Exclusivo para suscriptores

/ NoticiasInformación basada en hechos y verificada de primera mano por el reportero, o reportada y verificada por fuentes expertas.

La historia de la familia peruana que vivió tres metros bajo tierra en el óvalo Monitor de Surco en los años 80

Clemente Asto y Dominga Aquino, dos campesinos de la sierra peruana, llegaron a Lima desde Huancavelica. En los años ochenta saltaron a los titulares como la ‘familia topo’ al haberse visto forzados a vivir en un sótano de la hoy conocida vía limeña por un trabajo que quedó impago.

El 18 de junio de 1985, un cronista de El Comercio llegó hasta el óvalo Monitor para escuchar la historia de Clemente Asto. (Foto: Dario Médico / GEC Archivo Histórico)
El 18 de junio de 1985, un cronista de El Comercio llegó hasta el óvalo Monitor para escuchar la historia de Clemente Asto. (Foto: Dario Médico / GEC Archivo Histórico)

En mismo día que la selección argentina de fútbol llegaba a Lima para medirse a la bicolor por las eliminatorias para el Mundial de México 86′, una sorprendente historia llegó a la redacción de El Comercio el 20 de junio de 1985. Al día siguiente, la portada del diario decano recorrió las calles del país contando el testimonio de vida de una familia de Huancavelica que vivió nueve años debajo del busto del héroe Miguel Grau, ubicado en ese momento en el óvalo Monitor Huáscar, en Surco. El lugar habitado por la pareja de esposos estaba tres metros bajo tierra. Allí permanecieron junto a varios animales: una perrita, un gallo y una gallina con sus pollitos.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más
CORRECCIONESEsta nota fue publicada originalmente en diciembre del 2020. Se republica a propósito de la inauguración de las obras en el Óvalo Monitor.

TAGS

CARGANDO SIGUIENTE...