Módulos Temas Día
Módulos Tomas de Canal
larocolaitanola

Domenico Modugno, “Volare” y la canción italiana más conocida en el mundo

Un día como hoy, el 6 de agosto de 1994, “Mr. Volare” emprendió su último viaje. A los 66 años fallecía Domenico Modugno, el autor de la canción italiana más universal. “Mimmo”, como le decían los amigos, se despidió de este mundo en su casa de la isla siciliana de Lampedusa. Hoy le rendimos un tributo con la historia detrás de aquel éxito que lo llevó volando al firmamento.

Un día como hoy, el 6 de agosto de 1994, “Mr. Volare” emprendió su último viaje. A los 66 años fallecía Domenico Modugno, el autor de la canción italiana más universal. “Mimmo”, como le decían los amigos, se despidió de este mundo en su casa de la isla siciliana de Lampedusa. “Ha muerto entre el verde y ante su mar que tanto amaba”, dijo aquel día su esposa, Franca. Hoy le rendimos un tributo con la historia detrás de aquel éxito que lo llevó volando al firmamento.

Sí, es verdad. Esta no es la versión de Modugno, pero ¿quién de nosotros no ha escuchado este cover del grupo francés los Gipsy Kings? Este Volare, de mucha popularidad en Perú, apareció en el álbum “Mosaïque” de 1989 y fue adaptado por los propios miembros de la banda de música gitana. Como señala el libro Popular World Music, del etnomusicólogo Andrew Shahriari, esta canción consolidó la creciente popularidad del grupo, sobre todo en su natal Francia. La letra fue traducida al español, aunque el estribillo permaneció en italiano.

Sin embargo, uno puede encontrar también versiones de artistas de la talla de Ray CharlesPaul McCartney y David Bowie. Incluso, en 1960 se hizo una soberbia versión en salsa (cuando nadie aún la llamaba “salsa”) a cargo de esa notable orquesta puertorriqueña llamada Cortijo y su Combo. Escuchémosla aquí en la voz del gran Ismael Rivera, el popular “Maelo”.

En el Perú, uno de los intérpretes de Volare fue el italiano Piero Solari, quien tantos recuerdos dejó en el país y quien además —si no me equivoco— llegó a cantar esta canción en la ceremonia de inauguración de América Televisión, en el lejano diciembre de 1958. Dicho sea de paso, Piero Solari fue el primer animador de la TV peruana comercial y llegó a compartir escenario junto al propio Domenico Modugno.

Pero, ¿cuál es la versión original?

1958 no fue solo el año del comienzo de la televisión en el Perú, sino también el año de la revolución musical en Italia. La noche del 31 de enero de 1958 en el Festival de San Remo, Domenico Modugno, un actor de escaso éxito hasta ese entonces, presentó una extraña canción que hablaba de un hombre que volaba feliz en el cielo con la cara y las manos pintadas de azul. De hecho, el título de este tema es Nel blu dipinto di blu (En el azul pintado de azul), aunque después fue rebautizado por el mundo como Volare.

Son diversas las historias sobre el origen de esta canción, que fue compuesta por  Domenico Modugno y Franco Migliacci. Sin embargo, la más interesante es la que hace unos años contó el propio Migliacci.

Era un domingo caluroso en la Roma de 1957. Franco Migliacci había quedado con Modugno en esperarlo a él y a dos chicas para ir todos juntos al mar en auto. Pero Modugno nunca apareció. Enfadado, Migliacci compró una botella de vino Chianti, regresó a su apartamento, se puso a beber, se emborrachó y terminó profundamente dormido.

Al despertar, vio en un diario la reproducción de dos cuadros del pintor Marc Chagall: La femme au coq rouge (“Mujer con gallo rojo”) y Entre chien et loup (Entre perro y lobo). Estas dos obras serían la inspiración para la canción. Véanlas.

"La femme au coq rouge" (izq.) y "Entre chien et loup" (der.).

“La femme au coq rouge” (izq.) y “Entre chien et loup” (der.).

En La femme au coq rouge, Franco Migliacci apreció el cielo completamente azul, y en Entre chien et loup le llamó la atención el rostro del artista pintado de azul. Viéndolas, rápidamente tomó un papel y escribió: “Di blu mi son dipinto per volare fino al cielo… io volo nel blu dipinto di blu” (De azul me he pintado para volar hasta el cielo… yo vuelo en el azul pintado de azul).

Esa noche, los dos amigos llegaron a encontrarse en la Piazza del Popolo, en Roma. Luego de que Modugno le pidiera disculpas por no haber pasado con el auto, Migliacci le mostró estas palabras sobre alguien que volaba en el azul pintado de azul. Cuando Modugno las leyó, exclamó: “¡Pero esto será todo un éxito!”. Y fue así como ambos comenzaron a trabajar en la canción: mientras Migliacci completaba la letra, Modugno compuso la música (y también el célebre coro). De ahí que el tema comience así:

Penso che un sogno così (Pienso que un sueño así)
non ritorni mai più,
(no vuelva más,)
mi dipingevo le mani
(me pintaba las manos)
e la faccia di blu
(y la cara de azul)
poi d’improvviso venivo
(de repente fui)
dal vento rapito
(por el viento raptado)
e incominciavo a volare
(y comenzaba a volar)
nel cielo infinito
(en el cielo infinito) 

Nel blu dipinto di blu entró a participar en el Festival de San Remo de 1958. Lo curioso es que ninguno de los artistas de la época quiso cantarla porque la letra les parecía absurda y tonta. Por ello, se le pidió a Modugno que la cantara él mismo, en compañía de un jovencísimo Johnny Dorelli de apenas 20 años (por aquel entonces, cada tema en San Remo debía ser interpretado por dos cantantes).

Aquí están las imágenes de aquel festival de 1958, donde se puede ver primero la interpretación de Johnny Dorelli (0:36) y luego la de Domenico Modugno (1:18). Nótese que en aquellos años el público mostraba su entusiasmo sacando sus pañuelos.

Nel blu dipinto di blu no solo obtuvo el primer puesto de San Remo, sino que tuvo tanto éxito a nivel mundial que Modugno fue invitado al mítico programa The Ed Sullivan Show, el más popular de la TV de Estados Unidos y donde se presentarían años después The Beatles, The Rolling Stones, The Doors, entre tantos otros. Allá la gente lo comenzó a llamar “Mr. Volare”. Más aún, en 1959 la canción obtuvo dos premios en la primera edición de los Grammy: por la mejor canción y por la mejor grabación del año.

Para muchos, los brazos abiertos de Modugno al cantar simbolizaban la apertura de aquellos años de profundos cambios en Italia, un país que buscaba renacer y modernizarse; en otras palabras, volar.

Izq.: Modugno y sus brazos extendidos en San Remo 1958.

Izq.: Modugno y sus brazos extendidos en el Festival de San Remo 1958.

Modugno, nacido en la sureña región de Puglia, logró con su éxito hacer olvidar un poco la tradicional rivalidad entre el norte y el sur de Italia. Así lo cree la cantante Gigliola Cinquetti, nacida en la norteña Verona, quien en un documental recordó: “La canción entusiasmó tanto a mi padre que dijo: ‘¡Yo también soy sureño!’. Todos nos habíamos convertido en sureños, en el sentido de que Volare representaba realmente a Italia. Todos nos sentíamos unidos, como un pueblo, gracias a un hombre que llevaba esta imagen del homo italicus“.

Así que para terminar, aquí les dejo la presentación de “Mr. Volare” en aquel legendario programa The Ed Sullivan Show de 1958, en Nueva York. Que Domenico Modugno siga volando allá en el azul pintado de azul.

Hasta la próxima canción.

Agradecimientos:

Video 1: Mauricio Novoa  / Video 2: luckylouie522

Video 3: flaniman2 /  Video 4: CinecittaLuce

Video 5: reflecteddetcelfer

Michael Zárate – Datos de contacto:

Twitter: @elautista / Linkedin: michaelzarate1

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos

Mantente siempre informado y disfruta de cientos de beneficios exclusivos del CLUB EL COMERCIO

¡SÉ PARTE DEL CLUB EL COMERCIO!

SUSCRÍBETE AQUÍ