Módulos Temas Día
Módulos Tomas de Canal

Más en Día 1

El “efecto Chaglla”: Se prevé un viraje en el mercado de fusiones y adquisiciones

El anuncio de la venta de esta central hidroeléctrica, por parte de la cuestionada Odebrecht a la multinacional China Three Gorges Corp, podría marcar un punto de inflexión

Chaglla

La Central Hidroeléctrica Chaglla, la tercera más grande del país, ubicada en la región Huánuco, entró en operación el 2016.

Finanzas. La potencial venta de esta central hidroeléctrica, por parte de Odebrecht, podría reactivar el número de transacciones que se ha registrado hasta agosto, y que ya suman US$3.183 millones.

La Central Hidroeléctrica Chaglla, la tercera más grande del país, ubicada en la región Huánuco, entró en operación el 2016.

Chaglla podría ser un nombre por el que se recordará este 2017. O, al menos, un nombre por el que se recordará este año en nuestro mercado de fusiones y adquisiciones.

efecto chaglla

opinion

Fuente: TTR

opinion

El reciente anuncio de la venta de esta central hidroeléctrica (ubicada en Huánuco), por parte de la cuestionada Odebrecht a la multinacional China Three Gorges Corp., podría marcarnos un punto de inflexión en el desempeño de una actividad –la de fusiones y adquisiciones– que entre enero y agosto ha estado un tanto aletargada.

La explicación radica en el monto que esta operación le suma al total registrado durante los primeros ocho meses del año por M&A (que es como también se le conoce al mercado de fusiones y adquisiciones).

Y es que, con sus US$1.400 millones, la futura venta de Chaglla casi duplica lo que hasta ahora se había acumulado en este rubro, de acuerdo a los datos recopilados por la consultora Transactional Track Record (TTR) para Día1.

“Con Chaglla, el mercado de fusiones y adquisiciones en el Perú suma ya US$3.183 millones entre enero y agosto; un 6,6% menos que lo registrado en el mismo período del 2016”, explica a nuestro suplemento la analista RBI para América Latina de TTR, Cristina Sánchez.

Y añade que, en cuanto a número de operaciones, hasta agosto se han reportado un total de 78, es decir; 22,7% menos que en el tramo equivalente del año pasado.

Como se puede verificar, la actividad no venía muy bien hasta la transacción de Odebrecht (cuya concreción, como se sabe, debe superar no pocas restricciones judiciales).Por eso es que la venta de esta central hidroeléctrica genera tanta expectativa en el sector de M&A.

Para Mauricio Olaya, por ejemplo, quien es socio principal del Estudio Muñiz, Ramírez, Pérez-Taiman & Olaya, la operación por Chaglla puede ayudar a destrabar una serie de transacciones en el sector infraestructura, con las que se lograría igualar o superar el monto total acumulado en el 2016, que según TTR fue de US$5.780 millones.

¿De qué operaciones estaríamos hablando? El socio de Consultoría de PwC, Nicolás Oberrath, nos ayuda a esbozar el panorama: “Hay muchas transacciones que se están gestando y que podrían cerrarse en este segundo semestre o, en todo caso, darnos una visión más optimista para el 2018.

Muchas de las constructoras que, de una u otra forma, fueron tocadas por la coyuntura Odebrecht –como Graña, JJC, y demás– estarían evaluando desprenderse de algunos de sus activos”, refiere. Además, Oberrath anota a Día1 que hay varias concesiones (de diferentes tipos de infraestructura) que el Gobierno está comenzando a licitar, como el tercer grupo de aeropuertos regionales, y otras que esperan reactivarse, como Chinchero.

Solo entre ambas, ojo, se sumarían US$800 millones.

En esa línea, el que llamaremos “efecto Chaglla” también podría influenciar positivamente en la viabilización de varios procesos de M&A que están corriendo en el sector de generación eléctrica, donde más de una empresa negocia incorporar socios o vender, debido al estrés financiero y la sobreoferta de energía que existe, por ahora, ahí, como apunta Óscar Trelles, socio del área Corporativa, Financiamientos, Fusiones y Adquisiciones del Estudio Echecopar.

LA DIVERSIFICACIÓN

“Veo con optimismo lo que puede suceder hasta fin de año. En este momento, hay transacciones en curso en casi todos los sectores. Hay mucha actividad. Por eso creo que podemos cerrar el 2017 con números iguales o mejores que los del 2016”, proyecta Mauricio Olaya, cuya firma ha gestionado 19 ‘deals’ por US$2.525 millones, de acuerdo a TTR.

El ejecutivo destaca que, además de las negociaciones descritas líneas arriba, este 2017 estamos viendo que los precios de las empresas peruanas “se han comenzado a sincerar”, esto en referencia a la valorización que tenían hace tres o cuatro años, cuando, producto de la bonanza económica, el mercado de M&A sumó más de US$12 mil millones (ver infografía).

“Se pedían precios muy altos, ahora ya no”, dice, y resalta que hoy están apareciendo fondos de ‘private equity’, y estratégicos, que están a la caza de estas empresas peruanas.

Por si lo dicho no bastara, el especialista del Estudio Muñiz nos recuerda que, para diciembre, debería cerrarse el proceso de venta de los activos pesqueros que tiene en el Perú China Fishery Group (CFG), tras la aprobación del cronograma respectivo por parte del tribunal de quiebras estadounidense.

Como se recuerda, CFG tiene participación en CFG Investments SAC y Corporación Pesquera Inca SAC, por lo que la transacción no debería ser menor a los US$1.000 millones.

Sin embargo, al margen de estas operaciones ‘mamut’, que involucran de US$1.000 millones para arriba, y que de un solo giro pueden hacer saltar a favor la aguja de las fusiones y adquisiciones, tanto Olaya como Roberto MacLean, socio del Estudio Miranda & Amado, consideran que este año muestra, como una de sus características, la diversificación de los sectores en los que se registran M&A.

“Para nosotros, el primer semestre ha estado muy movido, y estoy seguro de que el segundo será igual. Estamos notando que hay mucha dinámica en rubros como agricultura, alimentos, ‘retail’, educación y salud”, reseña MacLean, y apunta que ve oportunidades para ‘private equity’ y fondos de inversión.

“Estamos trabajando en 15 M&A que deberían concretarse entre noviembre de este año y marzo del 2018”, comenta.

La reciente venta de Agrícola Hoja Redonda, por parte del Grupo Breca a la argentina San Miguel (valorizada en US$64 millones), y la del 50% de la clínica Ricardo Palma a los españoles de Quirónsalud, de entre finales del 2016 e inicios de este año, le dan la razón a MacLean. La mayoría coincide en que habrá más sorpresas como estas.

Y, ¿PARA CUÁNDO OTRO RÉCORD?

Salvo que se venda un megaproyecto minero o de infraestructura, difícilmente se superarán los US$6 mil millones por M&A a corto plazo.

El reporte histórico de Transactional Track Record (TTR), que muestra los montos acumulados por fusiones y adquisiciones durante los años 2013, 2014, 2015 y 2016, muestra que, excepto en los años 2013 y 2014 –cuando se registraron operaciones de M&A por US$12.248 millones y US$11.735 millones, respectivamente– el mercado peruano ha fluctuado entre los US$5 mil millones y US$7 mil millones, en promedio (ver infografía).

Roberto MacLean, socio del Estudio Miranda & Amado, explica a Día1 que para llegar a esas cifras récord del 2013 o 2014, durante este 2017, o mirando ya a mediano y largo plazo, tendría que venderse un megaproyecto minero o de infraestructura, uno de esos a los que él denomina ‘mamut’, pues con uno solo ya se acumulan varios miles de millones de dólares al total del año.

Tal fue el caso, por ejemplo, de la venta de la mina Las Bambas (ubicada en Apurímac), por parte de la suiza Glencore a la sociedad que lideraba la china MMG Ltd., anunciada en el 2013 y que implicó una transacción de alrededor de unos US$7 mil millones.

Si uno revisa el ‘pipeline’ de proyectos que podrían equiparar esas cifras en el futuro, debería mirar lo que podría suceder con el destrabe de la venta de los activos de Odebrecht en el Proyecto Especial de Irrigación e Hidroenergético de Olmos (a desarrollarse en Lambayeque), y que, por cierto, tendría opción de ver la luz si llega a buen puerto el pedido del nuevo procurador ‘ad hoc’ para el caso Odebrecht, Jorge Miguel Ramírez, de revocar la resolución que le prohíbe a la constructora brasileña transferir sus acciones en el proyecto.

Otro ‘mamut’ capaz de inclinar la balanza a favor de un récord, de acuerdo a MacLean, podría ser la adjudicación de Michiquillay (en Cajamarca), que ya está programada por Proinversión para noviembre.

Según esta entidad, el yacimiento de cobre posee recursos para comenzar con una producción mínima de 80.000 toneladas por día, lo que significaría una inversión de US$2.000 millones, en promedio.

Cierre 2017

Proyección Cierre 2017

Fuente: PwC - Estudio del 2016

Proyección Cierre 2017

UN AÑO "TIBIO"

Sin descartar la posibilidad de que se concreten estas transacciones, el socio fundador de la consultora Activas Partners, Carlos Niezen, no considera que “veamos mayores sorpresas”, por lo menos durante los próximos tres meses. “El mercado está bastante tibio”, acota. Y añade que se ha sentido una baja en la confianza de los inversionistas que viene, incluso, desde el 2015.

Expectativas al 2018: Estacionados en el ‘media market’

►Ticket de compra medio

Para el profesor de la Escuela de Posgrado de la Universidad del Pacífico (UP), Alfredo Aguilar, hay oportunidades para generar un mayor número de operaciones de M&A, tanto para este año como para el próximo, pero con montos menores a US$250 millones por transacción.

► Se evitará el riesgo

Según Aguilar, quien se basa en el XVI Barómetro de Confianza de E&Y sobre las expectativas en cuanto a operaciones de M&A, los inversionistas podrían descartar las transacciones grandes debido al riesgo –de algunas– por casos de corrupción o conflictos sociales.

Lea más noticias de Economía en...

Leer comentarios ()

Hoy en portada

Subir
Fotogalerías