecimiento, está feliz de trabajar con gente entrañable. Uno de ellos es Adolfo Chuiman, quien en la serie de América TV se convierte en el padre de su hijo.

“Cuando éramos jóvenes nos veíamos en el canal. Él hacía ‘Risas y salsa’ y yo trabajaba con Pablo de Madalengoitia y en las telenovelas”, recuerda Regina sin poder evitar referirse también a Yvonne Frayssinet. “Nos morimos por tener escenas juntas”, cuenta.

UN HIJO MUY DIVERTIDO
Regina además se siente afortunada de tener tanto en la ficción de Canal 4 como en la vida real a un hijo tan divertido. “César Ritter me recuerda a Gian Marco porque es muy alegre. Uno no sabe con qué saldrá, le agrega al guion lo que quiere [ríe]”, comenta la actriz.

Acerca de su vida afectiva, Regina comenta que ahora no tiene un compañero y que se siente tranquila. “Vivo sola. Estoy feliz. Nadie me tiene que decir esto no o esto sí. Me siento muy libre de elegir”, cuenta.

Contenido sugerido

Contenido GEC